PREMIUM  EDUCACIÓN

Barkos permitirá clases de 7 niños en euskera mientras se niega a desdoblar aulas de castellano a rebosar

Ninguna familia ha pedido estudiar en euskera en modelo D en los centros públicos de la Ribera a pesar de los intentos del Ejecutivo. 

La presidenta Uxue Barkos, junto al parlamentario de EH Bildu Adolfo Araiz. EFE/Jesús Diges
La presidenta Uxue Barkos, junto al parlamentario de EH Bildu Adolfo Araiz. EFE/Jesús Diges   jdiges

El Gobierno de Navarra volverá a incumplir la normativa vigente y permitirá clases de 7 niños en euskera en los colegios de Peralta y Barásoain. La ley exige que haya, al menos, 8 niños para poder crear una línea de estudio en un colegio, pero para el cuatripartito la ley no existe cuando se trata del euskera. 

El parlamentario de UPN Alberto Catalán ha manifestado que “el Ejecutivo no puede abrir ninguna unidad en la zona no vascófona con menos de 8 alumnos, tal como marca la normativa”. En este sentido, ha advertido de que la consejera deberá explicar los casos de Peralta y Barásoain, donde el número de alumnos preinscritos en Modelo D no llega a 8 alumnos. “Es inadmisible que se abran nuevas aulas con ese número de alumnos cuando no se desdoblan otras que rebasan los 25”, ha criticado sobre el mal trato al que se somete al castellano y al inglés en otros centros. 

“El Departamento sigue siendo generoso con el Modelo D y cicatero con el de castellano, y mientras tanto no se están cubriendo las necesidades reales del sistema educativo navarro”, ha reprochado Catalán.

Por otro lado, Catalán ha puesto de manifiesto “el sectarismo del Gobierno y de ayuntamientos gobernados por los independentistas, que han realizado una campaña priorizando el modelo en vascuence por encima del resto, ha fracasado”.

De forma especial se ha referido a la Ribera tudelana, “donde a pesar de la obstinación por imponer el Modelo D, no ha habido ninguna solicitud para cursarlo en un centro público”, ha agregado.

EN RIESGO LA PREINSCRIPCIÓN

Según el parlamentario regionalista, el comportamiento de la consejera ha puesto en riesgo la seguridad jurídica de la preinscripción escolar al vulnerar la normativa que la regula. “La Orden Foral 141/2016 establece solo la distancia entre el centro escolar y el domicilio del solicitante como criterio complementario, y no la dirección del puesto de trabajo efectivo de algunos de los padres o tutores del escolar como también se ha incluido este año”, ha explicado.

Por eso, ha calificado de “inadmisible” que el Departamento “haga oídos sordos a este incumplimiento”. “Una vez más la consejera calla y no dice nada, como ocurrió el año pasado con la doble instancia permitida para la preinscripción en el Modelo D en la zona no vascófona y que hasta el Consejo de Navarra dictaminó que contravenía la normativa. Solana no ha dicho nada en su intervención a la hora de presentar los resultados de la preinscripción escolar. Ya veremos si hay recursos”, ha enfatizado.

Por el contrario, Catalán ha querido agradecer la actitud de las familias “que han sabido estar por encima de las torpezas del propio Departamento, eligiendo la educación que consideran más adecuada para sus hijos. Han sabido alejarse de las intenciones sectarias y sesgadas del Departamento que, a pesar de tener la obligación y responsabilidad de dar información de toda la oferta educativa, se ha limitado a priorizar un modelo por encima del resto”.

Asimismo, ha criticado que “otro ejemplo de la intencionalidad sectaria del Departamento ha sido no permitir el reagrupamiento escolar de hermanos matriculados en diferentes centros al limitar la ratio a 25 alumnos y no permitir sustituciones que se pudiesen producir en las aulas”.

Finalmente, ha señalado que “ya está bien de destinar medios y fondos públicos para favorecer un modelo lingüístico y escatimar recursos para cubrir las verdaderas y reales necesidades del sistema educativo navarro, como es el caso del modelo en castellano, más aun si el interés que se persigue es conseguir los objetivos del nacionalismo vasco y poner la educación navarra a su servicio”.

CRÍTICAS DEL PP

Por su parte, el Partido Popular de Navarra ha afirmado que “el resultado de la prematriculación demuestra que las familias navarras no quieren el euskera”.

“El único modelo que no sube es el modelo D, precisamente en el que el Gobierno de Navarra ha gastado miles de euros para publicitarlo”, ha manifestado el portavoz de Educación del PPN, Javier García.

“Es un despropósito que el Ejecutivo de Barkos, como ya hizo el año pasado, haya vuelto a despilfarrar el dinero público para fomentar una opción que, como se ha vuelto a demostrar, la mayoría de las familias no escoge”, ha insistido.

“Desde el PPN ya denunciamos que el Gobierno de Navarra estaba actuando de forma partidista y sectaria en su obsesión por el euskera y, según hemos visto, también de forma ineficaz”, ha censurado García.

“Esperemos que estos datos le sirvan para concienciarse de que, por mucho que le moleste, la mayoría de los navarros sigue sin decantarse por el euskera”, ha dicho.

Por eso, “exigimos a la señora Solana que empiece a respetar la libertad de elección de las familias, que adecúe la oferta educativa a la realidad sociolingüística de nuestra comunidad y deje de utilizar los recursos públicos para satisfacer sus propios intereses”, ha concluido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Barkos permitirá clases de 7 niños en euskera mientras se niega a desdoblar aulas de castellano a rebosar