PREMIUM  SOCIEDAD

Reconocen los mejores trabajos para poner en valor la experiencia de los mayores en Navarra

La Sociedad Navarra de Geriatría y Gerontología de Navarra ha condecorado a los ganadores de los premios Tomas Belzunegui.

La Sociedad Navarra de Geriatría y Gerontología de Navarra entrega los premios Tomas Belzunegui 2017. IÑIGO ALZUGARAY
La Sociedad Navarra de Geriatría y Gerontología de Navarra entrega los premios Tomas Belzunegui 2017. IÑIGO ALZUGARAY  

La Sociedad Navarra de Geriatría y Gerontología de Navarra ha entregado en el Palacio del Condestable este jueves los premios Tomas Belzunegui correspondientes al año 2017.

El jurado ha estado formado por Tomás Yerro como presidente; Sara Ancín y Cristina Mancebo como vocales de la junta directiva de la Asociación de Periodistas de Navarra; Sagrario Anaut, directora de la revista de la Sociedad Navarra de Geriatría y Gerontología "Cuadernos gerontológicos"; y Camino Oslé y Dolores López, como representantes de dicha sociedad.

El Premio en la Modalidad Audiovisual se ha entregado por unanimidad al trabajo titulado "Camposanto". Destacan en este corto el cuidado y el mimo puestos en su dirección y producción para transmitir un profundo mensaje que cala en el alma del espectador conforme va avanzando la historia. La belleza de la imagen y la fotografía, la fuerza extraordinaria de los silencios, la hondura vivencial y el desgarro de la soledad, la muerte y el amor son algunos de sus rasgos más destacables.

Con un 'tempo' lento modulado magistralmente por el sonido, uno de los recursos más singulares de la obra, se narra la historia de José María Aquilue, el protagonista, un pastor que vive solo en Belsue, siendo también el último morador de este pueblo oscense.

La mirada que recrea en los pequeños detalles que marcan su rutina cotidiana nos traslada a un modo de vivir muy distinto del ajetreado mundo urbanita que nos rodea. Dicho contraste produce, en ocasiones, incluso vértigo.

Camposanto ha sido presentado por el director del corto, Pablo Adiego Almudévar, y junto a él, el resto del equipo: Esteban Álava, Julen Arbiol, Victoria Coronado, María Victoria González, Naiara Flórez e Irene Sánchez.

UN RELATO DE LA POSGUERRA, PREMIO SENIOR

El jurado, tras una intensa deliberación, ha decidido otorgar el premio en la Modalidad Senior al texto titulado “El tío Manuel” de José Luis Abad Peña. El relato está ambientado en un ámbito rural en los años de la inmediata posguerra española, caracterizados por la dureza de la vida, las penurias para sobrevivir recurriendo a veces a comportamientos picarescos y, como contrapunto ejemplar, impregnados a menudo por la cohesión y calidez de las relaciones familiares.

El narrador evoca episodios de su lejana infancia, en la que destaca la figura del tío Manuel, un vecino del pueblo habitual contador de historias para los niños, entre las que brilla con fulgor especial una muy elocuente.

El jurado valora especialmente la precisión y sugerencia del estilo, vehículo muy apropiado para transmitir variados y significativos mensajes: la riqueza excepcional de las relaciones intergeneracional, la necesidad de volver a descubrir la importancia de los buenos momentos compartidos y de las enseñanzas sencillas pero profundas derivadas de la cultura oral, que en la actualidad se halla en vías de extinción.

En la modalidad de Relato Corto y debido a la calidad de los trabajos presentados, el jurado ha decidido otorgar un accésit, además del premio. El accésit se concede a la obra titulada “Tiempo” de Juany Villaplana Merino. Este relato tiene dos protagonistas: Nuria, trabajadora en una residencia de ancianos y narradora de la historia, y Lola, de 88 años de edad, que entra a formar parte de la actividad profesional y también de la vida misma de la cuidadora.

Su encuentro supone un enriquecimiento mutuo; para Nuria, el redescubrimiento de impulsos vitales perdidos; y para la anciana, el consuelo, el cariño y la compañía en un tiempo azotado por el olvido. El jurado valora de manera especial la reivindicación del trabajo realizado por tantos y tantos profesionales dedicados a la atención y al cuidado de los mayores, la función benemérita desempeñada en general por los centros geriátricos y de manera muy particular la aplicada a las personas afectadas por enfermedades neurodegenerativas tan invalidantes como el Alzheimer; asimismo, la necesidad de que las residencias sean espacios hogareños donde fluyan las visitas de carácter intergeneracional, que conectan el pasado de tantas personas con su presente y su futuro.

EL MEJOR RELATO, PARA IONE GÓMEZ ELDUAYEN

El primer premio en la modalidad abierta de Relato Corto recae en la narración titulada “Carteles, viernes y otras formas de cambiar la vida” de Ione Gómez Elduayen. Con un estilo nítido, ágil, dinámico y a la vez cercano y emotivo, el lector penetra en la vida de Laura, la protagonista, cuyo monólogo, entre bambalinas, le permite revivir todos los pensamientos, emociones y episodios que precedieron a su debut como actriz de teatro el día del estreno...

El jurado valora además, y de modo destacado, el dinamismo, la fuerza y la positividad del personaje, la ternura acreditada en la relación familiar con sus nietas, el deseo de aprender que no tiene fronteras vinculadas a la edad y el enriquecimiento que supone lanzarse a nuevas aventuras culturales y vitales.

En la modalidad de periodismo escrito el jurado ha decidido otorgar un accésit, que recae en la entrevista realizada por Íñigo Salvoch al doctor psiquiatra Vicente Madoz Jáuregui. El jurado considera que esta entrevista recoge la semblanza del doctor que en sí misma constituye un valioso y enriquecedor testimonio, y además facilita numerosas claves de posibles maneras de afrontar positivamente la jubilación. El jurado destaca la calidad literaria de la entrevista, la cercanía y complicidad entre el entrevistador y el entrevistado y, por último, la riqueza de las ideas expresadas.

El jurado ha decidido otorgar el primer premio en Periodismo escrito al reportaje-entrevista titulado "Carmen Sagone, la estudiante sin límite", publicado por Unai Yoldi. La protagonista de esta historia es Carmen Sagone, que con 87 años recibe el título universitario de graduada en Historia del Arte por el centro asociado de la Universidad Nacional a Distancia (UNED) de Pamplona, siendo este su segundo título universitario, cursados ambos a edad madura. El ejemplo de Carmen muestra que el saber no ocupa lugar y que tampoco está reñido con la edad, por avanzada que ésta sea.

PREMIOS AL MEJOR TRABAJO FIN DE GRADO Y LA  MEJOR TESIS

En la modalidad Premio Universidad al mejor Trabajo Fin de Grado en materia de Geriatría o Gerontología a la estudiante de Enfermería de la Universidad de Navarra, María Echegoyen Pedroarena. El trabajo está titulado “Importancia del cuidado de enfermería ante la soledad del anciano hospitalizado” y dirigido por la profesora Amparo Zaragoza Salcedo.

En la modalidad Premio Universidad a la mejor Tesis Doctoral en materia de Geriatría o Gerontología, se otorga a la investigación titulada “La adaptación psicosocial a la enfermedad y calidad de vida de familiares cuidadores de personas con demencia en el proceso de convivencia. Una propuesta de intervención sociosanitaria”, elaborada por Cristina Lopes Dos Santos en la Universidad Pública de Navarra y dirigida por las profesoras Sagrario Anaut Bravo y Mª Carmen Portillo Vega.

Ha Intervenido el presidente de la Sociedad Navarra de Geriatría y Gerontología, Francisco Úriz Otano, quien ha hecho entrega de una Placa Conmemorativa al Club de Lectura Fácil de Pamplona, por su trabajo para facilitar el acceso a la lectura a personas de diferentes edades y capacidad de comprensión lectora, acercando a los autores y sus obras a los componentes del Club. Han recogido el premio Begoña Echeverría Cilveti y Marcela Vega Higuera.

También se ha reconocido a la Madrina de Honor, Soledad Otano, contextualizando su madrinazgo en la memoria y obra de su marido, que da nombre a los premios. El Presidente de la SNGG le ha entregado un ramo de flores y el alcalde de Pamplona, un alfiler institucional.

Joseba Asirón ha hablado de la necesidad de cambiar la mentalidad de la sociedad para que empiece a comprender a los mayores, de darles el espacio que se merezcan para que puedan contribuir en la historia de nuestros pueblos y ciudades.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Reconocen los mejores trabajos para poner en valor la experiencia de los mayores en Navarra