SOCIEDAD

Un sindicato abertzale apuesta por que las residencias y sanidad privada pasen al sector público

ELA ha preguntado a los Gobiernos vasco y navarro si se van a quedar "en los aplausos".

Pasillo de la nueva planta de enfermería en la Casa de Misericordia. Cedida.
Pasillo de la nueva planta de enfermería en la Casa de Misericordia. Cedida.

El sindicato ELA ha pedido este viernes que las residencias de ancianos, las subcontratas públicas de limpieza, las ambulancias y la sanidad concertada, que operan en sectores que se han evidenciado como esenciales con la pandemia del coronavirus, formen parte del sector público.

El secretario general de ELA, Mitxel Lankuntza, ha presentado en una conferencia de prensa telemática las propuestas del sindicato para las actividades que la pandemia ha revelado como esenciales como la sanidad, el sector de cuidados, la limpieza, las ambulancias y el sector alimentario.

Son sectores, según ha indicado, con condiciones laborales "precarias" y "duras", en muchos casos "feminizados", en los que se dan "contratos parciales y brecha salarial", además de altas cargas de trabajo, y que merecen una atención "prioritaria".

Ante ello, Lakuntza ha preguntado a los Gobiernos vasco y navarro si se van a quedar "en los aplausos" y "la palmadita en la espalda" por su trabajo en la crisis sanitaria o van a "tomar medidas" para reconocer el valor de esos sectores.

De no hacer esto último, estarían incurriendo "en una gran irresponsabilidad y una gran hipocresía", ha opinado.

Según ha reprochado, constituye una "decisión política" el mantenimiento de una eventualidad "del 40 %" en Osakidetza o que el modelo de residencias de mayores en Euskadi "priorice el negocio".

El plan planteado por ELA para los sectores esenciales demanda la "publificación" de muchos servicios privatizados o subcontratados por la Administración.

Entre ellos, pide a los Gobiernos vasco y navarro convertir en públicos los sectores de cuidados como residencias de mayores, centros de día, hogares y asociaciones de personas con diversidad funcional, pisos de menores y servicios de ayuda domiciliaria, garantizando la subrogación y consolidación del personal.

Lakuntza ha destacado la situación que se vive en las residencias afectadas por el Covid-19 al considerar que se trabaja en ellas sin protección adecuada y ha recordado que ELA ha presentado ocho demandas contra centros residenciales para pedir medidas de seguridad para sus trabajadores. En cuatro de ellas, según ha dicho, los tribunales han dado la razón al sindicato.

También ha afeado al diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, la manera de informar de la Diputación Foral sobre la afección de la pandemia en las residencias del territorio: "Intentar ocultar una mala gestión ocultando datos contribuye a aumentar el miedo", ha dicho.

Entre sus propuestas, el sindicato ha abogado también por "publificar" el sector de ambulancias y "desmercantilizar" la sanidad. En este último ámbito, reclama pasar al sector público servicios sanitarios concertados y "consolidar" a miles de trabajadores eventuales.

Para combatir la brecha salarial de género y la precariedad en el sector de la limpieza, ELA pide que se conviertan en públicas las subcontratas que trabajan para la Administración. Si operan en el sector privado, demanda que estas subcontratas se integren en las empresas principales.

Respecto al sector de la alimentación, otro "servicio esencial" en esta pandemia, ELA ha exigido una retribución mensual adicional de 500 euros para sus trabajadores, con el fin de compensar las grandes cargas de trabajo de este periodo y un aumento salarial estructural del 25 % para acabar con la brecha salarial, entre otras medidas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un sindicato abertzale apuesta por que las residencias y sanidad privada pasen al sector público