EDUCACIÓN

Una escuela infantil de Pamplona arranca el curso con importantes cambios en sus módulos para lactantes

El objetivo final es que el espacio acoja a 96 menores de 0 a 3 años, 64 a jornada completa y 32 a media jornada.

Un niño juega en una guardería (escuela infantil) para niños de 0-3 años en una guardería. ARCHIVO
Un niño juega en una guardería (escuela infantil) para niños de 0-3 años en una guardería. ARCHIVO  

La Escuela Infantil Goiz Eder en el barrio de Rochapea ha iniciado este curso 2020-2021 con cambios en los espacios de su módulo de lactantes caminantes.

La convivencia este curso de dos modelos lingüísticos, euskera y castellano con inglés ha derivado, por cuestiones pedagógicas, en unas obras realizadas durante este verano, y finalizadas antes del inicio de curso, para habilitar un nuevo dormitorio y adecuar espacios. El presupuesto de esta primera fase de obras ha ascendido a 48.275,35 euros.

Los trabajos se han concentrado en los antiguos módulos de lactantes y caminantes, que este año, debido a la convivencia de dos modelos lingüísticos, se transforman en lactantes – caminantes (castellano con ingles) y lactantes – caminantes (euskera).

El único dormitorio que había se ha dividido en dos, uno con cunas y otro con camas – colchón. Esa división se ha realizado mediante un tabique separador con puerta corredera anti-atrapa dedos y una ventana con persiana en los espacios que han surgido y que no contaban con ventilación al ser antes una única zona.

También se ha eliminado un almacén del módulo de lactantes para incorporarlo al dormitorio y, de este modo, permitir un mejor aprovechamiento del espacio.

Durante la actuación, se ha incorporado el mobiliario necesario para la transformación de esos espacios, como un mueblo biberonero, una plataforma en el comedor que ayuda a las tareas de comida y otros muebles separadores entre aula y comedor que, aun siendo el mismo espacio, necesitan de dicha posibilidad de diferenciación.

También se ha ejecutado un tabique que separa los dos comedores actuales, revertiendo esta actuación al proyecto original y recuperando estos espacios como taller, tal y como era su idea primigenia.

Por último, se han pintado las paredes de todas aquellas zonas en las que se ha actuado para dejar los espacios homogéneos y listos para poder acoger a los niños y niñas en el nuevo curso escolar.

Estos trabajos tendrán su continuidad el próximo año, con una segunda fase de obras, en los módulos de medianos y mayores, ya que el curso que viene llegará a ellos la convivencia de los dos modelos lingüísticos que oferta el centro en la actualidad.

El objetivo final, una vez que se lleve a cabo la transformación del centro a escuela con modelo castellano con inglés, es que la Escuela Infantil Goiz Eder acoja a 96 menores de 0 a 3 años, 64 a jornada completa y 32 a media jornada.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una escuela infantil de Pamplona arranca el curso con importantes cambios en sus módulos para lactantes