PREMIUM  EDUCACIÓN

Un año de acompañamiento y ayuda: estudiantes de la UPNA se convierten en mentores con niños de Primaria

Los universitarios ha compartido tiempo de ocio con niños de sexto curso de Educación Primaria de tres centros educativos públicos de Pamplona.

Varios niños en una clase mientras les cuentan un cuento. ARCHIVO
Varios niños en una clase mientras les cuentan un cuento. ARCHIVO  

Doce estudiantes de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) han participado durante este curso 2018-2019 en el Proyecto Ruiseñor, un programa de acompañamiento a niños de sexto curso de Educación Primaria de tres colegios públicos de Pamplona: García Galdeano y Vázquez de Mella-Bayonne (en castellano) y Bernart Etxepare (en euskera).

De octubre a mayo, este alumnado universitario se ha convertido en mentor de los menores con quienes han realizado actividades lúdicas y culturales fuera del horario escolar para favorecer así espacios de encuentro cultural, social y de aprendizaje personal, ofrecerles apoyo y mostrarse como un modelo positivo.

El programa está promovido desde la Unidad de Acción Social del Vicerrectorado de Proyección Universitaria y Relaciones Institucionales y cuenta con la colaboración tanto de la Cátedra Unesco de Ciudadanía, Convivencia y Pluralismo del centro universitario como de profesorado del Departamento de Sociología y Trabajo Social (Izaskun Andueza Imirizaldu, Rubén Lasheras Ruiz, Lucía Martínez Virto y Begoña Pérez Eransus).

La octava edición del Proyecto Ruiseñor se clausuró con un encuentro de alumnado, profesorado, madres y padres celebrado en la Casa de las Aguas de Mendillorri, en el que colaboró la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, que ofreció una visita guiada a sus instalaciones.

Este proyecto está englobado dentro de las actividades de responsabilidad social impulsadas por la Universidad Pública de Navarra en el marco de su Plan Estratégico. Colabora, además, la Cátedra Unesco de la Universidad, que forma al alumnado mentor y busca generar espacios de reflexión sobre mentoría social. Con la presente edición, son ya más de 90 las personas mentoras, otras tantas menores y una decena de centros educativos los beneficiarios de esta iniciativa.

ESTUDIANTES QUE PARTICIPAN EN EL PROGRAMA

El alumnado de la Universidad que ha participado en el Proyecto Ruiseñor es, con indicación de la titulación que cursa, el siguiente: Juan Alonso Galar (Trabajo Social), Patricia Asurmendi Nuin (Ingeniería en Tecnologías Industriales), Iván Joao Pérez (Ingeniería en Tecnologías Industriales), Nadia Kostadinova Chimeva (Maestro en Educación Primaria), Daniel Lacheta Lecumberri (Ingeniería en Tecnologías Industriales), Eduardo López Díaz (Ingeniería en Tecnologías Industriales), Jessica Paola Sangucho Romero (Trabajo Social), Ana Sánchez de Badajoz Gómez (Trabajo Social), Andrea Savov Garrote (Maestro en Educación Primaria), Elisa Segovia Tiscar (Trabajo Social), Leire Valencia Salcedo (Derecho) y Eduarda Vela Pons (Trabajo Social).

Alumnado de la UPNA participante en el Proyecto durante la clausura celebrada en Mendillorri.UPNA

El programa pone en contacto a jóvenes con niños de diferentes contextos sociales partiendo de la base de que la relación entre ambos es una buena oportunidad para nuevas experiencias, habilidades y formas de relación interpersonal.

Lo que se busca es que la experiencia beneficie a todas las partes implicadas, las y los menores, sus familias, el centro escolar, el alumnado universitario y la propia Universidad.

MENTORÍA EN CASTELLANO Y EN EUSKERA

La mentoría se realiza en castellano y en euskera (en función del idioma en que está escolarizado el niño) y el alumnado universitario ha recibido previamente una formación sobre cómo afrontar diferentes situaciones con menores o sobre cómo relacionarse con la familia. La labor de acompañamiento consiste en realizar actividades lúdicas y culturales fuera del horario escolar, lo que supone entre dos y tres horas a la semana.

A su vez, desde la Unidad de Acción Social de la Universidad se acompaña al alumnado universitario que realiza la mentoría de manera individual y grupal para generar de este modo espacios de consulta, abordaje de situaciones de dificultad y cualquier cuestión que pueda surgir a lo largo del curso académico.

Ser mentor supone compartir con niños un tiempo y atención de calidad y realizar actividades que favorezcan una mayor diversidad de expectativas y les den la oportunidad de vivir nuevas experiencias vitales.

A la finalización de la actividad, las y los universitarios elaboran una memoria evaluativa de su participación. Quienes participan recibe una beca que tiene por objeto sufragar los gastos que se generan durante la realización de las actividades.

La UPNA está integrado en la Coordinadora de Mentoría Social (junto a universidades catalanas y la Universidad del País Vasco, entre otras) y en la Nightingale Mentoring Network, que reúne a instituciones de nueve países europeos (Alemania, Austria, Dinamarca, España, Finlandia, Islandia, Noruega, Suecia y Suiza); entre ellas, dieciséis universidades.

El Proyecto Ruiseñor nació en 1997 en la Universidad de Malmö (Suecia) como un programa para conectar a menores con sus estudiantes. Esta iniciativa, inspirada en el proyecto israelí Perach, se bautizó con el nombre de ruiseñor, un pájaro que canta maravillosamente cuando se siente seguro. Este nombre está vinculado también a la ciudad sueca, donde nació el poeta Hjalmar Gullberg (1898-1961), quien halló en dicha ave inspiración para sus versos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un año de acompañamiento y ayuda: estudiantes de la UPNA se convierten en mentores con niños de Primaria