EMPLEO

Empleo formará a 300 personas en cuidados básicos de personas con dependencia para cubrir bajas por Covid

Los únicos requisitos para acceder a la formación son tener competencias básicas (lingüísticas y de electro-escritura) y estar de alta como demandante de empleo.

Varias sillas de ruedas aparcadas en una residencia para personas dependientes. ARCHIVO
Varias sillas de ruedas aparcadas en una residencia para personas dependientes. ARCHIVO  

El Departamento de Derechos Sociales, a través del Servicio Navarro de Empleo, va a formar durante el mes de septiembre a un máximo de 300 personas en cuidados básicos de personas en situación de dependencia.

Las personas que superen este curso engrosarán bolsas de empleo de zona para cubrir  posibles necesidades de contratación en residencias, servicios de atención domiciliaria o centros de día.

“Se van a generar bolsas de empleo de personas mínimamente cualificadas para poder cubrir de manera rápida bajas derivadas de contingencias Covid-19, como pueden ser bajas por enfermedad o aislamientos preventivos”, ha anticipado la consejera Carmen Maeztu en una rueda de prensa mantenida junto con Mirian Martón, directora gerente del SNE, y Luis Campos, director del Observatorio de la Realidad Social.

Los únicos requisitos para acceder a la formación son tener competencias básicas (lingüísticas y de electro-escritura) y estar de alta como demandante de empleo o en mejora de empleo en el SNE. El curso no conlleva certificación de profesionalidad pero está catalogado y las personas recibirán diploma. Los cursos, de 30 horas de duración, serán impartidos en cinco días de una misma semana.

El 31 de agosto comenzarán los dos primeros, en Pamplona y Peralta. El plazo de inscripción ya se ha abierto, a través de la web, en el apartado Formación. En los próximos días se publicarán hasta un máximo de 30 acciones formativas en los ámbitos de las 9 agencias de empleo de Navarra (Tudela, Estella, Alsasua, etc). Habrá 10 alumnos/as por curso.

La medida ha sido coordinada con la Federación Navarra de Municipios y Concejos y cuenta con el apoyo en la gestión de LARES Navarra, la entidad que agrupa a residencias sin ánimo de lucro. “Recurrirán a este listado en caso de que no encuentren profesionales formados, con certificados de profesionalidad de sociosanitaria o módulos formativos. Esta situación se produce sobre todo en zonas rurales y por eso habrá más oferta de cursos fuera de Pamplona y Comarca”, ha explicado la consejera.  

En las 71 residencias, públicas y privadas, de la tercera edad de Navarra, trabajan en torno a 2.000 cuidadores y cuidadoras. Durante la cuarentena, hubo en torno a  500 bajas por Covid-19. Las medidas urgentes aprobadas por el Real Decreto 1/2020 y la Ley Foral 6/2020 permitieron no exigir cualificación a este personal, para que el sector pudiera contratar a personal. A la lista de contratación impulsada por el Departamento durante la pandemia se inscribieron 1.280 personas, 999 de ellas sin titulación. “Ahora contaremos con personas mínimamente formadas”,  ha insistido.   

CURSO DE CUIDADOS BÁSICOS

El curso de cuidados básicos abordará cinco temas, uno por día: cuidados básicos (higiene, prevención, camas, promoción de la autonomía), movilizaciones y actividad física (traslados, cambios de postura, ayudas técnicas), alimentación y medicamentos (dietas, fármacos y primeros auxilios, medidas de aislamiento), enfermedades transmisibles y comunicación y psicología (habilidades sociales, acompañamiento, enfermedades y ética del cuidado). Serán impartidos por docentes especializados y profesionales de residencias.

También serán prácticos (habrá camas articuladas, grúas, sábanas especiales) e incorporan, además, el manejo de equipos de protección individual.

Serán impartidos por Cruz Roja y Areté. En Pamplona, se ofrecerán cursos de mañana y tarde (estos en el centro  Iturrondo de Burlada/Burlata). El SNE-NL cuenta con un presupuesto de 80.000 euros.

La consejera ha animado a la población interesada a inscribirse. “Al margen de la situación de la  COVID-19, tendrán mejor posicionamiento ante ofertas de trabajo y podría ser el inicio de un itinerario formativo sociosanitario”.

INFORME Y PLAN DE CHOQUE

La consejera Maeztu, junto con Luis Campos, han presentado por segunda ocasión en este año un análisis trimestral sobre las transformaciones producidas en el empleo como consecuencia de la crisis Covid-19, correspondiente a los meses en los que la intensidad de la crisis ha sido mayor, concretamente a abril, mayo y junio.

El Observatorio seguirá realizando un seguimiento de la evolución del mercado de trabajo, que posibilite la adaptación de las Políticas Públicas en materia de empleo, mejorando su eficacia y su eficiencia, según ha subrayado Campos.

El informe reitera que se trata de una “crisis sin precedentes”, con “leves” signos de recuperación en junio y julio, que, aunque positivos, se deben tomar con cautela ante la incierta evolución de la pandemia.

La consejera ha destacado la buena posición de la que parte Navarra (CCAA con mayor crecimiento económico, menor tasa de paro y de pobreza en 2019)  y una menor caída del PIB por la pandemia que la media nacional (-18,8% vs 22,1%).

El informe del Observatorio refleja cómo la destrucción de empleo se está cebando en sectores ya afectados por la precarización: jóvenes menores de 25 años de 25 años (+50,8% interanual en paro registrado), población extracomunitaria (+41,5%), mujeres (6.100 inactivas más según la EPA), reducción del empleo temporal (8% menos de afiliados), jornadas parciales (13,6% menos de afiliados). Por el contrario, se mantiene sin variaciones significativas la afiliación de personas con contratos indefinidos y el empleo autónomo, gracias a las medidas excepcionales (ERTES y ayudas COVID-19).

Ante esta situación, el SNE está adoptando medidas que para favorecer el trasvase de población trabajadora a sectores con demanda de empleo (cuidados, agro) o para preparar a la población activa al nuevo mercado de trabajo (competencias digitales, especialización, Este año específicamente destinará cerca de 3.400.000 millones de euros a mitigar la crisis del Covid-19 y a reactivación.

En concreto, para adaptarse a la pandemia y anticiparse a sus efectos, el SNE empleará 1,3 millones de euros: cambios en el modelo de atención a la ciudadanía, fomento de la formación on line – canal on line, adaptación de profesores y alumnado, formación en competencias digitales, formación para personas cuidadoras, mano de obra para el sector agrario y finalización de cursos PIFE.

Otros 2,1 millones de euros se destinarán a medidas extraordinarias de reactivación (Plan Reactivar Navarra) y apoyo a colectivos más perjudicados: mejora de la productividad de las empresas a través de la formación de personas ocupadas, especialmente ERTE; ayudas a la contratación de personas despedidas por la Covid-19 y a todas las personas desempleadas de larga duración; o refuerzo de la contratación en entidades locales.

APOYO EXTRAORDINARIO PARA CONTRATACIONES EN AGRARIA

Dentro de este paquete, en los próximos días, el SNE abrirá el plazo de solicitud de una convocatoria extraordinaria por valor de 100.000 euros para reforzar las acciones de información, orientación profesional y prospección empresarial desarrollada por organizaciones profesionales agrarias.

 “En el Marco de la Mesa de Empleo Agrario, estamos desarrollando desde principio de legislatura un trabajo intenso con las organizaciones agrarias y los servicios sociales para fomentar el empleo en el sector: empleo de calidad, suficiente, activado y formado, con empleadores asesorados”, ha explicado Mirian Martón.

Esta interlocución se ha hecho más necesaria ante la crisis generada por el Covid-19, y ante la aplicación del real decreto de medidas urgentes, que se ha extendido hasta el 30 de septiembre, cuestión que justifica este apoyo extraordinario.

Las subvenciones están dirigidas a financiar la contratación de las personas encargadas de la dirección del proyecto y del personal de orientación profesional o de apoyo administrativo, con un máximo de 39.000, 33.250 y 26.600 euros anuales, respectivamente.

ACCESO A INTERNET Y MATERIAL INFORMÁTICO

Por otro lado, el SNE ha reservado 50.000 euros para garantizar la continuidad de la formación de personas de colectivos más vulnerables (personas perceptoras de Renta Garantizada o Ingreso Mínimo Vital) cuando los cursos pasen a ser impartidos a través de aulas virtuales o teleformación debido a la Covid. El SNE-NL destinará hasta 200 euros por participante a las entidades formativas que consideren necesario dotarles de material informático y acceso a internet (250 personas beneficiadas).

 “El SNE-NL dispone de fondos para canalizar de la forma más productiva la incertidumbre actual. Existen recursos para que la población trabajadora se forme y para apoyar las contrataciones en empresas. Animamos a la población y a las empresas a que recurran este año 2020 a los servicios de empleo”, ha indicado Mirian Martón.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Empleo formará a 300 personas en cuidados básicos de personas con dependencia para cubrir bajas por Covid