• martes, 31 de enero de 2023
  • Actualizado 07:59
 
 

SOCIEDAD

La historia del abogado malagueño que se ganó una céntrica calle a su nombre en Pamplona

El Ayuntamiento le hizo hijo adoptivo de Pamplona justo después del derribo de las murallas del sur de la capital navarra.

Paso de cebra situado en la calle Bergamín con Navarro Villoslada. JESÚS GARZARON
Paso de cebra situado en la calle Bergamín con Navarro Villoslada. JESÚS GARZARON

Todos los pamploneses conocen la calle Bergamín, que está situada en pleno centro de la capital navarra en el Segundo Ensanche, pero no tantos saben quién fue Francisco Bergamín García y por qué el Ayuntamiento le dedicó una calle hace 99 años, en 1923.

Es una calle que está muy cerca de varios negocios que hemos conocido en el apartado de comercio local de Pamplona, como la tienda de galletas Cookie Show, o la tienda Kanek fósiles y minerales.

A partir de 1920 arranca la construcción del Segundo Ensanche de Pamplona, tras el derribo de las murallas que daban al sur de la ciudad. El Ayuntamiento decidió el 8 de junio de 1923 que una de sus calles tomara el nombre de Francisco Bergamín.

El Consistorio pamplonés obsequió al abogado de la ciudad en Madrid, Francisco Bergamín, con una calle en el Ensanche de la ciudad, y además le nombró hijo adoptivo de la capital navarra.

Se hizo oficial con el envío de un pergamino artístico en el que se hizo constar el acuerdo con un obsequio "que muestre de forma ostensible el agradecimiento" de la ciudad.

"Al Excmo. Sr. D. Francisco Bergamín y García, ilustre jurisconsulto, en testimonio de gratitud por sus desvelos en la defensa de los derechos de esta ciudad. El Ayuntamiento de Pamplona y en su nombre el alcalde Joaquín Iñarra. El secretario, Francisco Mata", indicaba la placa de forma textual.

El motivo de la dedicatoria a una persona que no era navarra, sino nacido en Málaga, se debe a que Francisco Bergamín era el abogado del Ayuntamiento de Pamplona en la Corte de Alfonso XIII. Siendo ministro de la Gobernación influyó para que Pamplona pudiese construir el ensanche.

Francisco Bergamín García era malagueño de nacimiento (Ronda, 6 octubre de 1855). Fue poeta, periodista, abogado y político. También fue político conservador y llegó a ser diputado a Cortes y subsecretario del ministerio de Ultramar.

También fue vicepresidente del Congreso, director general de Hacienda, catedrático de la escuela de comercio de Madrid, ministro de Instrucción Pública, senador vitalicio, ministro de la Gobernación, de Hacienda y del estado. Falleció en Madrid el 13 de febrero de 1937.

Siendo ministro de Instrucción reconoció por ley el derecho de Navarra a nombrar maestros. Como abogado defendió al Ayuntamiento de Pamplona y ganó contra los terratenientes del Ensanche. Como ministro de la Gobernación firmó el proyecto de ley que concedía a Pamplona su expansión urbana para realizar el Ensanche.

La inicial calle Bergamín en 1923 era muy corta con solo dos manzanas de casas. Salía de la avenida de San Ignacio y llegaba hasta la carretera de Francia camino de Burlada, hoy Avenida de la Baja Navarra.

La Corporación municipal aprobó el 6 de marzo de 1936 que la prolongación de la calle en una segunda fase del ensanche se llamara también calle Bergamín. El 12 de septiembre de 1951 se decidió que esta prolongación terminase donde hoy empieza el camino de Tajonar, en la calle del mismo nombre.

Hoy la calle Francisco Bergamín tiene casi 900 metros de longitud. Es una de las más largas de Pamplona y discurre paralela a la avenida de Carlos III.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La historia del abogado malagueño que se ganó una céntrica calle a su nombre en Pamplona