• martes, 28 de septiembre de 2021
  • Actualizado 10:28

 

 
 

SOCIEDAD

La ermita navarra que puede tener una nueva oportunidad tras 80 años de abandono

La ermita del poblado de Vergalijo, en estado de abandono desde los años 40, va a ser rehabilitada por iniciativa de sus propietarios, la familia Guardiola Martínez-Tenorio.

Imagen de la ermita de Vergalijo, en el término municipal de Miranda de Arga. CEDIDA
Imagen de la ermita de Vergalijo, en el término municipal de Miranda de Arga. CEDIDA

La ermita de Nuestra Señora de la Asunción de Vergalijo, situada en el término municipal de Miranda de Arga, va a vivir una nueva etapa.

Fray Ibán de María Guardiola Martínez-Tenorio, fraile de los Hermanos Fossores de la Misericordia y bisnieto del último propietario de la ermita, don Jesús Yuste, ha manifestado el deseo de la familia de conservar y rehabilitar dicha ermita, que data de 1909 y es de estilo gótico. 

La ermita fue adquirida por Yuste en 1916, antes de la muerte de don Felipe Modet e Ibargoitia, fundador del poblado de Vergalijo, y aunque la estructura ya estaba construida, era don Jesús Yuste quien debía hacerse cargo de los pagos de la decoración artística del templo, como el sagrario o los retablos. 

Tras el auge de Vergalijo, donde vivían los trabajadores de las fincas de Modet y donde se podían encontrar todo tipo de servicios, incluida la ermita; en los años 40 los habitantes fueron desapareciendo y el poblado, que había llegado a tener 150 habitantes, quedó prácticamente vacío.

Esta despoblación hizo que la ermita de Nuestra Señora de la Asunción, en la que en épocas anteriores se habían celebrado bodas, bautizos y entierros, fuera quedando en desuso hasta su abandono actual.

La familia Guardiola Martínez-Tenorio, tras contactar con los herederos de Felipe Modet y actuales propietarios de las tierras en las que se encuentran la ermita, han expresado su deseo de rehabilitar la ermita, ya que, según Ibán de María Guardiola, " queremos recuperar la ermita para que tenga culto y para que la pueda disfrutar el pueblo, que para eso se hizo".

Este proceso sería fácil si no fuera porque, aunque la ermita es propiedad de los Guardiola Martínez-Tenorio, la loma en la que se encuentra la ermita y el resto de la finca son de los herederos de Modet, por lo que necesitan un acuerdo para que el proyecto salga adelante.

Para poner en marcha esta rehabilitación, los Guardiola Martínez-Tenorio se han puesto en contacto con el administrador de los herederos de Modet, Félix Chueca, quien hace de interlocutor entre ambas partes.

Según cuentan los propietarios de la ermita, "los herederos están por la labor de permitir las obras de rehabilitación de la ermita en sus tierras y hay mucha colaboración entre ambas partes, pero necesitamos la autorización definitiva por escrito".

El proyecto de rehabilitación de la ermita de Nuestra Señora de la Asunción de Vergalijo, que data de 1909, es muy ambicioso porque el templo está muy deteriorado tras muchos años de desuso. Aun así, los planes se basan fundamentalmente en la consolidación, para no perder lo que ya está hecho.

"Nuestra prioridad es conservar los elementos que se puedan, como la torre de la ermita, porque hay partes, como los tejados, que no es seguro que se puedan recuperar", explican los Guardiola Martínez-Tenorio.

 Además, los trabajos incluirán la retirada de la tapia de la puerta, que se colocó tras sufrir diversos actos de vandalismo, entre otros, el robo de la campana de la ermita en 2014.

La familia explica que el proyecto "va a suponer una gran inversión y, aunque hayamos decidido destinar nuestro patrimonio familiar a esto, una aportación no está de más y solicitaremos todas las ayudas que podamos".

En los planes de Ibán de María Guardiola se encuentra la adecuación de la loma de la ermita para que se pueda hacer de ella un lugar de ocio, para romerías o actos en la ermita.

El objetivo de la familia es que la ermita de Nuestra Señora de la Asunción "se convierta en un símbolo turístico de Miranda de Arga y que la gente venga al pueblo".

Además, Guardiola explica que a la gente "le gusta mucho la ermita de Vergalijo" y destaca que una imagen de dicha ermita ganó el V Concurso de Fotografía Nocturna de Civivox.

En cuanto a la reacción de la población de Miranda de Arga, Ibán de María Guardiola cuenta que "el alcalde, Francisco Gil, está muy ilusionado con el proyecto y espera que el acuerdo llegue cuanto antes para que se ponga en marcha".

Además, explica que "la gente ha recibido la noticia con muchísima ilusión, porque mucha gente del pueblo se ha casado ahí o se ha bautizado, y forma parte de su historia personal".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La ermita navarra que puede tener una nueva oportunidad tras 80 años de abandono