SOCIEDAD

Un grupo de arquitectos navarros logra la primera calificación de consumo energético casi nulo en España con un bloque de pisos en Lezkairu

El ahorro de energía, certificado por el estándar internacional Passivhaus, es tal que con el calor generado por un secador bastaría para calentar dos viviendas.

Los arquitectos Sara Velázquez, Silvia Mingarro y Germán Velazquez del estudio navarro VArquitectos que ha conseguido la primera calificación de España de consumo energético casi nulo con un bloque de pisos del Soto de Lezkairu. PABLO LASAOSA
Los arquitectos Sara Velázquez, Silvia Mingarro y Germán Velazquez del estudio navarro VArquitectos que ha conseguido la primera calificación de España de consumo energético casi nulo con un bloque de pisos del Soto de Lezkairu. PABLO LASAOSA  

Las casas del futuro ya son una realidad y Navarra se coloca a la vanguardia en diseño y construcción de los nuevos hogares del siglo XXI. Un estudio de arquitectura navarro acaba de conseguir la primera calificación en España del estándar Passivhaus que acredita que el bloque de viviendas que han diseñado para el Soto de Lezkairu tiene un consumo energético casi nulo.

Esto significa que para calentar dos de los pisos diseñados en el barrio pamplonés bastaría con el calor que genera un secador de pelo. Las nuevas viviendas cuentan con 75 metros cuadrados y han conseguido reducir su carga de calefacción a 10 vatios por metro cuadrado, por lo que cada uno de los pisos tiene un gasto de 750W en la carga de calefactor.

El estudio VArquitectos, con sede en Ansoáin, ha logrado este primer reconocimiento nacional según el estándar Passivhaus, un parámetro de construcción surgido en Alemania en 1991 y que ha ido extendiéndose por el resto del mundo. En España, con unas condiciones climáticas y energéticas muy diferentes al del país germano, los trabajos de adaptación para conseguir un consumo casi nulo de energía son muy diferentes, como explica la arquitecta Sara Velázquez Arizmendi a la hora de resumir los retos a los que se han enfrentado con este diseño.

UNA ENVOLVENTE AISLANTE TÉRMICA TODA LA FACHADA

El bloque de viviendas diseñado para una promoción de la compañía Las Provincias en el Soto de Lezkairu cuenta con 29 pisos repartidos en 6 plantas más un ático, además de dos plantas de sótano. En su diseño han trabajado German Velázquez Arteaga, Sara Velázquez Arizmendi, Silvia Mingarro Cuartero y Germán Velazquez Arizmendi.

Una de las mayores dificultades a las que se enfrentaron fue el aislamiento, para el que se ha proyectado una envolvente térmica por el exterior del edificio que no se interrumpe ni en cubierta ni en planta baja. Lo han conseguido mediante una fachada ventilada de aluminio composite, que también cuenta con lana de roca, un raseo hidrófugo, ladrillo macizo, enyesado y un trasdosado de pladur con lana mineral.

Otra de las claves radica en los puentes térmicos, planteados de tal manera que se pueda garantizar que en cualquier punto del interior del edificio se contará con al menos 17 grados de temperatura. Las terrazas se han desvinculado de la estructura interior.

Las carpinterias y acristalamientos de altas prestaciones, basándose en un perfil de PVC y un acristalamiento de triple vidrio con argón, consiguen que el balance energético anual deje por debajo de los 10W/m2 la demanda de calefacción y permiten una alta hermeticidad en el bloque, que ha superado en un test de 'Blower Door' una hermeticidad de al menos 0,6 renovaciones por hora en cada uno de los pisos.

Todo ello está unido a una ventilación mecánica de doble flujo que recupera el calor eficientemente. Esto permite que en invierno el aire de impulsión esté precalentado hasta los 17-18 grados, con lo que el diferencial es de tan solo de 3-4ºC para llegar a los 21 grados de consigna. Con un flujo simple de ventilación habría que subir la temperatura del aire exterior desde los 0ºC en un día de frío hasta esos 21 recomendados.

ADAPTAR LOS PROYECTOS A LOS ACTUALES PARÁMETROS PARA CONSUMIR MENOS ENERGÍA

Sara Velázquez recuerda que este tipo de parámetros energéticos es el futuro, sino ya una realidad, en las construcciones actuales. "Para lograr las reducciones de consumo energético a las que se ha comprometido la Unión Europea, los edificios de consumo nulo son un paso necesario", remarca la arquitecta.

En este sentido, el proyecto que abordan actualmente desde el estudio VArquitectos ahonda en esta misma línea. Diseñan para el barrio de Bolueta, en Bilbao, un bloque de 171 viviendas repartidas en dos torres con 27 plantas que se convertirá en el edificio Passivhaus más alto del mundo hasta el momento.

"Era un proyecto planteado en 2012 con siete torres y un sistema de calefacción que iba a quedarse obsoleto con los nuevos estándares energéticos", recuerda Velázquez, que ha trabajado junto con el resto de profesionales del estudio VArquitectos para lograr un diseño que pueda adaptarse al consumo prácticamente nulo de energía, como ya han logrado por primera vez en España con el bloque proyectado en Pamplona.

FICHA TÉCNICA DEL PROYECTO DE SOTO DE LEZKAIRU

-Promotor: Promociones Las Provincias

-Arquitectos: Estudio VArquitectos, formado por Germán Velázquez Arteaga, Sara Velázquez Arizmendi, Silvia Mingarro Cuartero y Germán Velázquez Arizmendi

-Aparejador: Jose Maria Zuazu Cristo

-Ingeniería: Envés

-Constructora: Construcciones Erro y Eugui

-Fontanería: Fontanería Valencia

-Ascensores: Orona

-Sanitarios: Roca

-Carpintería: Inrialsa

-Aislamiento exterior: Rockwool

-Aislamiento interior: Knauf

-Hermeticidad: Onhaus


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un grupo de arquitectos navarros logra la primera calificación de consumo energético casi nulo en España con un bloque de pisos en Lezkairu