SOCIEDAD

"No queremos ser empleados públicos": conductores de ambulancias piden a Barkos que "no les deje sin derechos"

La proposición de ley planteada por el cuatripartito recoge que el personal subrogado “se mantendrá en el puesto de trabajo su plaza hasta que las plazas sean objeto de cobertura".

Concentración de CCOO y UGT contra la ley que 'pretende facilitar' el despido de trabajadores de servicios públicos que sean subrogados. IÑIGO ALZUGARAY
Concentración de CCOO y UGT contra la ley que 'pretende facilitar' el despido de trabajadores de servicios públicos que sean subrogados. IÑIGO ALZUGARAY  

Una representación de los trabajadores del transporte sanitario urgente ha defendido que la subrogación conlleva "el mantenimiento de las condiciones laborales y salariales" de la anterior empresa” y ha pedido a los parlamentarios que no se “inventen” una ley para dejarles “sin derechos”.

“Ni queremos ni podemos ser empleados públicos, solo queremos que ustedes cumplan la ley y no se inventen una para dejarnos sin derechos y podernos despedir”, ha afirmado en nombre del comité de empresa de CCOO Cecilio Aperte, que comparecía en una sesión de trabajo parlamentaria junto a delegados de UGT y ELA. 

Según ha explicado, la proposición de ley planteada por el cuatripartito recoge que el personal subrogado “se mantendrá en el puesto de trabajo su plaza hasta que las plazas sean objeto de cobertura mediante la normativa de función pública que resulte de aplicación”.

“Ese es el problema, que ya están cubiertas con personal subrogado que tiene un contrato indefinido al que es de aplicación el Estatuto de los Trabajadores”, ha advertido.

En palabras de Aperte, esto podría provocar que las nuevas plazas resulten cubiertas por personal de nuevo ingreso, ajeno al personal internalizado, manteniéndose así una “duplicidad de puestos”. 

“Si lo que se pretende cuando se produzca tal situación, como parece, es extinguir las plazas ocupadas por el personal subrogado se estará despidiendo al personal sin causa alguna de las previstas en el ordenamiento laboral”, ha destacado.

Tras reiterar que “la subrogación conlleva el mantenimiento de las condiciones laborales que el personal tenía en su anterior empresa”, ha advertido que estos despidos se producirían “en fraude de ley”. 

“Esto no es defendible por los partidos que dicen estar aquí para defender a las personas y a los trabajadores”, ha zanjado Aperte, que ha recordado que CCOO, UGT y ELA suponen el 98% de representación del sector. 

Aperte ha lamentado que el cuatripartito está “inventándose” una ley para “cercenar” sus derechos. “Queremos que nos dejen ganarnos el pan como lo llevamos haciendo desde hace 25 años, independientemente de para qué empresa lo hacíamos en el transporte sanitario”, ha reivindicado. 

En este sentido, ha criticado la actitud de “partidos que dicen representar a la izquierda, que debieran tener como principal misión la defensa de los derechos de la clase trabajadora”. “No somos daños colaterales, son despidos que van ustedes a generar con la proposición de ley que están haciendo”, ha denunciado.

Aunque se ha mostrado partidario de la internalización de un servicio “esencial” que “nunca debería haber sido externalizado”, ha advertido que mediante esta ley, que “no es necesaria ni tiene base en ninguna ley actual”, están “agrediendo y pisoteando” su derecho al trabajo.

La parlamentaria de Podemos-Orain Bai Tere Sáez ha apostado por mantener una reunión entre los departamentos implicados y los representantes sindicales, “para que den una solución real a este tema” y que “no se vulneren” los derechos de los trabajadores.

La regionalista Begoña Ganuza, que ha apoyado las reivindicaciones expuestas, ha considerado que esta proposición de ley “no defiende para nada a los trabajadores”. 

El portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez, ha afirmado que tendrán en cuenta las reflexiones del colectivo y Adolfo Araiz, portavoz de EH Bildu, ha advertido que “no se trata de despedir a nadie”.

La socialista Inma Jurío ha denunciado que “no se pueden vulnerar los derechos de los trabajadores y se les tiene que mantener como personal laboral”.

Por su parte el popular Javier García, que ha compartido “plenamente” lo expuesto por el compareciente, ha considerado que “el Gobierno vuelve a fracasar con respecto a la defensa de los derechos laborales y vuelve a dejar en tierra de nadie a trabajadores”. 

Marisa de Simón, de IE, ha indicado que lo propuesto por el cuatripartito “es lo más justo y equitativo para todos y para todas”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
"No queremos ser empleados públicos": conductores de ambulancias piden a Barkos que "no les deje sin derechos"