• miércoles, 30 de noviembre de 2022
  • Actualizado 11:57
 
 

SOCIEDAD

El enorme insecto que ha sido visto en Pamplona: así es la esfinge de la muerte

El llamativo y 'terrorífico' insecto ganó mucha popularidad a raíz de la película El silencio de los corderos.

Esfinge de la muerte africana, recientemente vista en Pamplona en el parque junto al Monumento a los Caídos.
Esfinge de la muerte africana, recientemente vista en Pamplona en el parque junto al Monumento a los Caídos.

En un año atípico en cuanto a temperaturas se refiere, multitud de insectos poco corrientes en esta época del año continúan dejándose ver en los parques y calles de Pamplona.

Uno de estos casos es el de la esfinge de la muerte africana o esfinge de la calavera africana, un tipo de mariposa relativamente habitual en nuestro geografía pero muy poco común de encontrar ya avanzado el otoño, y que sin embargo esta vez sigue presente en puntos de la capital navarra en pleno noviembre.

Un llamativo y 'terrorífico' insecto que alcanza hasta los 12 centímetros de longitud y puede volar a 50 kilómetros por hora, cuyo colores y formas lo han convertido en todo un icono.

Y es que, desde que se tiene constancia, estas especies (atropos, lachessis y styx) han estado asociadas a la muerte por el dibujo que tienen en el tórax y se asemeja a una calavera humana.

Ya más recientemente, a raíz de la novela 'La esfinge' de Edgar Allan Poe y especialmente gracias a la película El silencio de los corderos, la fama de este insecto llegó a cotas altísimas siendo asociadas a una reputación negativa y fuerzas sobrenaturales.

¿POR QUÉ ESTÁ EN PAMPLONA?

La razón por la que las esfinge de la muerte africana ha sido vista en el parque junto al Monumento a los Caídos en Pamplona en pleno noviembre es la migración anual que llevan a cabo estos animales autóctonos de África.

Justo antes de cada verano, estas mariposas emprenden un viaje desde África hacia el continente europeo que puede alcanzar los 6.000 kilómetros de recorrido con su llegada a lugares como Finlandia.

 

No obstante, es más común que la esfinge de la muerte africana no recorra tanta distancia y ponga  sus nidos en el sur de Europa o incluso en las Islas Canarias. Unos nidos a cincuenta centímetros de profundidad bajo tierra que les garantizan la supervivencia para su posterior retorno a África cuando las temperaturas disminuyan en suelo europeo.

Es por ello, que su avistamiento en Pamplona en noviembre no es ni mucho menos corriente pero que debido a las altas temperaturas que hemos experimentado en los últimos dos meses sea esta la respuesta a su, todavía, actual presencia.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El enorme insecto que ha sido visto en Pamplona: así es la esfinge de la muerte