SOCIEDAD

Tomás, vecino de Falces ante el confinamiento: "Nos preguntamos por qué aquí, de dónde vienen los rebrotes"

Edurne Olcoz, librera de la localidad, mantiene que "desde que confinaron una clase del colegio empezaron a aumentar los casos y la gente se metió en casa"

Tomás Remón y Edurne Olcoz, vecinos de Falces, unas horas antes de comenzar el confinamiento por los brotes de coronavirus. MIGUEL OSÉS
Tomás Remón y Edurne Olcoz, vecinos de Falces, unas horas antes de comenzar el confinamiento por los brotes de coronavirus. MIGUEL OSÉS  

A Tomás Remón Mendivil, vecino de 64 años de Falces y jubilado del Ayuntamiento de esta localidad navarra, le “extraña que con los pocos casos positivos que hay” vayan a confinar su pueblo, a pesar de que le parezcan “normales” las decisiones que se están tomando desde las instituciones.

El Gobierno de Navarra anunció el lunes que, a partir del miércoles 30 de septiembre a las 00.00 horas Falces y Funes seguirán los pasos de Peralta y comenzarían un confinamiento de siete días. Durante el verano apenas ha habido casos en la localidad de la Ribera Alta; no obstante, la vuelta a la normalidad ha traído consigo un aumento considerable en el número de contagios convirtiéndose de esta manera en el segundo municipio de la zona con la incidencia acumulada más alta en 14 días (1.598 casos por 100.000 habitantes, cuando el Gobierno central considera que hay que confinar a partir de 500).

“Nos preguntamos por qué ha tocado aquí, hemos respetado las ‘no fiestas’ y no sabemos de dónde vienen los brotes. El pueblo está desierto, pero supongo que en todos los sitios será igual”, dice Remón.

Durante la primera ola de coronavirus, fallecieron en la residencia de ancianos de la localidad 13 personas: “Mi madre murió allí y, personalmente, la pena que tengo ahora mismo es no poder ir a visitar a mis hijos con lo cerca que están”.

El hijo de Tomás vive en Peralta, localidad también confinada y donde trabaja en el polideportivo del municipio, mientras que sus nietos siguen también yendo al colegio. “Hablamos por teléfono, nos hemos acostumbrado ya a vernos a través de una pantalla”, afirma.

“Aquí no salimos demasiado porque nos asusta la incertidumbre. Coges miedo, esa es la realidad”, concluye Tomás.

LIBRERÍA EDURNE

La librería de Edurne Olcoz Azcona, situada en la plaza de los Fueros de Falces, lleva abierta desde el año 2001. Aunque durante los meses de marzo y abril decidió cerrar sus puertas por la pandemia, no dejó ni un solo día de trabajar. porque recibió muchos pedidos de los vecinos. “Los 15 primeros días el pueblo estaba muerto; sin embargo, la gente empezó a ver que necesitaba entretenerse en casa” por lo que recibió pedidos de todo tipo, desde prensa hasta material escolar e incluso chucherías.

En estos momentos apenas se ven personas por la calle, ni sentadas en las terrazas de los bares, el ambiente que se respira en el pueblo “es muy raro, no hay nadie en ningún sitio”.

“Falces es un sitio pequeño en el que no hay mucha vida, pero no es normal que esté tan vacío, estamos asustados. Desde que confinaron una clase del colegio empezaron a aumentar los casos y la gente se metió en casa. La verdad es que el pueblo está triste”, cuenta Edurne.

Desde su punto de vista, cree que la solución sería cerrar la hostelería: "No soy quién para decirlo porque yo también voy a los bares, pero creo que es absurdo que sigan abiertos mientras que los parques, por ejemplo, están cerrados. Si cerraran durante una semana sólo iríamos a trabajar y nos iríamos a casa”, reflexiona la propietaria de la papelería.

Edurne considera que muchas de las medidas que se están tomando son "absurdas", ya que en Peralta, a pesar de no poder salir del pueblo, “celebraron una comunión el domingo pasado”.

"De todas formas, los de Peralta no han hecho nada que no se haya hecho en el resto de pueblos durante las fechas de las 'no fiestas'”, recalca esta vecina de Falces.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Tomás, vecino de Falces ante el confinamiento: "Nos preguntamos por qué aquí, de dónde vienen los rebrotes"