• martes, 03 de agosto de 2021
  • Actualizado 06:24

 

 
 

SOCIEDAD

Un sindicato abertzale convoca una huelga para exigir que el sector de cuidados sea "público y gratuito"

A su juicio, "el modelo de cuidado ya agotado ha mostrado sus límites más claramente que nunca en el seno de esta pandemia".

Un hombre en silla de ruedas. ARCHIVO
Un hombre en silla de ruedas. ARCHIVO

ELA ha convocado una huelga general para el próximo 26 de enero en varios sectores de cuidados a personas en situación de especial vulnerabilidad (personas mayores, menores de edad, con diversidad funcional o en riesgo de exclusión social), sectores en los que trabajan unas 5.000 personas, ha afirmado en un comunicado.

Según ha dicho, "es sabido que la mayoría de los cuidados están privatizados o mercantilizados, en manos de empresas privadas, que priorizan el beneficio económico y no el cuidado de las personas". "Y todo ello, además, financiado con dinero público. ¿Cómo una sociedad que se cree avanzada puede aceptar hacer negocio con la vida? El cuidado profesionalizado debe ser público, digno, universal y gratuito", ha expuesto.

A su juicio, "el modelo de cuidado ya agotado ha mostrado sus límites más claramente que nunca en el seno de esta pandemia". "Queremos recordar que un tercio de las personas que han enfermado trabaja en el área de cuidados mercantilizados o recibe dicho servicio. Este modelo de cuidado enferma y mata", ha dicho, para añadir que "es imprescindible desmercantilizar el sistema de cuidado y para ello exigimos la inmediata publificación de los ámbitos convocados a huelga".

Mejorar las condiciones laborales de los profesionales del sector de cuidados es, en su opinión, "imprescindible" para que "las personas a cuidar tengan una atención digna e integral en los diferentes ciclos de la vida, desde el nacimiento hasta la muerte". "Las bases de este modelo de cuidado deben ser la cercanía, el trato de calidad y el respeto a la autonomía de las personas", ha comentado ELA.

Las reivindicaciones de este ciclo de movilizaciones son: publificación de los servicios de atención a personas en situación de especial vulnerabilidad (ayuda a domicilio, centros de día, centros residenciales, viviendas comunitarias, viviendas tuteladas, albergues y otros servicios de intervención social); garantía de subrogación y consolidación para el empleo directo y subcontratado, "incluidos los puestos de trabajo de carácter temporal".

Además, tambien exigen la contratación de 10.000 profesionales adicionales y ampliación de la jornada laboral hasta el 100% (salvo petición voluntaria); medidas "adecuadas" para superar la brecha de género en el sector y reconocimiento del valor social y productivo del cuidado; mejora de los ratios de atención directa y sustitución del personal de baja desde el primer día; medidas "adecuadas" para garantizar la salud laboral, "especialmente en lo que se refiere a los riesgos psicosociales"; y plan de recuperación emocional del personal para paliar los daños graves de la pandemia.

Para el sindicato, "es el momento de seguir tejiendo alianzas; de lanzar reivindicaciones para que la sociedad tome conciencia de este momento histórico y dé un paso al frente". "Porque esa es la manera de conseguir una sociedad más justa, donde los derechos humanos se sitúen por encima de cualquier otro interés. Para que tener la vida en el centro no sea un mero eslogan, para que la vida prevalezca sobre el capital", ha indicado.

"PÚBLICO, UNIVERSAL Y GRATUITO"

Representantes del sindicato ELA han exigido que se garantice en Navarra “un sistema de cuidados público, digno, universal y gratuito”.

Así lo han anunciado este martes en rueda de prensa en la que han intervenido el responsable del sector socio-sanitario de ELA, Josetxo Mandado, el responsable de la federación de servicios públicos de ELA, Izai Bujanda, y la delegada sindical en Amma Mutilva, Katy López.

“Seguiremos luchando hasta lograr un sistema de cuidados público, digno, universal y gratuito”, han asegurado López y Bujanda subrayado que “es imprescindible desmercantilizar el sistema de cuidados” y mejorar las condiciones laborales para conseguir “una atención digna e integral en la que prime la cercanía, trato de calidad y el respeto a la autonomía”.

Según han indicado ambos representantes sindicales, están convocados a la huelga los distintos sectores dedicados al cuidado de personas en situación especial, vulnerabilidad, ancianos, menores de edad, con diversidad funcional y con riesgo de exclusión social, sumando entre todos ellos en torno a 7.000 trabajadores en Navarra.

Esta acción está precedida de la huelga de cuidados celebrada el pasado 17 de noviembre y mantiene sus premisas y críticas hacia un sector que, han asegurado, está en la mayoría de casos “en manos de empresas privadas” que “priorizan el beneficio económico y no el cuidado de las personas”.

Según ha denunciado Mandado, en Navarra hay en la actualidad 71 residencias de mayores con más de 4.000 trabajadoras de las que solo 2 son públicas, lo que se suma al anuncio de construcción de otros 5 centros más, todos ellos privados y, en algunos casos, “con financiación en paraísos fiscales de fondos buitre”.

Con motivo de esta nueva huelga, desde el sindicato han pedido también la garantía de subrogación y consolidación para el empleo directo y subcontratado, incluidos los puestos de trabajo de carácter temporal.

Así mismo, han solicitado la contratación de 10.000 profesionales adicionales, la ampliación de la jornada laboral hasta el 100 % salvo petición voluntaria de los profesiolanes, la mejora de los ratios de atención directa y sustitución del personal de baja desde el primer día.

También han exigido que se establezcan medidas adecuadas para superar la brecha de género en el sector y reconocimiento del valor social y productivo del cuidado, para garantizar la salud laboral (especialmente en lo que se refiere a los riesgos psicosociales) y un plan de recuperación emocional del personal para paliar los daños de la pandemia.

En referencia a la administración de la vacuna en las residencias de Navarra, López ha indicado que “en principio todo el personal en activo se le va a poner” y lo mismo sucederá con los residentes, si bien por cuestiones logísticas en algunos casos los trabajadores tendrán que ponérsela en un lugar diferente a su centro de trabajo.

En este sentido, la delegada ha solicitado que esta vacunación a los profesionales se realice dentro de su horario de trabajo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un sindicato abertzale convoca una huelga para exigir que el sector de cuidados sea "público y gratuito"