• martes, 21 de septiembre de 2021
  • Actualizado 12:20

 

 
 

SOCIEDAD

Catorce municipios euskaldunes de Navarra se quejan de que sus médicos no hablen euskera y piden cambiarlos

Un médico trabaja con un estetoscopio en la consulta de un centro de salud mientras los pacientes esperan en la sala del ambulatorio ARCHIVO
Un médico trabaja con un estetoscopio en la consulta de un centro de salud mientras los pacientes esperan en la sala del ambulatorio ARCHIVO

La Mancomunidad de Municipios Euskaldunes (UEMA) ha lamentado en una sesión de trabajo en el Parlamento Foral que la situación sociolingüística en algunos servicios de los 14 municipios integrantes es “muy grave”.

En concreto, han señalado que en el servicio de Salud, en los municipios vascohablantes “no se respeta el derecho a desarrollarse en euskera en los centros de Atención Primaria” de las localidades de Elizondo, Echarri Aranaz, Irurzun, Lesaca, Leiza y Ulzama.

Además, Aitor Elexpuru ha apuntado que en el ámbito de médicos de familia, en Leiza hay profesionales “que no son capaces de comunicarse en euskera” aunque sí hay profesionales, ha precisado, que “aunque no se ha pedido perfil lingüístico para su plaza, sí se comunican” en esa lengua.

En pediatría la situación “es muy grave” en municipios como Leiza, donde “cuatro profesionales tienen el perfil pero solo uno puede garantizar el servicio en euskera bilingüe”, un profesional que en este momento se encuentra “en excedencia y no se sabe si el que venga atenderá en euskera”.

Elexpuru, además, como alcalde de Bera, ha señalado “ser conocedor de la situación” de su localidad, donde “hay dos pediatras y dos enfermeras y en los cuatro casos son castellanohablantes monolingües”.

También ha precisado que en cuanto a sustituciones y desplazamientos, cuando hay bajas o retiros de profesionales “son situaciones que crean inseguridad porque no se sabrá si la persona sustituta será vascohablante”.

Ha señalado que no pretende usar el término “caos” para la situación pero sí ha apuntado que hay perfiles donde no se cumple el requerimiento lingüístico y se detecta que “en otros servicios habría que garantizar el perfil”.

Ha lamentado por último que desde 2018 a día de hoy no haya “cambios profundos” en la plantilla orgánica ni en los profesionales, una situación que en el caso de Pediatría “se ha retrocedido y con los años queda mucho trecho para que los profesionales de la Salud puedan cumplir su labor en euskera”.

Por su parte, Iraitz Lazkano ha precisado que los municipios vascohablantes son aquellos que tienen a un 70 % o más de personas vascohablantes, y en este momento agrupan a 35.000 personas.

Ha apuntado que hay un concepto “importante en el ámbito sociolingüístico, y que son los pulmones” ya que son “espacios para la pervivencia de una lengua y en ámbitos necesarios”.

Son espacios, ha ahondado, “de pervivencia y de desarrollo de una lengua” y ha recordado que el primer Plan del Euskera habla de que debe cuidarse y reforzarse “el predominio del euskera en espacios de alta densidad”.

Por último, han señalado que se presentaron durante 2019 un total de 71 quejas relacionadas con los derechos lingüísticos, de las que el 53 % correspondían al ámbito de la Salud. De ellas, han señalado, solo cuatro fueron respondidas, “algo inadmisible ya que hay que tener en cuenta las quejas y responderlas”.

Por ello, han realizado una serie de propuestas, entre las que piden que se ponga perfil lingüístico en los centros de las zonas vascohablantes para médicos, pediatras y urgencias para aquellas personas “en atención al público”.

Consideran que solicitar un perfil B2 “es insuficiente” y piden un nivel C1, a la vez que han pedido un plan de acción para que haya plazas bilingües en los próximos años.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Catorce municipios euskaldunes de Navarra se quejan de que sus médicos no hablen euskera y piden cambiarlos