PREMIUM  SOCIEDAD

Polémica en Ribaforada: la tradición de manchar las casas de las chicas se convierte en debate nacional

La presentadora Julia Otero ha abierto el debate en su programa y tanto el alcalde de Ribaforada como la Policía Foral han reaccionado. 

Imagen de una de las fachadas manchadas por lo jóvenes de la localidad.
Imagen de una de las fachadas manchadas por lo jóvenes de la localidad.  

Hace decenas de años que en la localidad ribera de Ribaforada celebra una tradición en la noche de Santa Lucía, del 12 al 13 de diciembre, en la que los varones de 14 a 16 años salen a la calle a manchar las puertas de las chicas de su edad con agua, barro, serrín, arena durante tres años consecutivos.

Una tradición que lleva presente varias generaciones y que, a pesar de la denuncia de muchas jóvenes, cada año vuelve a repetirse.

Hasta ahora la polémica tradición denominada por los vecinos como 'Las farinetas' había creado debates internos en el pueblo que no traspasaban las puertas de los bares o casas pero este jueves 29 de noviembre, esta costumbre llegó a convertirse en un debate nacional cuando la presentadora de Onda Cero, Julia Otero, sacó a colación esta costumbre en una sección dedicada a las tradiciones, argumentando que una chica del pueblo había enviado al programa una carta denunciando la situación.

"Hemos recibido esta mañana una carta en la redacción que nos ha dejado muy sorprendidos, es una carta anónima que ha escrito una chica de Ribaforada sobre una tradición en su pueblo que se llama 'La noche de las farinetas'", decía la presentadora.

"Desde hace varias décadas nadie sabe muy bien porqué, la víspera de Santa Lucía, los chicos salen a manchar las puertas de las chicas con agua, barro, serrín, arena. Al principio se dejaba una rosa o un cardo en función de lo que te gustara la chica", decía la carta.

"Solo por ser chicos se creen que tienen derecho a destrozar nuestras puertas. Rompen los porteros automáticos, las puertas y los cristales. Si protestas se burlan en la escuela y al día siguiente nuestras madres se pasan el día limpiando el destrozo. Pedimos ayuda nuestros padres tienen miedo porque la policía y el alcalde lo permiten, no queremos que nos hagan esto solo por ser chicas", leía la presentadora.

REACCIÓN DEL ALCALDE Y POLICÍA FORAL

El programa no ha dejado la polémica ahí y ha llamado al Ayuntamiento de la localidad para hablar con el alcalde, Jesús María Rodríguez, del PSN.

"Es cierto que en los últimos diez años la tradición ha degenerado en gamberrismo. Desde el Ayuntamiento se han tomado medidas para evitar el vandalismo pero manteniendo la tradición, manchar las puertas con agua y serrín que se lava fácilemnte era la tradición pero no como ha habido casos de mezclas con cola de carpintero que provocan cambiar las puertas", decía Rodríguez. 

"Qué barbaridad, ¿cómo toleran eso en Ribaforada?", comentaba Julia Otero. 

Ante la pregunta de qué pasa si eres una chica de Ribaforada y no quieres que ensucien tu puerta, el alcalde respondía que "en un caso un padre llamó y él habló con la quinta y dijo que no quería que se le manchase la puerta, y no lo hicieron".

Sin embargo, la reacción del alcalde no ha sido muy acertada cuando ha dicho que "no hay nadie que no quiera que le manchen la puerta, ya que es una tradición aceptada en el pueblo", como si los vecinos la estuviesen esperando con ansia.

La Policía Foral también ha participado en el debate con Iñigo Nausía como portavoz, que ha admitido que cada año el Ayuntamiento pide refuerzo.

"Se localizan cuadrillas de jóvenes con carretillos de obra, nos constan denuncias relacionadAs con estos hechos. A veces se les sorprende realizando este deslucimiento de las viviendas y se realiza un informe dirigido al Ayuntamiento para que reaccione. Entendemos que este tipo de tradiciones deberían controlarse más con una labor de concienciación de la ciudadanía que con medidas policiales", argumentaba el portavoz del Cuerpo en Navarra.

Los colaboradores de 'Julia en la onda' decían que "las chicas tomaran la revancha con un cubo de harina y agua" y Otero decía que "es inadmisible que en estos tiempos existan este tipo de tradiciones".

REACCIÓN DE LAS CHICAS

Las chicas del pueblo han iniciado una campaña en la que plantean convocar una manifestación para que este año y los siguientes cese esta tradición. Las redes también se han hecho eco del "machismo" de esta celebración y algunos usuarios han entrado en el debate.

"Por fin se abre el debate de 'Las Farinetas' en Ribaforada, no por ser una tradición, tiene que estar bien. Esta tradición tiene que desaparecer ya", comentaba un vecino de la localidad. La presentadora ha sugerido a los medios locales que acompañen a los jóvenes en esa noche para que se sientan intimidados.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Polémica en Ribaforada: la tradición de manchar las casas de las chicas se convierte en debate nacional