PREMIUM  EDUCACIÓN

Educación plantea crear en la Ribera nuevas líneas en euskera con menos alumnos de los que marca la normativa que Mendoza fijó

El escaso éxito de la preinscripción en la Ribera,con sólo tres familias interesadas en matricular a sus hijos en euskera, siembra la duda en UPN y registran una iniciativa parlamentaria.

Un niño resuelve ejercicios en el colegio.
Un niño resuelve ejercicios en el colegio.  

UPN denuncia que el consejero Mendoza vuelve a mostrar su "sectarismo" a la hora de tratar a la escuela pública en función del modelo lingüístico que tenga implantado.

Según parece, el Departamento de Educación tiene intención de establecer una unidad de modelo D con 6 alumnos en Allo cuando la normativa (Orden Foral 41/2016) y las directrices que estableció el propio Departamento al comienzo del periodo de preinscripción fijaban un mínimo de 8.

Además, la preinscripción en las localidades riberas ha contado con una pésima respuesta a este modelo que se ha tratado de impulsar desde el departamento que dirige el consejero Mendoza. Solo tres familias se han interesado por matricular a sus hijos en los centros de referencia que ofrecen educación en euskera en la Ribera.

Por ello, el portavoz de UPN en la Comisión de Educación, Alberto Catalán, ha registrado una iniciativa parlamentaria en la que pregunta al Consejero Mendoza si va a cumplir la normativa que marca el número mínimo de alumnos (8) para establecer una unidad escolar en segundo ciclo de educación infantil, si ha comunicado alguna decisión en este sentido en los centros de Allo y Ancín y si se ha admitido alguna solicitud fuera de plazo en alguno de dichos centros.

El regionalista recuerda que “el año pasado se hizo en Caparroso con 5 alumnos y ahora parece que se hará en Allo con 6. Mientras tanto, en otros colegios de la zona no vascófona, hay aulas hasta con 25 alumnos y con necesidades educativas muy superiores que el Departamento no atiende”.

Para Alberto Catalán, “es inconcebible que Mendoza siga empeñado en mostrarse generoso con el modelo en vascuence y sea cicatero con el modelo en castellano. Su actitud vuelve a evidenciar la doble vara de medir que le viene caracterizando”.

En opinión del portavoz regionalista en la Comisión de Educación “es totalmente injusto el empeño del Departamento por priorizar un modelo lingüístico por encima del resto. Solo obedece a esa obsesión del nacionalismo por euskaldunizar Navarra y por un interés exclusivamente partidista y alejado de la realidad de nuestra Comunidad”.

Por todo ello, y como ya afirmó en el pleno del pasado jueves, “el caos que viene caracterizando al Departamento de Educación, solo se soluciona con el cese del consejero o con su dimisión”, ha concluido.

EL PSN DENUNCIA "ARBITRARIEDAD" EN ALLO

Por su parte el Partido Socialista de Navarra también ha criticado la discrecionalidad con la que está actuando el Departamento de Educación a la hora de decidir que se abran nuevas unidades educativas en la Escuela Rural.

Esta decisión contrasta con otras tomadas, han dicho los socialistas, cuando el año pasado se decidió por parte del Departamento no permitir que en Colegio Público de Pitillas se abriera una unidad a pesar de superar lo establecido por la norma.

El portavoz socialista de Educación, Carlos Gimeno, se pregunta por los criterios de fondo que utiliza el Departamento para adoptar estas decisiones puesto que no se está actuando de igual manera con todas las escuelas rurales, si este es el criterio, o si observamos por ejemplo la unidad abierta en Caparroso el curso pasado, que al parecer no tiene consideración de escuela rural, según la acción del Gobierno.

Los socialistas entienden la implantación del Modelo D en Ancín y no comparten la arbitrariedad que se aplica en Allo salvo que los criterios queden explicados y argumentados convenientemente.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Educación plantea crear en la Ribera nuevas líneas en euskera con menos alumnos de los que marca la normativa que Mendoza fijó