PREMIUM  TIEMPO

Navarra, 'en el epicentro' de la brusca bajada de temperaturas que reducirán las máximas a la mitad

AEMET ha destacado que Pamplona pasará de una máxima de 32 grados este martes a menos de 16 durante el miércoles, con lluvias previstas.

Un trabajador limpia la marquesina de un anuncio publicitario en el centro de Pamplona bajo el sol de las últimas jornadas. Archivo / EFE
Un trabajador limpia la marquesina de un anuncio publicitario en el centro de Pamplona bajo el sol de las últimas jornadas. Archivo / EFE   jesus diges

Navarra va a pasar en menos de 24 horas de estar a temperaturas superiores a 30 grados a no rebasar los 15 de máxima, un bajón drástico que se sentirá desde el próximo miércoles.

El portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Rubén del Campo, ha avanzado que se espera una bajada generalizada de las temperaturas en toda España, excepto en el litoral mediterráneo. "El descenso puede ser extraordinario, sobre todo en Navarra, La Rioja, País Vasco y norte de Aragón".

"De hecho, en Pamplona este martes se espera una máxima de 32ºC mientras el miércoles no superarán los 16ºC", ha subrayado Del Campo, que en general contempla que los termómetros desciendan en torno a 15 grados en buena parte de la Comunidad foral el miércoles.

Por ejemplo, en el caso de Tudela se pasarán de 35 grados el martes a 20 como máxima en la jornada del miércoles, que además se prevé que estará pasada por agua con lluvia a primeras horas del día.

De esta manera, el episodio de altas temperaturas que comenzó este viernes terminará el miércoles en toda España, cuando se esperan descensos significativos de los termómetros que descenderán entre cinco y quince grados centígrados en dos días y de nuevo se podrán registrar nevadas en zonas de alta montaña, según AEMET.

FINALIZA EL EPISODIO DE CALOR

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha destacado a Europa Press que este fin de semana se han superado los 38 grados centígrados en varios puntos del tercio sur y que, incluso, se ha registrado un récord de temperatura máxima en La Coruña-aeropuerto, con un valor que no se superaba desde hace diez años.

En concreto, ha señalado que el 31 de mayo se llegó en el aeropuerto de La Coruña a 33,6 grados centígrados, un récord absoluto para el mes de mayo en los 47 años de datos acumulados en esta estación meteorológica desde que entró en funcionamiento en 1972. Hay que remontarse hasta el 29 de mayo de 2009, cuando se alcanzaron 32,5 grados centígrados para remontarse al anterior récord absoluto de mayo.

Además, sin llegar a récord, en el observatorio de La Coruña se llegó a 33,5ºC el viernes, una temperatura que muy cercana a los 34ºC que se alcanzaron en mayo de 1965, en un observatorio con datos desde 1931.

Asimismo, el portavoz ha subrayado también que este fin de semana se han producido las primeras noches tropicales, con mínimas de más de 20ºC en Canarias, donde fueron generalizadas, y en la Península, ya que en Herrera del Duque este lunes la mínima nocturna no bajó de 21,3 grados centígrados; en Ciudad Real han tenido una mínima de 21,1ºC, y en Navalmoral de la Mata (Cáceres) no descendieron en la pasada noche de 20,8ºC.

Del Campo ha destacado las máximas de este domingo cuando se superaron los 38ºC en Badajoz y Andújar (38,4ºC) y en El Granado (Huelva) que llegó a 38,9ºC, la máxima más alta de estos días. El sábado en Mérida, Andújar y El Granado la máxima fue de 38ºC.

UN CALOR QUE VA A MÁS HASTA EL MARTES

Así, prevé que este lunes siga el calor e incluso aumente en el sureste, en Andalucía oriental, Murcia y Valencia, pero descenderán en el Cantábrico y, ligeramente en Castilla y León, donde en todo caso seguirán siendo altas.

En la meseta norte se llegará a 30 o 33ºC; en el centro peninsular a unos 35ºC y en el sur a 38ºC e incluso se podrá superar este valor de nuevo en Córdoba y Jaén, mientras que en la cuenca del Ebro se alcanzará a 36 o 38ºC. Por su parte, en el Cantábrico las máximas se quedarán en 22 o 24ºC y pueden registrase algunas lluvias débiles en Asturias y Galicia.

De cara a este martes, el portavoz de la AEMET ha pronosticado un "descenso acusado" de los termómetros en la mitad occidental que será "especialmente acusado" en el oeste de Castilla y León y en el interior de Galicia, donde puede bajar entre 6 y 8 grados centígrados.

Por el contrario, aún subirán ligeramente en la mitad oriental peninsular y hará más calor que este lunes en el valle del Ebro, donde se llegará a 36 y 38ºC También se superarán los 35ºC en el interior de la Comunidad Valenciana, en Murcia y en el valle del Guadalquivir.

De este modo, añade que en Madrid se situarán entre 30 y 32ºC; en la meseta norte se quedarán "algo por debajo" de los 30ºC y en las comunidades cantábricas bajarán hasta 20 o 22ºC.

Este martes se esperan también lluvias en las comunidades del Cantábrico y en Galicia y Asturias estas precipitaciones podrán ser persistentes y acumular más de 5 litros por metro cuadrado a lo largo del día y se podrá registrar alguna tormenta en el norte de Castilla y León.

Mientras, en Extremadura se situarán entre 30 y 32ºC y en Sevilla en 33 o 34ºC. En el resto, las máximas estarán en torno a los 32ºC. "En Andalucía y Extremadura la bajada de un día a otro será moderada, de unos cinco grados centígrados, aunque seguirá haciendo calor", ha comentado.

De cara al miércoles, el portavoz ha pronosticado que se espera una bajada generalizada de las temperaturas en toda España, excepto en el litoral mediterráneo. "El descenso puede ser extraordinario, sobre todo en Navarra, La Rioja, País Vasco y norte de Aragón. De hecho, en Pamplona este martes se espera una máxima de 32ºC mientras el miércoles no superarán los 16ºC", ha insistido Del Campo, que en general contempla que los termómetros desciendan entre 6 y 10 grados centígrados en la mayo parte de la Península.

VUELVE LA NIEVE A LAS COTAS MÁS ALTAS

Por otro lado, el portavoz espera precipitaciones el miércoles en el tercio norte, sobre todo en las comunidades cantábricas y en el Pirineo Navarro y Aragonés, donde se podrán alcanzar 10 litros por metro cuadrado, con la particularidad de que, con el descenso térmico, se puede producir algunas nevadas, tanto en la cordillera cantábrica, a partir de 1.500 metros, como en Pirineos, a partir de 2.000 metros de altura.

De cara a la segunda mitad de la Península, Del Campo ha adelantado que las temperaturas volverán a subir el jueves y de nuevo descenderán el viernes para volver a remontar el sábado.

En general, ha puntualizado que las temperaturas se quedarán por debajo de los valores normales en las comunidades cantábricas y en la mitad oeste y se situarán entre 3 y 5 grados centígrados por encima de las comunidades Mediterráneas. Por su parte, en Castilla y León los termómetros se quedarán entre 5 y 10ºC por debajo de los valores normales para estas fechas.

De este modo, ha precisado que en general el jueves y el viernes no se alcanzarán los 30ºC en "casi ningún punto del país" excepto en las comunidades Mediterráneas y que el sábado, de nuevo se podrán superar los 30ºC en el centro y sur de la Península.

Por último, las lluvias volverán el jueves al noroeste y serán persistentes en Galicia y el viernes en las comunidades cantábricas y en Pirineos, así como en las montañas del norte. "No serán extensas ni generalizadas, en todo caso", ha concluido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra, 'en el epicentro' de la brusca bajada de temperaturas que reducirán las máximas a la mitad