SOCIEDAD

Dos fotógrafos navarros relatan su trabajo en los incidentes de Barcelona: "Hubo momentos muy salvajes"

Miguel Osés y Pablo Lasaosa, ambos colaboradores habituales de este periódico, han vivido largas jornadas captando los graves incidentes de la capital catalana. 

El foógrafo navarro Miguel Osés, a la derecha con casco y el peto identificativo, durante una de sus jornadas de trabajo en los incidentes de Barcelona.
El foógrafo navarro Miguel Osés, a la derecha con casco y el peto identificativo, durante una de sus jornadas de trabajo en los incidentes de Barcelona.  

Ataviados con casco, gafas de seguridad y mascarillas. Esta ha sido parte de la protección que los fotógrafos de prensa han tenido que tomar durante las largas jornadas de trabajo para poder cubrir los incidentes ocurridos en Barcelona en protesta por la sentencia del procés

Entre los foto periodistas que han acudido a Barcelona se encontraban dos navarros, colaboradores habituales de NAVARRA.COM, y que ya se habían desplazado a la ciudad condal para otras coberturas como el 1-0 o la celebración de las 'diadas' de los últimos años. "Queríamos cerrar el círculo con lo ocurrido tras la sentencia", explican ambos. 

Se trata de Miguel Osés Muruzábal y Pablo Lasaosa Vidal, pamploneses de 28 y 26 años, respectivamente, que han acumulado decenas de horas por las calles de Barcelona entre contenedores quemados y lanzamientos de piedras para poder captar los mejores momentos de un hecho hisórico. 

Un día antes de que se conociera la sentencia, los dos viajaron a Barcelona. Sabían que 'Tsunami Democrátic', la organización que coordina las protestas, tenía pensada una jornada movida. "Aquel lunes hicimos más de 30 kilómetros andado para poder cubrir todo lo ocurrido en el aeropuerto. Estaban todos los accesos cerrados que hacer casi todos los desplazamientos a pie, junto a pilotos, pasajeros y los propios CDR que acudían a la T1 del aeropuerto del Prat para bloquearla", explican. 

El foógrafo navarro Pablo Lasaosa, durante una de sus jornadas de trabajo en los incidentes de Barcelona. CEDIDA

Para Miguel Osés, aquella jornada fue una de las más intensas que ha vivido en su etapa como profesional, tiempo en el que ha cubierto también incidentes como los de los chalecos amarillos de Francia, protestas en Italia o algaradas en Navarra de todo tipo. "Fueron muchas horas y con momentos intensos, muy salvajes", explica. 

Pablo Lasaosa resalta también los tremendos momentos vividos el viernes y el sábado en vía Laietana o la plaza Urquinaona, donde se concentraron la mayor parte de los incidentes por la cercanía de la zona con la jefatura de Policía Nacional en Barcelona. "El sitio más racional para trabajar podría ser detrás de la policía, porque puedes estar más protegido. Sin embargo, nosotros nos colocamos en medio de manifestantes y agentes, porque es donde se consiguen buenas fotos", explica Lasaosa. 

Ambos acudieron a la Asociación de la Prensa de Barcelona para identificarse como fotógrafos de prensa. Allí les entregaron un chaleco identificativo que les permitió moverse sin problemas y con el respeto de policías y manifestantes por las zonas 'calientes' de los incidentes. También se colocaron el brazalete de Aregna, la asociación de fotógrafos de prensa de Navarra. 

Coinciden en resaltar que lo vivido en Barcelona supera con creces las protestas ocurridas por el G-7, sobre todo por el apoyo que grupos antisistema dieron a la violencia callejera durante el fin de semana. "Hemos vivido jornadas de 15 horas, pero merece la pena", indican estos dos pamploneses apasionados de la fotografía de actualidad. 

Junto a las imágenes que ambos enviaron a NAVARRA.COM, Pablo Lasaosa colaboró también con fotos con El País y Miguel Osés entregó parte de su material a la agencia Gtres, que distribuye el material entre decenas de medios nacionales e internacionales. "Casi no hemos tenido tiempo de ver lo publicado, porque han sido jornadas de más de 15 horas de trabajo", explican. 

Aunque preferirían no tener que volver más a Barcelona por estos problemas, ambos coinciden en que es probable que puedan reproducirse más incidentes. "Estamos pendientes de si se vuelven a convocar nuevas manifestaciones a través de grupos de Telegram y Twitter, que son los dos canales por donde los organizadores convocan y movilizan a la gente", concluyen. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Dos fotógrafos navarros relatan su trabajo en los incidentes de Barcelona: "Hubo momentos muy salvajes"