SALUD

Un estudio navarro confirma que a más comida rápida, peores resultados académicos

El 34 % de los "malos estudiantes" consume este tipo de comida dos o más veces por semana, frente al 10 % del resto.

Un estudiante comiendo comida rápida.
Un estudiante comiendo comida rápida.  

Un estudio de la Universidad de Navarra ha confirmado una relación entre los hábitos alimentarios y los resultados académicos que obtienen los universitarios, al constatar que los que consumen más comida rápida multiplican por 5,37 su probabilidad de sufrir malos resultados académicos.

El estudio, que analiza los hábitos alimentarios de 1.227 estudiantes (479 hombres y 748 mujeres), revela que el 34 % de los "malos estudiantes" consume este tipo de comida dos o más veces por semana, frente al 10 % del resto que opta por ella, ha señalado en un comunicado el centro académico, autor del mismo en colaboración con el Complejo Hospitalario de Navarra.

También concluye que los alumnos con más suspensos realizan menos comidas al día -el 50 % hace tres o menos comidas al día respecto al 35 % en el caso de quienes sacan buenas notas- y que los estudiantes con peores resultados consumen menos fruta, verduras y hortalizas y más bebidas azucaradas -el 40 % toma dos o más de estas bebidas al día, frente al 27 % que obtienen buenas calificaciones-.

La investigación, llevada a cabo dentro del proyecto "Por una comida sana, tú decides", indica igualmente que el 7 % de las estudiantes universitarias tiene sobrepeso frente al 21 % de los hombres.

Al analizar la diferencia entre mujeres y hombres universitarios, confirma que las primeras tienden a reducir el consumo de sal en las comidas, a usar más el aceite de oliva como principal grasa para cocinar y se decantan por la carne de pollo, pavo o conejo (el 66 %); mientras que los hombres optan más por las carnes rojas (el 56 %) y la comida rápida (el 16 % la eligen más de dos veces por semana frente al 8 % de las mujeres).

El director del estudio, el doctor Alejandro Fernández-Montero, ha destacado que aunque la mayoría de los voluntarios presenta un peso normal (el 84 % de las mujeres y el 76 % de los hombres), el 9 % de ellas tiene un peso insuficiente, frente al 3 % de ellos.

"Este dato nos preocupa porque estamos ante una población de una media de edad joven (22 años) que puede considerarse en riesgo de padecer trastornos de la conducta alimentaria", ha precisado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un estudio navarro confirma que a más comida rápida, peores resultados académicos