SOCIEDAD

Sin limitaciones: las empresas de inserción laboral podrán contratar a más personal técnico de apoyo

Frente a la limitación máxima de tres personas por entidad, a partir de ahora podrán hacerlo en proporción al número de trabajadores en procesos de inserción.

El Parlamento de Navarra visita la nueva sede de Traperos de Emaús. CEDIDA.
El Parlamento de Navarra visita la nueva sede de Traperos de Emaús. CEDIDA.  
El Servicio Navarro de Empleo (SNE), organismo dependiente del Departamento de Derechos Sociales, ha eliminado definitivamente las limitaciones para contratar a personal técnico de apoyo en las empresas de inserción sociolaboral (EIS).

Frente a la limitación máxima de tres personas por entidad, a partir de ahora podrán hacerlo en proporción al número de trabajadores en procesos de inserción, según recoge una resolución publicada el 28 de mayo en el Boletín Oficial de Navarra.

Para esta labor de acompañamiento, el SNE autoriza este año un total de 700.000 euros, frente a los 400.000 euros que se ejecutaron el año pasado. Asimismo, la aportación por técnico ha subido un 33%, pasando de 18.000 en 2019 a 24.000 euros este año, ha informado el Gobierno navarro en un comunicado.

Además, Empleo también ha modificado las ayudas a inversiones, concediendo 75.000 euros adicionales para que estas subvenciones no solo repercutan en la creación de empleo, sino también en la calidad y mantenimiento de puestos de trabajo.

El SNE también destina este año 2,3 millones a subvencionar a las empresas de inserción laboral los salarios y cuotas empresariales de las personas trabajadoras en procesos de inserción. En total, Empleo ha dispuesto para este recurso 3.075.000 euros en este año 2020.

Con estas modificaciones, el SNS "concluye el proceso iniciado para favorecer la creación de nuevas empresas de inserción y la ampliación del número de trabajadores y trabajadoras". La nueva regulación quedó plasmada en un decreto foral aprobado por el Gobierno de Navarra en diciembre pasado.

En este sentido, la directora gerente del SNE, Miriam Martón, ha indicado que "antes de la pandemia del coronavirus hacía falta ampliar y mejorar este recurso para poder ofrecer oportunidades laborales a las más personas vulnerables". Y ha destacado que "ahora, con la situación derivada del Covid-19, estas empresas del sector de la economía social serán todavía más necesarias en el proceso de reactivación".

En concreto, en Navarra existen nueve EIS (Josenea Bio, Carranza Delgado, Eurolan, Transforma Cuidamos Personas, Ilundáin, Traperos de Emaus, Verazdin, Nabut e Interlantxo), que cuentan con un 30-50% de trabajadores y trabajadoras en procesos de inclusión. La nueva regulación pretende estimular la apertura de centros, más allá de Pamplona y su Comarca, que es donde se concentran seis EIS.

El SNE destinó en 2019 a estas entidades cerca de 2,2 millones de euros para 170 puestos de trabajo, por los que rotaron 240 personas distintas en situación de exclusión. Empleo subvenciona el 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y el coste de la Seguridad Social de estas personas.

Las empresas de inserción social emplean a estas personas durante un periodo máximo de tres años, durante el que el personal técnico de apoyo subvencionado (21 personas) les preparan para poder trabajar en empresas ordinarias. Su inserción posterior en el mercado laboral asciende al 29%, por encima del 10% exigido en la convocatoria. Además, cuentan con otros beneficios asociados, como mejora de la empleabilidad o cotizaciones que conllevan una reducción del gasto en recursos sociales, entre otros.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Sin limitaciones: las empresas de inserción laboral podrán contratar a más personal técnico de apoyo