• lunes, 24 de enero de 2022
  • Actualizado 18:32

 

 
 

SOCIEDAD

El último guiño del papa Francisco a San Ignacio y Pamplona

Esta semana se han cumplido 500 años de caer herido San Ignacio de Loyola en Pamplona.

El Papa Francisco hace un gesto al final de una audiencia pública en la Ciudad del Vaticano. EFE/Ettore Ferrari
El Papa Francisco hace un gesto al final de una audiencia pública en la Ciudad del Vaticano. EFE/Ettore Ferrari

El papa Francisco ha recordado este domingo, con motivo de una recepción en Roma por el Año Ignaciano, que "la conversión de Ignacio comenzó en Pamplona, pero no terminó ahí".

Una intervención que tiene lugar la misma semana que se cumplen 500 años exactos de que San Ignacio de Loyola cayera herido en Pamplona.  Así, el Papa ha señalado que las heridas sufridas por San Ignacio "cambiaron el curso de su vida" en la que hoy es capital navarra.

"La bala de cañón, que le hirió, cambió el curso de su vida, y del el curso del mundo. Las cosas aparentemente pequeñas pueden ser importantes. Esa bala de cañón también significó que Ignacio fracasó en los sueños que él tenía para su vida. Pero Dios tenía un sueño más grande para él", ha subrayado.

Íñigo López de Loyola nació en 1491 en Azpeitia, Guipúzcoa. Pronto se quedó huérfano junto a sus diez hermanos que provenían de una familia de renombre, aunque sin pertenecer a la alta nobleza.

Su infancia la pasó en el valle de Loyola criado por una campesina cuyo marido trabajaba en la herrería de su padre, quien quiso conducirle hacia el clero. Sin embargo, Íñigo lo rechazó por el atractivo que sentía hacía la vida caballeresca.

Tras caer herido en Pamplona, fue conducido a la casa fuerte de Loyola para que falleciera con su familia. Sin embargo, Íñigo estuvo transitando durante más de un mes entre la vida y la muerte, pero sobrevivó.

"Rezo para que todos los que se inspiran en la espiritualidad ignaciana puedan hacer este viaje juntos como una familia ignaciana. Y rezo para que muchos otros lleguen a descubrir la riqueza de esta espiritualidad que Dios dio a Ignacio", ha zanjado el Papa Francisco.

El pasado 20 de mayo, día exacto en el que se cumplían 500 años de aquel momento de San Ignacio en Pamplona, el máximo representante de la Iglesia Católica dedicó un tuit al hito histórico.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El último guiño del papa Francisco a San Ignacio y Pamplona