SALUD

Cuando se busca al coronavirus dentro de casa: así se 'rastrean' los posibles casos en Pamplona

El estudio de seroprevalencia en la Comunidad foral vive su segunda oleda de pruebas para conocer la incidencia real de esta cruel enfermedad.

Dos enfermeras acuden al domicilio de dos personas para hacerles el test aleatorio de seroprevalencia. MIGUEL OSÉS
Dos enfermeras acuden al domicilio de dos personas para hacerles el test aleatorio de seroprevalencia. MIGUEL OSÉS  

El estudio epidemiológico sobre la incidencia del Covid-19 en la población navarra continúa su segunda oleada cuyos resultados se conocerán sobre la primera semana de junio.

En el primer muestreo lanzada a mediados de este mes de mayo se concluyó que un total del 5,8% de los navarros y navarras podían haber pasado el coronavirus, un dato superior al de la media nacional pero muy lejos de la denominada inmunidad de rebaño.

Durante estos días, la Comunidad foral, a través de la Atención Primaria, trabaja tomando las muestras de aquellas familias seleccionadas para participar en el estudio serólogico que dará una idea aproximada de la dimensión real de la pandemia que ha golpeado con dureza a España.

Este medio ha accedido, junto a los profesionales sanitarios, a uno de estos hogares ubicados en un barrio de Pamplona en los que se ha practicado esta prueba dirigida por el Ministerio de Sanidad y el Instituto Carlos III.

La muestra correspondiente a Navarra, seleccionada de modo representativa por grupos de edad y sexo, ha abarcado a 2.360 personas, integradas en 761 grupos familiares, a las que se les realizó un cuestionario epidemiológico para conocer si habían desarrollado alguna clase de síntomas compatibles con el Covid-19.

Algunos han acudido a sus centros de salud para ser sometidos a esta prueba voluntaria pero otros, como en el caso de las dos personas que se muestran en las imágenes que acompañan a esta información, los profesionales sanitarios han acudido a su domicilio al enmarcarse dentro de la población de riesgo.

Dos enfermeras se colocan los trajes de protección para acceder al interior de un domicilio en Pamplona. MIGUEL OSÉS

Para tomar las muestras con total seguridad, los sanitarios acuden a los domicilios ataviados con las EPI y realizan, en primer lugar, un test de sangre capilar, obtenido a través de una pequeña punción en el dedo, que permite detectar la presencia de anticuerpos IgM e IgG, que revelan si la persona ha estado infectada por el virus y si se ha desarrollado inmunidad.

Las profesionales sanitarias toman una muestra de sangre por digitopunción a una de las personas del estudio. MIGUEL OSÉS

Además, con el fin de asegurar la fiabilidad de los resultados, también se realiza una extracción de sangre por venopunción para completar el estudio mediante la técnica de inmunoensayo conocida como ELISA, que cuenta con un mayor grado de precisión.

A continuación, se toma una muestra de sangre venosa para afianzar los resultados. MIGUEL OSÉS

De las 2.360 personas que integraban la muestra correspondiente a Navarra, participaron finalmente en esta primera oleada 1.737 personas (el 73,6%), de las cuales 875 han sido hombres (50,3%) y 862 (49,7%) mujeres.

Los resultados preliminares muestran unos datos semejantes en ambos sexos, con una ligera mayor prevalencia de anticuerpos en el caso de los hombres, el 6%, frente al 5,5% detectado en las mujeres, según el análisis llevado a cabo por el Instituto de Salud Carlos III.

Uno de los test rápidos muestra un resultado positivo en el estudio de seroprevalencia. MIGUEL OSÉS

Por su parte, Navarra continúa trabajando en la geolocalización anónima para controlar los contactos de casos positivos de coronavirus a través de una herramienta de geolocalización para tener controlados los contactos estrechos de casos positivos de coronavirus.

Esta geolocalización sería "anonimizada", según explicó la presidenta del Gobierno foral, María Chivite, aunque por el momento no se tienen más detalles.

Respecto a la app creada para el coronavirus en Navarra (Coronatest), el consejero Cigudoso destacó su buena acogida, pero señaló que no era suficiente para aplicar esta geolocalización ya que necesitaría que, al menos, un 40% se la población navarra la hubiera incorporado a su terminal móvil.

Mientras llega una solución 'más tecnológica', la Comunidad foral ha reforzado con medios materiales y humanos este dispositivo de diagnóstico y control de nuevos casos, incrementando tanto el número y supuestos en los que aplicar las pruebas virológicas, como el personal que realiza los estudios epidemiológicos.

Un nuevo equipo de enfermeros y enfermeras de consejo ha reforzado al personal de Atención Primaria y Salud Pública que se dedica a esta tarea.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Cuando se busca al coronavirus dentro de casa: así se 'rastrean' los posibles casos en Pamplona