DEFENSOR DEL PUEBLO

El Defensor del Pueblo critica la falta de sensibilidad de las administraciones

Javier Enériz señala que dirige una institución "de control y que molesta en su actividad"

Javier Enériz, defensor del pueblo de Navarra.
Javier Enériz, defensor del pueblo de Navarra.

El defensor del pueblo de Navarra, Javier Enériz, ha lamentado que "gran parte" de las administraciones "siguen demostrando insensibilidad" hacia las recomendaciones y sugerencias que les realiza la institución porque "se han metido en la cabeza el sonsonete de que el Defensor no es vinculante, que no puede obligar y como no puede, no hay que obedecerle ni hacerle caso".

Enériz, en declaraciones a los periodistas antes de comparecer en una comisión parlamentaria para exponer el informe anual de la institución del año 2014, ha advertido de que en "muchos casos" las administraciones no aceptan las resoluciones del Defensor del Pueblo porque "les es más cómodo y termina antes el expediente diciendo que no".

En este sentido, ha remarcado que "todo el mundo" dice que quiere "reforzar" el Defensor del Pueblo, pero que "luego es muy difícil porque es una institución de control y molesta en su actividad porque pide expedientes, investiga, ve actuaciones que no son correctas y se lo dice a las autoridades".

"Entonces, ¿para qué vamos a potenciar una institución que le va a decir a las autoridades lo que hace mal y que además tiene que ser obligatoria?, pues se le deja con ese carácter no vinculante y a otra cosa mariposa", ha expuesto Javier Enériz.

Sobre el informe anual de actividad del Defensor del Pueblo del año 2014, ha detallado que es el año que más quejas recibió la institución, un total de 2.742, además de 1.223 consultas. Asimismo, realizó 21 actuaciones o investigaciones de oficio y 30 propuestas de mejora de los servicios públicos gestionados por los ciudadanos y encauzadas a los órganos de la administración competente.

De este modo, el 2014 fue "un año de muchísima actividad" que, según ha indicado, "contrasta curiosamente" con el 2015, en el que la actividad está siendo "mucho menor" porque es "un año de parón electoral y de cambios de gobiernos".

 "El año 2014 fue un año de muchísima preocupación de los ciudadanos porque había quejas de todo lo que uno se pueda imaginar, quejas relacionadas con aspectos sociales y económicos, que eran las mayoritarias, sobre memoria histórica, euskera, medio ambiente, ruidos o multas", ha explicado Enériz.

LAS ADMINISTRACIONES LE HACEN "POCO CASO"

Sobre la actitud de las administraciones ante sus recomendaciones y sugerencias, el Defensor ha lamentado que "en la mitad" de los casos las administraciones "no aceptan las resoluciones porque les es más cómodo y termina antes el expediente diciendo que no".

"Voy a ser sincero y no andar con diplomacias, la administración nos hacen poco caso, nos ha hecho la mitad de caso en las cosas que hemos dicho", ha afirmado Javier Enériz, para precisar que se han atendido el 50 por ciento de las resoluciones, "en algunos casos menos".

Por áreas, Javier Enériz ha detallado que "ha habido mucha sensibilidad en temas de vivienda, con el consejero Zarraluqui", mientras que, según ha dicho, "ha habido menos sensibilidad, o sensibilidad a medias, en temas de educación".

En temas de salud, ha agregado, "ha habido sensibilidad en las listas de espera porque se daban cuenta de que ahí tenemos un problema", un "problema estructural, sobre todo lo que es traumatología y oftalmología", ha apuntado el defensor.

Según ha indicado, también ha habido "sensibilidad" por parte de las administraciones en "temas de ruido", ya que, "tenemos aporreados a cientos de ciudadanos en sus casas que no pueden dormir y descansar por diversas cuestiones, un bar que te ponen abajo, una fábrica, unos vecinos o bajeras de jóvenes".

En cuanto a las áreas en las que "no ha habido sensibilidad", Enériz ha citado el departamento de Presidencia, Justicia e Interior en los temas relativos a la Función Pública. "Ahí la nota es un cero, porque todo lo que decíamos era no aceptado y a correr, y eso hace que el funcionariado se enfade", ha afirmado.

CONSTRUIR UNA "NUEVA FORMA Y CULTURA DE ADMINISTRACIÓN"

Por otro lado, en su intervención ante la Comisión de Régimen Foral del Parlamento, el defensor se ha mostrado "convencido" de que "uno de los grandes retos del futuro inmediato, que habrá que abordarse sin falta, será el de construir una nueva forma y cultura de administración".

Un nuevo modelo que se traduzca en una administración "para el ciudadano, más próxima, receptiva, empática y conciliadora con él, más eficaz para atender y solventar sus problemas, más volcada hacia el exterior que hacia su interior y menos formalista", ha defendido.

Asimismo, ha considerado que Navarra también tiene por delante "el reto de la convivencia", ya que, según ha dicho, "mientras que no consideremos que la comunidad es un espacio de convivencia común de todos seguirá habiendo quejas sobre la legislación de Memoria Histórica o el euskera".

NO SABE SI CONTINUARÁ COMO DEFENSOR

En otro orden de cosas, preguntado por los periodistas sobre si cree que continuará como Defensor del Pueblo en esta nueva legislatura, Javier Enériz ha contestado que no lo sabe y que será "lo que diga el Parlamento".

"Primero que digan ellos, no voy a decir yo si quiero seguir y el Parlamento diga pues no sigues, y me quede con cara de pavo, o al contrario", ha declarado Enériz, para señalar que está "a verlas venir" y "tan contentos y felices".

LOS GRUPOS DEFIENDEN LA INSTITUCIÓN

En el turno de palabra de los grupos parlamentarios, el regionalista Javier Esparza ha agradecido la "profesionalidad" de la institución y que "no sirva a intereses políticos de determinados grupos que tienen otros caminos para reivindicar".

Por parte de Geroa Bai, Koldo Martínez ha defendido que es "necesario conocer qué es lo que ciudadanos piden y de qué se quejan ante los servicios que ofrece la administración", por lo que a su juicio "el trabajo que hace el Defensor del Pueblo es francamente remarcable".

En representación de EH Bildu, Adolfo Araiz ha considerado que hay "mucho que mejorar" en la administración y se ha mostrado "preocupado" de que "todavía haya administraciones que se nieguen a facilitar información" al Defensor.

Desde Podemos, Laura Pérez ha puesto en valor la labor del Defensor del Pueblo que "vela por defender los derechos de la ciudadanía y el correcto funcionamiento de las administraciones". "Es una institución que debemos seguir potenciando", ha sostenido.

La portavoz del PSN, María Chivite, por su parte, ha remarcado que se trata de una institución "asentada, conocida y que cada vez va recibiendo más peticiones y sugerencias de los ciudadanos, sobre todo, porque es una institución que resuelve y atiende a los ciudadanos".

Finalmente, Javier García, del PPN, ha defendido que el Defensor "debe de alejarse de cualquier posicionamiento político" y ha confiado en que "siga en esa misma línea", mientras que José Miguel Nuin, de I-E, ha valorado "positivamente" el trabajo de Enériz y ha remarcado que se trata de una institución "útil para la ciudadanía y el Parlamento".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Defensor del Pueblo critica la falta de sensibilidad de las administraciones