• martes, 19 de octubre de 2021
  • Actualizado 21:48

 

 
 

ECONOMÍA

El impacto económico del coronavirus podría hacer que la Comunidad foral perdiera más de 4.300 empleos

Un estudio económico también apunta que el PIB caerá un 1,6% en Navarra.

Un trabajador soldando en una empresa ARCHIVO
Un trabajador soldando en una empresa ARCHIVO

El impacto económico y laboral derivado del estado de alarma por el coronavirus generará una reducción estimada del 1,6 % del PIB en Navarra, una décima menos que la media nacional (1,7 %) y supondrá la pérdida de 4.349 empleos.

Así se desprende a la información elaborada por el Centro de Predicción Económica (Ceprede), que señala que la declaración del estado de alarma, con la restricción de movimientos de la población y el cierre de una gran cantidad de comercios está generando una contención del consumo privado cuyos impactos finales afectarán al crecimiento de las comunidades.

Ceprede precisa que estos datos deben ser acogidos como un ejercicio de aproximación, dado que aún no se dispone de información estadística pormenorizada.

Los efectos regionales, según apunta, recorren un amplio rango, con máximos en Baleares o Canarias, del orden del 2,7% y del 2,1 %, respectivamente y mínimos localizados en Ceuta y Melilla, cuantificados en torno al 1,1 %.

Respecto al empleo, señala que en conjunto se podrían destruir unos 300.000 puestos de trabajo, con Cataluña, con unos 60.000, Madrid (52.000) y Andalucía (46.000) a la cabeza como las comunidades más castigadas en términos absolutos.

Según indica, si se asume que el estado de alarma se prolongará durante un mes, la contención del consumo privado podría suponer hasta un 8,2 % en aquellas actividades que se paralizan en su totalidad.

Como primera aproximación asume que el estado de alarma supondría una paralización completa de los gastos en consumo privado destinados a vehículos, alojamiento y hostelería, agencias de viaje, educación, servicios artísticos y espectáculos y servicios deportivos y recretativos.

Apunta que para la demanda de productos industriales, así como los servicios de transporte marítimo y aéreo, se ha asumido un porcentaje de contención del 80 %, mientras que para los servicios de comercio, tanto al por mayor como al por menor, se ha calculado el porcentaje que representan los productos afectados por el “yo me quedo en casa”.

Ceprede indica que “los efectos sobre la industria enfatizan el deterioro de las regiones más débiles" y así, según recoge, Extremadura, Andalucía, Castilla‐La Mancha y Murcia, con una renta per capital inferior a la media nacional, "podrían acusar un significativo deterioro industrial".

Otras regiones que se identifican como las de mayor nivel de renta, tales como País Vasco, Navarra, Cataluña o La Rioja, dada su notable especialización industrial, "también podrían asumir reseñables repercusiones derivadas del estado de alarma", añade.

AFECCIÓN EN LAS EMPRESAS NAVARRAS

 La Cámara de Comercio de Navarra ha puesto en estudio para conocer las consecuencias que la crisis provocada por el coronavirus está teniendo en las empresas de la Comunidad foral.

"Los resultados nos ayudarán a entender mejor la dimensión de la situación y nos permitirán trasladar a la Administración las necesidades de las empresas", dice la Cámara en un comunicado en el que añade que la encuesta "es anónima y los resultados se tratarán de manera agregada".

Así, tras pedir que la empresa identifique a qué sector pertenece, la encuesta pregunta si COVID-19 ha tenido en ella afecciones negativas, positivas o ninguna, y por las medias que se han adoptado ante esta situación excepcional en materia de flexibilidad horaria, teletrabajo, renovación o no de contratos, abono de salarios o solicitud de un ERTE, entre otras.

La Cámara se interesa también por la facturación, los pedidos y el volumen de empleo en el primer trimestre del año y en comparación con el mismo de 2019 y el último de 2019, así como por las perspectivas en todos estas ámbitos para el segundo trimestre de 2020.

Asimismo al encuesta pregunta a los empresarios navarros, según el caso, por las medias para implantar el teletrabajo y por el número de personas que lo realizan, y por los motivos por los que no han elegido esta modalidad de trabajo.

Por último la Cámara quiere saber la valoración que merecen las medidas aprobadas por el Gobierno de España para luchar contra las consecuencias del coronavirus y por las necesidades que tienen las empresas navarra en esta situación en materia de liquidez, aplazamientos de pago, plantillas, logística y tráfico de mercancías o información sobre las medias implementadas por el Gobierno. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El impacto económico del coronavirus podría hacer que la Comunidad foral perdiera más de 4.300 empleos