• martes, 03 de agosto de 2021
  • Actualizado 15:25

 

 
 

SOCIEDAD

Miravalles-El Redín e Irabia-Izaga responden a Gimeno: "Defenderemos la libertad de las familias"

Los dos centros defienden el respaldo legal de su modelo educativo ante la posibilidad de perder el concierto si no aceptan la Ley Celaá que quiere imponer Chivite y su Gobierno en Navarra. 

El consejero de Educación, Carlos Gimeno, informará sobre la renovación de los conciertos educativos en la etapa de Educación Primaria para el periodo comprendido entre los cursos 2021-2022 y 2026-2027. MIGUEL OSÉS
El consejero de Educación, Carlos Gimeno, informa sobre la renovación de los conciertos educativos en la etapa de Educación Primaria para el periodo comprendido entre los cursos 2021-2022 y 2026-2027. MIGUEL OSÉS

Los dos colegios que ofrecen educación diferenciada en Navarra, Miravalles-El Redín e Irabia-Izaga, han comunicado este lunes que seguirán estudiando cómo defender el derecho de las familias que escogen estos centros para mantener el modelo educativo que hasta ahora ha sido concertado. 

El Gobierno de Navarra de Chivite junto a los nacionalistas vascos ha comenzado su cruzada para tratar de impedir la libertad de elección de las familias tras la aprobación de la Lomloe, conocida como Ley Celaá, que quiere impedir concertar con los centros de educación diferenciada, a pesar de que el Tribunal Constitucional ya ha fallado que es una educación completamente válida y legal. En una sentencia de 2018, el Constitucional señaló que "el sistema es una opción pedagógica que no puede conceptuarse como discriminatoria". 

Este mismo lunes, el consejero de Educación del Gobierno de Navarra, Carlos Gimeno, ha anunciado la renovación de los conciertos para Educación Primaria de todos los centros de Navarra, incluidos los dos que ofrecen actualmente educación diferenciada.

Esta renovación del acuerdo con el Gobierno de Navarra estaba condicionada a la aceptación del actual marco normativo (Ley Celaá), lo que obliga a Miravalles-El Redín y a Irabia-Izaga a renunciar a su modelo educativo escogido por cientos de familias si quieren seguir siendo concertados a partir del próximo curso 2021-2022. 

"La solicitud de renovación incluía un apartado en el que todos los centros solicitantes tenían que declarar expresamente su compromiso con el cumplimiento de la normativa.  Como siempre y es lo habitual en un estado de derecho, los colegios Miravalles-El Redín e Irabia-Izaga han cumplido y cumplirán el marco normativo actual, y el que se deriva de las sentencias del Tribunal Constitucional que declaran que la educación diferenciada es un modelo legítimo y no discriminatorio. Así se ha hecho constar en la documentación aportada en la solicitud de renovación del concierto", han explicado estos dos centros en un comunicado conjunto tras el anuncio del consejero. 

"Consideramos que la Lomloe es una ley cuestionada por amplios sectores de la sociedad y, a fecha de hoy, se han presentado varios recursos de inconstitucionalidad, referidos a la libertad de elección de los padres, a la educación especial y a la educación diferenciada", han mantenido ambos centros, que por el momento quieren asegurar a las familias la posibilidad de mantener el modelo educativo en el próximo curso, algo que sólo está en entredicho de momento para los cursos de Primaria al terminar el concierto actual con el presente curso escolar. 

El consejero de Educación ha informado que los dos centros van a estar incluidos en los conciertos porque se han comprometido a cumplir la actual normativa. "No tengo por qué dudar de lo que han trasladado en su declaración sobre el cumplimiento de la Lomloe, y por ello se procede a la renovación de los conciertos", ha asegurado el socialista. 

Gimeno ha añadido que en septiembre se llevará a cabo una inspección para confirmar que ambos colegios no ofrecen educación diferenciada y ha advertido que "la gravedad de poder incurrir en un fraude de esas características tendría consecuencias jurídicas, administrativas, económicas y educativas para las familias".

"Educación cumple estrictamente la ley y si luego no es así se generaría un escenario jurídico que ya está previsto en la norma y que el departamento analizaría y procedería", ha resumido el consejero. 

Por su parte, los dos centros han asegurado que a día de hoy siguen "estudiando cómo defender el derecho de las familias a elegir la educación que quieren para sus hijos". 

Los recursos ante el Tribunal Constitucional ya han sido presentados, pero podrían tardar años en resolverse, un tiempo en el que la Ley Celaá estaría vigente y que daría respaldo legal al Ejecutivo navarro para cumplir el sueño de Bildu y los nacionalistas vascos con el apoyo de Chivite: asfixiar a las familias que libremente escogen el modelo de educación diferenciada ya que se quedarían sin conciertos y sería imposible mantener los centros. 

Comienza, de esta manera, una batalla legal compleja e incierta en la que los centros deberán pleitear para que se reconozca la libertad de las familias a escoger la educación que prefieran para sus hijos sin la imposición política de los gobiernos de turno. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Miravalles-El Redín e Irabia-Izaga responden a Gimeno: "Defenderemos la libertad de las familias"