• sábado, 04 de diciembre de 2021
  • Actualizado 01:06

 

 
 

SOCIEDAD

Eduardo López-Dóriga (SCN): "Navarra va camino de convertirse en Cataluña"

Eduardo López-Dóriga Enríquez (Barcelona, 1967) fue nombrado el pasado julio presidente de Sociedad Civil Navarra.

Eduardo López Dóriga, presidente de Sociedad Civil Navarra. PABLO LASAOSA
Eduardo López Dóriga, presidente de Sociedad Civil Navarra. PABLO LASAOSA

Eduardo López-Dóriga Enríquez (Barcelona, 1967) fue nombrado el pasado julio presidente de Sociedad Civil Navarra. Bajo su mandato, los objetivos de la asociación continúan siendo los mismos: la defensa de los valores constitucionales y el estatus de Navarra, como parte inseparable de España, y la búsqueda de la cohesión entre los ciudadanos en Navarra con el resto de españoles. Todo ello siempre desde la transversalidad política y el pluralismo ideológico.

Pero en este nuevo periodo, que tendrá su primera actividad presencial el próximo marte 2 de noviembre en el Civivox de Iturrama a las  19.00 horas con Javier Tajadura, el nuevo líder de la formación ya trabaja en nuevos retos y desafíos para la defensa del Constitucionalismo en la Comunidad foral.

De vivir en Barcelona a presidente de Sociedad Civil Navarra

Conocía Sociedad Civil Catalana y al venir a Pamplona en 2015 vi Sociedad Civil Navarra y me hice socio porque pensé que podía ser interesante a futuro. Al dejar de ser presidente de Asociación de Tolerancia otros consideraron que podía ser el relevo. Estoy muy contento con la junta, la relación es excelente.

¿Cuánto ha cambiado Navarra desde la fundación de Sociedad Civil?

A nivel político, bastante. Se han dado pasos para conseguir objetivos nacionalistas durante seis años. Hasta ahora Navarra mantenía un equilibrio, una centralidad que no iba a los extremos y en este tiempo se ha derivado a un extremismo preocupante.

¿Cómo se ha llegado a esta situación?

El Constitucionalismo es más silencioso y la lucha nacionalista, perfectamente infiltrada, ha sabido provocar esta situación. Un ejemplo claro es la apropiación de las fiestas por parte del nacionalismo extendido a zonas como Roncal. Quizás nos tendríamos que avergonzar viendo la inercia del nacionalismo que viene a arrollarnos y despertar para cambiar esa apatía.

¿Por qué ese silencio ante los cambios?

En general la situación en España en la actualidad es mucho mejor que hace 40 años. Ha progresado políticamente, socialmente y culturalmente. Hay muchísimas luces (entretenimiento, ocio…) que nos hacen meternos a otras cosas menos farragosas donde la gente no tiene que significarse. Y aunque no se mata, permanece un runrún para significarse por miedo a un perjuicio personal.

¿Hasta dónde influye lo que pasa a nivel nacional en Navarra?

Hay una cuestión evidente y es que los Gobiernos de Madrid, de uno y otro signo, han dependido siempre demasiado de los nacionalismos. Lo que ocurre ahora en Navarra es la deriva continuada de unas concesiones que, aunque deberían tener un límite, se están cruzando determinadas líneas.

¿Por ejemplo?

La imposición lingüística. La lengua es un pilar fundamental de la sociedad y lo es mucho más todavía para los nacionalistas. Es la bóveda central de su proyecto, su único hecho diferencial. Y buscan a través de la lengua marcar una barrera para separarnos del resto de España.

¿Ocurrirá en Navarra lo que ha sucedido en Cataluña con el catalán?

Hay quien me recrimina que esto no es como Cataluña, que eso no va a pasar aquí. Pero intenta encontrar en Álava un colegio en el que escolarizarte en castellano ¿No puede pasar esto en Navarra?

El siguiente paso de los nacionalistas vascos es decir que su lengua propia es el vascuence, que el castellano se lo han implantado y no es suyo. Cuando lo único cierto es la población que habla euskera en la población no se corresponde con el porcentaje de contratación y se pretende paulatinamente hacer una sustitución de los trabajadores públicos una implantación para un uso político.

¿Quizás por eso ERC exige al Gobierno central blindar el catalán en Netflix?

Cuando se entra a manipular en la empresa privada para que tengan que seguir ideales lingüísticos de un grupo, vamos mal. Pero este es el afán del nacionalismo, intentar abarcar todo. Y es probables que estén preocupados de que se les escape el resquicio de Netflix, de las series y el entretenimiento… Seguramente hayan visto que la escuela no es suficiente.

¿Qué otras líneas rojas se han cruzado en Navarra?

El terrorismo. No se puede pasar página de forma impune, con un falso arrepentimiento y como si hubiera habido un conflicto entre dos bandos. No puede acabar así el relato. Como si hubieran sido héroes de la represión franquista cuando posiblemente su enemigo verdadero no fuera Franco sino la democracia.

¿Cuál va a ser vuestro papel al respecto?

Mi experiencia ha sido siempre intentar apoyar a las víctimas del terrorismo y lo mismo hacemos en Sociedad Civil Navarra, sin ningún tipo de interés para conseguir algún redito político. Memoria, dignidad, justicia y verdad. Y desde la libertad de no estar en ningún partido político

¿Qué objetivos tiene la asociación en este tiempo?

Queremos estar presentes en distintos sectores: jurídico, empresarial, educación y universidades, historia y cultura. Dar a conocer diferentes cuestiones a distintos grupos. Para ello tenemos previsto hacer debates, presentaciones de películas, conversar con profesores o sindicatos para conocer sus inquietudes…

¿Se puede esperar algo del PSN?

El Constitucionalismo es mayoritario en Navarra. La cuestión es que no se ha mantenido y se han ido a otros extremos que ponen en peligro el futuro de las libertades de los navarros. Esperemos que haya una reflexión y consigan llegar a acuerdos con Navarra Suma porque va a ser necesario. Tenemos que ayudar a ese entendimiento y no es fácil.

¿Un mensaje final?

Mantener nuestros derechos, nuestras libertades, la pujanza económica durante tiempo depende de nosotros, no nos lo van a venir a arreglar de fuera. ¿Cuántas empresas catalanas han venido a Pamplona? ¿Qué va a pasar con Volkswagen? ¿Por qué ha abierto la Clínica Universitaria un centro en Madrid?

Hemos perdido competitividad. Antes éramos admirada y número 1 en muchos rankings. Pero si ponemos todo en manos del nacionalismo esto es lo que ocurre.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Eduardo López-Dóriga (SCN): "Navarra va camino de convertirse en Cataluña"