• viernes, 16 de abril de 2021
  • Actualizado 15:10

 

 
 

SOCIEDAD

Una empresa navarra crea una base de datos con 13.000 cuidadores a disposición de hospitales y residencias

Familiados es una plataforma web especializada en atención domiciliaria para servicios puntuales y urgentes.

La empresa Familiados, creada hace cinco años por un grupo de emprendedores de Pamplona. CEDIDA
La empresa Familiados, creada hace cinco años por un grupo de emprendedores de Pamplona. CEDIDA

La empresa Familiados, creada hace cinco años por un grupo de emprendedores de Pamplona, ha abierto su base de datos, que incluye los perfiles de casi 13.000 personas, a centros sociosanitarios y residencias de mayores españolas para que pueden contratar profesionales durante la emergencia causada por el coronavirus.

Familiados es una plataforma web especializada en atención domiciliaria para servicios puntuales y urgentes, como el acompañamiento a una cita médica o la atención a un enfermo durante una convalecencia, ha explicado a Efe Libertad Pérez, "Libi", encargada de desarrollo social de la empresa.

La idea original era profesionalizar la atención domiciliaria puntual, no a largo plazo, pero la crisis del coronavirus ha trastocado la actividad de esta empresa, como la de tantas otras en España.

La semana previa a la declaración del estado de alarma, en el contacto con los centros y residencias "ya se intuía que algo iba a pasar", ha señalado Pérez, porque se estaban cancelando la mayor parte de los servicios contratados por miedo al contagio.

"Ya veíamos que iba a haber un parón en nuestra actividad normal y pensamos en qué podíamos aportar como empresa del sector para pasar esta crisis de la mejor manera posible", ha afirmado.

Tras ponerse en contacto con las residencias, desde esta plataforma comprobaron que las necesidades de estos centros se centraban fundamentalmente en la sustitución de personal propio, un área que en principio no era la habitual de Familiados pero que ahora gestiona de manera desinteresada.

Así, la plataforma recibe las demandas de profesionales y, tras realizar un primer filtro de perfiles de su base de datos, envía los currículos de manera gratuita para que centros y residencias hagan las contrataciones directamente.

Cuando comenzó la crisis sanitaria, la base de datos de Familiados tenía unos 11.000 cuidadores y cuidadoras. Desde entonces, se ha hecho un importante esfuerzo en ampliarla y en este momento son cerca de 13.000 profesionales registrados, 1.600 de ellos en Navarra.

La mayoría son mujeres, sobre todo con edades de 27 a 50 años y con perfiles profesionales muy variados, como enfermeras, auxiliares de enfermería, técnicos de atención a la dependencia o educadores sociales, porque "cada persona necesita un tipo de cuidado diferente", ha destacado la portavoz de Familiados.

Pérez, con formación de pedagoga, ha estado siempre muy vinculada al sector y ha podido comprobar que el personal de los centros está "volcado" en su trabajo, pero, ha matizado, "eso es algo que ha ocurrido siempre".

"Es un trabajo que tiene muchísima connotación de carga emocional, pero yo creo que eso ha sido siempre así, porque es un trabajo muy vocacional, de gente que tiene esa vocación de ayudar, de cuidar y de acompañar, como siempre lo han tenido", ha apuntado.

Es ese sentido, ha señalado que le ha impactado ver cómo estudiantes del sector sanitario se han ofrecido a trabajar para cuidar a las personas más vulnerables: "Ellos mismos han dicho que aún no tienen el título, pero que tienen experiencia, tienen sus estudios y quieren ayudar".

Los estudiantes "están dando un gran ejemplo y van sin reparos" a las residencias, pero, según ha aseverado Pérez, en algunas provincias están teniendo más problemas para encontrar personas disponibles.

"Incluso hay una parte de profesionales sanitarios que tienen miedo y a lo mejor no se atreven a ir a una residencia en la que hay infectados", ha precisado.

"Evidentemente", ha agregado, "riesgo siempre hay, pero también lo corremos yendo al supermercado".

Pérez ha considerado que los centros de atención sociosanitaria y residencias españolas "están haciendo un trabajo excepcional", aunque es verdad que esta crisis "nos pilló a todos de sopetón y las primeras semanas fueron caóticas".

Al principio, "estábamos todos intentando hacerlo lo mejor posible, pero con un poco de desconocimiento", aunque en este momento, ha resaltado, "se está haciendo una gran labor y la gente lo percibe".

Aunque haya podido haber mala praxis en algunas residencias, Pérez ha opinado que también "se sacan muchas cosas de contexto e incluso hay prensa amarillista".

"Ha habido situaciones duras, se ha pasado mal y se va a pasar, porque esto no se ha acabado aquí, pero en las residencias con las que nosotros hemos trabajado mano a mano yo no he percibido eso. Creo que no es la tónica general", ha concluido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una empresa navarra crea una base de datos con 13.000 cuidadores a disposición de hospitales y residencias