PREMIUM  CULTURA

Patrimonio reconoce que olvidó 12 años la talla de San Jorge de Estella: "No podemos controlarlo todo"

Forma parte del Patrimonio Cultural de Navarra pero el organismo no la tenía controlada desde 2006: "Es algo único, a partir de ahora se van a hacer las cosas mejor".

El director del servicio de Patrimonio Histórico del Gobierno de Navarra, Carlos Martínez Alava, junto a la talla de San Jorge, que se encuentra en proceso de recuperación. PABLO LASAOSA
El director del servicio de Patrimonio Histórico del Gobierno de Navarra, Carlos Martínez Alava, junto a la talla de San Jorge, que se encuentra en proceso de recuperación. PABLO LASAOSA  

Navarra ya tiene su propio Ecce Homo. La escultura de San Jorge que tanto revuelo ha provocado durante los últimos meses, se encontraba hasta ahora situada en la capilla de la Parroquia de San Miguel de Estella.

A pesar de formar parte del Registro de Bienes del Patrimonio Cultural de Navarra y estar declarada bien inventariado, la organización no la tenía controlada desde 2006 y ha afirmado que "no se tenía constancia de que se iba a restaurar". "No podemos controlarlo todo". 

El director del servicio de Patrimonio Histórico del Gobierno de Navarra, Carlos Martínez Alava, ha reconocido que "en este caso en concreto se han dado circunstancias que no son fácilmente explicables, puesto que es una pieza documentada, no es pequeña, es importante y estaba a la vista de todos", ha expresado.

A partir de este caso, lo que quieren es pensar "que es algo único que ha pasado esta vez" y que "a partir de ahora se van a hacer las cosas mejor". "Esto te hace pensar como es posible que haya pasado esto sin darnos cuenta", ya que según Martínez Álava, "las vías de comunicación son muy fluidas".

La vuelta de la imagen a su estado anterior podría estar finalizada dentro de dos o tres semanas, tras la "minuciosa" labor que están llevado a cabo profesionales de la sección de Registro, Bienes Muebles y Arqueología del Servicio de Patrimonio Histórico.

La recuperación de la imagen se está haciendo de manera manual con algodones y acetona, un proceso que comenzó a finales de agosto después de numerosos estudios que se estaban llevando a cabo desde finales de julio. 

"Todavía no han tomado la decisión sobre qué sucederá con la pieza. Mientras tanto permanecerá en los laboratorios de la sección de Registro, Bienes Muebles y Arqueología, tras el proceso de recuperación la figura regresará a la parroquia de Estella", ha explicado.

Los técnicos están sacando a la luz las policromías originales que estaban antes de la intervención, recuperando las capas originales, aunque, según ha reconocido, se han perdido "algunos porcentajes de policromías, sobre todo las más inestables, las que más riesgo corren de caerse con un trato indebido".

Pese a esto ha remarcado que tienen "conocimiento suficiente de cómo eran las capas, los componentes, por lo que el proceso puede continuar".

En este tiempo se han encontrado algunas sorpresas como la propia composición de la escultura, en la que han encontrado piezas de nogal unidas con una especie de clavos largos, según Martínez.

El director del servicio ha añadido que en los estudios radiológicos aparecieron "un montón de clavos por la cara y el torso de los que no se tenían constancia".

LA ESCULTURA 

La talla de San Jorge a caballo se realizó hacia 1500, en estilo gótico hispanoflamenco. Se trata de una escultura de gran tamaño (200x150 cm), realizada en madera de nogal y de unos 250 kg de peso. Representa a San Jorge a caballo abatiendo al dragón. El protagonista está vestido de guerrero, con el yelmo levantado, de modo que deja ver su rostro.

Su autor es desconocido pero parece que pudo ser el maestro Tarín, natural de Zaragoza y afincado en Estella, autor de varias obras de las iglesias de esta localidad y de localidades vecinas, como el San Miguel titular de la parroquia o los Santos Juanes de Muruzábal. Sin embargo, de las tablas pintadas y del policromado se encargaba Diego Polo, un artista puentesino que trabajaba junto al escultor.

SANCIONES

La Dirección General de Cultura ha iniciado un expediente sancionador a la Parroquia de San Miguel de Estella y a la empresa Karmacolor como presuntos responsables de una infracción administrativa grave en materia del Patrimonio Cultural de Navarra por el repintado de la imagen de San Jorge de Estella, y propone una sanción de 6.010 euros a cada entidad. 

El coste de las acciones encaminadas a la restitución y restauración de la talla de San Jorge corren a cargo de la parroquia de San Miguel de Estella por realizar "una intervención que no ha seguido los estándares propios de una restauración de Bienes Culturales" ya que "se han utilizado materiales y procesos completamente incompatibles con la restauración de obras de arte".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Patrimonio reconoce que olvidó 12 años la talla de San Jorge de Estella: "No podemos controlarlo todo"