PREMIUM  METEOROLOGÍA

Fin de la tregua al mal tiempo: la nieve,el viento y la lluvia regresan a Navarra durante el fin de semana

La Agencia de Meteorología ha ampliado los avisos amarillos a Navarra "sin descartar que caigan cuatro gotas en la meseta norte y zona centro".

El tiempo en Navarra, imagen de San Miguel de Aralar. MIGUEL OSÉS
El tiempo en Navarra, imagen de San Miguel de Aralar. MIGUEL OSÉS  

Dos frentes poco activos desplazarán este fin de semana el anticiclón de la mitad norte de la península y dejarán lluvia, nieve en cotas relativamente bajas, descenso de las temperaturas y rachas fuertes de viento en el litoral, mientras que persistirá el dominio de las altas presiones en el resto de España.

La previsión de Navarra para este viernes ha sido de un cielo poco nuboso o despejado con intervalos de nubes altas, excepto en las sierras del noroeste donde habrá intervalos de nubes bajas de madrugada

Las temperaturas mínimas han ido en descenso, excepto en el tercio norte donde se han mantenido con pocos cambios, y máximas en aumento en la mitad norte y con cambios ligeros en la sur. Las heladas han sido en general débiles en el Pirineo y vientos de componente sur flojo.

Las previsiones para este fin de semana en Navarra comienzan en Navarra con intervalos de nubes altas a primeras horas en el norte que estará nuboso. Las temperaturas mínimas en aumento, que será ligero o sin cambios en el sureste y máximas sin cambios.

Heladas débiles en el Pirineo. Viento flojo variable tendiendo de norte a sur a sur y sureste y aumentando al final del día en el tercio norte. 

Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), ha comentado que el primero de estos frentes, asociado a la borrasca Erik, "rozará" el sábado Galicia y las comunidades cantábricas, con las lluvias más intensas en el litoral y rías gallegas, y "dejará al margen" a las demás regiones, marcadas por el tiempo anticiclónico y las nieblas en los grandes valles de los ríos.

La Aemet ha activado avisos amarillos (riesgo) por viento en A Coruña y Lugo, donde se darán rachas máximas de 80 kilómetros por hora; por oleaje en Cantabria, Vizcaya, Guipúzcoa y Asturias, donde las olas podrían alcanzar los 4 o 5 metros, y por nieblas en Mallorca.

El domingo otro frente más activo volverá a dejar lluvias en Galicia y regiones cantábricas, fuertes en el límite más occidental, así como en el resto del extremo norte y alto Ebro, "sin descartar que caigan cuatro gotas en la meseta norte y zona centro".

La cota de nieve se situará entre los 1.500 y los 800 metros en las montañas de la mitad norte, las temperaturas diurnas bajaran de forma generalizada y el viento soplará con intensidad en Galicia -con rachas superiores a los 100 kilómetros por hora- y en las regiones cantábricas, donde llegarán a los 80 kilómetros por hora.

En cuanto al final del fin de semana, el domingo hará rachas muy fuertes de viento del suroeste en la vertiente cantábrica y en Pirineos, por la mañana. Los intervalos de nubes medias y altas aumentando a nuboso o cubierto con lluvias y chubascos que entran de noroeste a sureste, disminuyendo por la noche a intervalos nubosos y cesando las precipitaciones salvo en el extremo norte donde serán débiles, dispersas y menos probables.

La cota de nieve se situará entre los 1700 y 1800 metros bajando hasta 900-1000 metros al final de la tarde. Las temperaturas serán mínimas sin cambios o en ligero aumento, más acusado en la Ribera Baja y máximas en descenso en el norte, en aumento en área de Tudela y con pocos cambios en el resto.

Las mínimas se pueden alcanzar al final del día en el tercio septentrional. El viento de componente sur más intenso en el extremo norte, girando por la tarde a noroeste y, excepto en La Ribera, disminuyendo a flojo.

Ambos frentes "no llegarán" ni a Levante ni a Baleares y Canarias se quedará igualmente al margen, con tiempo muy estable y temperaturas, que al igual que en el sistema Central y litoral mediterráneo, serán más altas de lo normal para la época del año.

Estos datos contrastan con el periodo del 30 de enero al 5 de febrero, en que las precipitaciones fueron generalizadas y afectaron a toda España, excepto algunas zonas del Levante peninsular y el sur de las islas de Tenerife y Gran Canaria, según los datos semanales facilitados hoy por la Aemet.

La próxima semana arrancará con predominio de las altas presiones, nieblas matinales, temperaturas diurnas y nocturnas a la baja y heladas en la meseta y zonas montañosas, una situación que se mantendrá al menos hasta el jueves, en que "los modelos se decantan por dos escenarios distintos".

"Así, unos modelos proponen la llegada de otro sistema frontal atlántico", que el viernes dejaría lluvias en toda la península, más abundantes en Galicia, Cantábrico, Pirineos, litoral catalán y Baleares y que afectarían también a Canarias, mientras que otros "indican que seguirá el anticiclón", ha subrayado Del Campo.

Por lo tanto, "la semana viene seca", aunque en las dos siguientes, y aún con mucha incertidumbre, "podría llover más de lo normal en la vertiente atlántica". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Fin de la tregua al mal tiempo: la nieve,el viento y la lluvia regresan a Navarra durante el fin de semana