PREMIUM  SOCIEDAD

Solo una artista podía despedirse así: la navarra Susana Ortiz deja en su esquela un emotivo mensaje

En el texto publicado en la prensa, recuerda a sus seres queridos, a los que dedica palabras de afecto y amor.

Despedida de Susana Ortiz, con la esquela publicada.
Despedida de Susana Ortiz, con la esquela publicada.  

Hay personas que conservan las ganas de vivir incluso cuando firman su propio texto de despedida, por saber que el punto final se acerca inexorablemente y que pronto habrán de partir.

Ese ha sido el caso de una artista navarra, Susana Ortiz Urbeltz, que murió el domingo en Pamplona pero que quiso dejar un mensaje afectuoso a sus seres queridos a través de una esquela publicada en la prensa navarra.

El texto que escribió es el siguiente: "Ane, cuida a Niko, bonita. Jotis y María, ¡cuidad a mis sobrinos! Jesusiko, sin ti habría durado cinco minutos, amor infinito. Papi, ve quedándote con pistas que esto está lleno de candados. Mami, ya me han dicho por aquí que no hay nadie que se parezca a ti. Gracias por los 45 años que me has regalado, no ha existido mami igual. ¡A bailar!".

Con esta bonita esquela, Ortiz quiso despedirse de un modo muy cariñoso, como así ha sido remarcado en las redes sociales, en las que se han publicado multitud de mensajes de ovación a este emotivo último gesto.

Esta manera tan original de poner una pizca de humor en las necrológicas ha contado con más adeptos en los últimos años, como así lo atestigua Heraldo de Aragón, que recoge algunos de los más impactantes.

En agosto, por ejemplo, un hombre se despidió en Diario de Cadiz con un texto que no dejaba lugar a dudas: "Yo, Javier Martínez Pastor, he muerto". Hay más casos, como el publicado en el 2017 en el que Enrique Aldaz Riera se disculpaba por “morirse sin permiso” y prometía: “No lo hará más”. "Sus afligidos, fundamentalmente él mismo, si pudiera; hijos, Enrique y Elena; sobrinos y demás parientes suplican una oración por su alma", continuaba. Terminaba con un deseo de que sus cenizas fueran esparcidas "en el mismo monte en el que lo fueron las de su madre". Pero añadía: "Si, por razón de la grave crisis que afecta al país, supusiese un excesivo gasto de energía, que le tiren al Llobregat".

"ME LO HE PASADO MUY BIEN"

Heraldo de Aragón recuerda otros, como el de E. de Zarauz, que pedía “un donativo para Médicos sin Fronteras”, en vez de “flores o coronas”. Y a continuación, sintetizaba su vida: “Me lo he pasado muy bien”.

Y hay otros que lo que intentan es dejar las cosas bien atadas antes de partir, diciendo las verdades que sufrió en vida, como Soledad Hernández Rodríguez, en cuya esquela perdonaba a "los familiares que la abandonaron cuando más les necesitó, "sus hermanos Juan y Manuel Hernández Rodríguez y su hija María Soledad García Hernández, por su absoluta falta de cariño y apoyo durante su larga y penosa enfermedad".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Solo una artista podía despedirse así: la navarra Susana Ortiz deja en su esquela un emotivo mensaje