PREMIUM  SOCIEDAD

El Gobierno foral justifica su encuesta para imponer el uso del euskera: "Hay lagunas en el conocimiento de idiomas"

El director del Instituto de Estadística de Navarra, Pablo Cebrián, ha mantenido que no era "exclusiva" del euskera, aunque 32 de las 61 cuestiones versaban sobre este idioma.

Imagen de varias personas realizando un test de una encuesta ARCHIVO
Imagen de varias personas realizando un test de una encuesta ARCHIVO  

El director del Instituto de Estadística de Navarra (NaStat), Pablo Cebrián, ha negado que la Encuesta Social y de Condiciones de vida correspondiente a 2018 sea "una encuesta exclusiva de conocimiento del euskera" y ha remarcado que "no ha habido instrucciones de ningún tipo" en esta cuestión.

En una comparecencia parlamentaria a petición de UPN, Cebrián ha explicado que el NaStat tiene como objetivo "dar respuesta a las necesidades de todas aquellos departamentos y entidades representadas en el consejo que quieran hacer preguntas a los hogares" para que "las podamos agrupar en la medida de lo posible en una sola".

De esta manera, ha destacado, la Encuesta Social y de Condiciones de Vida "se configura como una serie de preguntas comunes sobre las condiciones socioeconómicas de los hogares" y unos módulos "que en cada modalidad son diferentes".

Así ha explicado que la encuesta de 2017 se dedicó "prácticamente en su integridad a temas de salud", mientras que en 2018 "no hay más requerimientos más allá que el tema de conocimiento de idiomas", en el que se detectó "una laguna" ya que "el tema del conocimiento de idiomas habitualmente se ha obtenido a través de los censos de población que se realizan por el Estado con periodicidad decenal". Una encuesta que el INE no va a realizar en 2021, ha indicado, "con lo cual tenemos que hacer una operación propia".

Así, ha afirmado que hay una "necesidad" para cuestionar sobre el conocimiento de idiomas ya que "no va a haber preguntas en el censo de 2021" y hay un "gran requerimiento por parte de los municipios de esa información".

En este sentido, Pablo Cebrián ha precisado que "no es una encuesta exclusiva de conocimiento del euskera" sino que un módulo de este estudio se dedica a este tema en concreto.

Sobre el uso de datos de ficheros del Servicio Navarro de Salud para la realización de la encuesta, el director del NaStat ha aclarado que "son datos que recoge el departamento de Salud pero no son datos asociados a Salud". Asimismo, ha destacado que la ley foral de Estadística "permite el uso de registros administrativos de otras unidades para fines estadísticos". "Con el fin estadístico podemos usar ficheros de registros administrativo pero no podemos publicar en ningún caso datos individualizados", ha añadido.

Sobre el requerimiento de solvencia técnica, que exigía que el 50% de los encuestadores estuviera en disposición del C1 de euskera, Cebrián ha indicado que "siempre se ha pedido un requerimiento por parte de las unidades que han promovido las encuestas para que se realizase en euskera o castellano en función de la demanda del encuestado". Ha señalado que "unas empresas proveen de esos servicios u otras no", de manera que "exigimos a la empresa una capacitación" para "prestar ese servicio".

Respecto a la "proporcionalidad" del contrato, ha indicado que "tiene una relación con el objeto del contrato porque es una encuesta a la ciudadanía y hay un modulo específico del euskera, pero sobre todo porque es una encuesta a la ciudadanía que tiene derecho a que se le atienda en euskera".

Igualmente, ha recalcado que la exigencia del 50% "no es del personal de la empresa sino de los encuestadores" que se suelen "contratar de forma temporal" porque la empresa "no dispone de esos trabajadores para un trabajo de campo de uno o dos meses". Así, ha explicado que se solicitaron 11 encuestadores de los cuales cinco o seis deberían tener conocimiento de euskera. Al respecto, ha resaltado que en la Comunidad foral "hay más de 18.000 personas en Navarra con el C1, no es un recurso tan limitado como para que no se pueda encontrar".

Por otro lado, ha explicado que en el pliego inicial se incluyeron unas preguntas "que no se realizaron" que "estaban sacada de otros instrumentos sociodemográficos" y que "no justificaban ser pronunciadas". "Si no hay necesidad no podemos preguntar, con lo cual se quitan", ha agregado.

De la misma manera ha asegurado que "no había preguntas sesgadas, había una primera de conocimiento del euskera que daba lugar a un filtro, de manera que la persona que no conocía o no usaba pasaba prácticamente al siguiente módulo".

UPN CRITICA LA ENCUESTA Y GEROA BAI Y BILDU VEN "EUSKARAFOBIA"

En su intervención, el portavoz de UPN, Juan Luis Sánchez de Muniáin, ha reiterado que el requisito de que el 50% de los encuestadores tuvieran el C1 de euskera "ni es proporcional ni está dirigida al objeto del contrato y entendemos que es discriminatorio" porque "coloca en situación de ventaja a las empresas del País Vasco".

Así, ha dicho que si esta condición es ilegal conlleva la nulidad del procedimiento. En cuanto al acceso a datos personales en ficheros de Salud, ha recalcado que en uno de los casos el teléfono obtenido "no es el del menor por el que preguntan sino el del tutor legal", un número, ha dicho, que "solo puede estar registrado si pertenece a una incidencia sanitaria".

Por su parte, el representante de Geroa Bai Jokin Castiella ha acusado a UPN de "descontextualizar" la Encuesta Social y de Condiciones de Vida "para que vayan encajando sus argumentos" que, ha asegurado, "dejan en evidencia su euskarafobia". Ha opinado, que "dentro de todas las funciones del Instituto de Estadística de Navarra entendemos que existe el hecho de investigar cuál es el uso y conocimiento de los idiomas propios de Navarra".

Desde EH Bildu, Adolfo Araiz ha considerado que Cebrián "ha ido desmontando" los argumentos de UPN, que ha calificado como un "planteamiento político". "Lo que están haciendo son suposiciones políticas y lo que les supone un problema es que se pregunte sobre esto", ha criticado. Además, ha destacado que en una encuesta de 2013 "se exigía que el 100% tuviera conocimiento de euskera". "Han dado con este tema como si fuera la piedra filosofal de la actuación del Gobierno pero lo que subyace es la euskarafobia; no quieren saber nada y todo lo que huela a euskera les produce urticaria", ha sentenciado

El parlamentario de Podemos-Orain Bai Mikel Buil ha pedido a Sánchez de Muniáin que pida disculpas a Pablo Cebrián por hacer "este espectáculo" que ha calificado como "un fiasco". Ha criticado que los regionalistas "lo que hacen es denunciar irregularidades que dicen que suceden pero de las que no tienen ningún tipo de constatación, es decir, mancha que algo queda". Buil ha valorado el trabajo del NaStat "porque desde los recortes en 2011 no pudimos medir muchas cuestiones" que se han retomado con el actual Ejecutivo foral.

Asimismo, la portavoz del PSN, Ainhoa Unzu, ha considerado que el NaStat "ha mezclado dos encuestas en una, la de condiciones de vida, con otra de uso lingüístico". Un hecho que ha provocado, ha afirmado, "cierto malestar entre algunos ciudadanos". Asimismo, ha opinado que es "inviable hacer esta encuesta" que ha calificado como "metodológicamente bastante cuestionable", y ha señalado que deberían haber sido dos encuestas separadas.

Ana Beltrán, del PPN, ha afirmado que la encuesta "tiene un interés político" con el objetivo de "enmascarar como encuesta de condiciones de vida" la intención de "buscar y justificar que se habla más euskera del que se habla" porque "están preocupados por los estudios que tenemos que dicen que solamente el 7%" habla este idioma.

Finalmente, el representante de Izquierda-Ezkerra, José Miguel Nuin, ha asegurado que ha quedado "clarificado" que "no ha habido ninguna instrucción de qué hacer, qué preguntas incorporar, etc., lo que hay es un traslado de necesidades de diferentes departamentos". Asimismo, ha asegurado que "siempre ha habido requerimientos" de que en estas encuestas "el entrevistado pudiera realizar la encuesta en euskera y castellano". Unos requerimientos que gobiernos anteriores "no trasladaban a un requerimiento técnico", ha remarcado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Gobierno foral justifica su encuesta para imponer el uso del euskera: "Hay lagunas en el conocimiento de idiomas"