• jueves, 21 de octubre de 2021
  • Actualizado 00:40

 

 
 

ECONOMÍA

El fin del estado de alarma y la vacunación impulsan la economía navarra

Los principales indicadores indican que se registra una recuperación de la actividad productiva con respecto a las misma fechas del año pasado.

Varias personas pasean con mascarillas por las calles de Pamplona y sus comercios durante la pandemia del coronavirus. MIGUEL OSÉS
Varias personas pasean con mascarillas por las calles de Pamplona y sus comercios durante la pandemia del coronavirus. MIGUEL OSÉS

El último informe del Instituto Navarro de Estadística sobre la incidencia de la Covid en la economía refleja una mejora en todos los indicares coincidente con el fin del estado de alarma y el mayor ritmo de vacunación, lo que ha flexibilizado restricciones e incrementado la actividad.

Así los principales indicadores indican que se registra una recuperación de la actividad productiva con respecto a las misma fechas del año pasado aunque aún son inferiores a los que había antes de la pandemia en el sector servicios.

El Índice de Producción Industrial (IPI) repuntó un 79,3% en abril en términos interanuales, pero hace un año en esas fechas había cesado toda actividad no esencial por lo que si la comparación se hace con abril de 2019 el aumento queda en el 8,6%.

El Índice de Actividad del Sector Servicios creció en marzo el 24,5% respecto al mismo mes del año pasado, dato afectado también por el cierre de la actividad no esencial, y un 2,8% en relación a marzo de 2019.

Dentro de este sector, el comercio aumenta un 25,3% y otros servicios un 22%, y dentro de este subgrupo la hostelería registra un crecimiento de actividad en tasa interanual del 58,4% y del 52,1% sobe febrero, aunque es un 33,7% inferior a la de marzo de 2019.

En el caso del comercio internacional, las exportaciones han caído en el primer trimestre de 2021 un 10,6% respecto al mismo periodo del año anterior, iniciando la senda de la recuperación en marzo, mientras que las importaciones crecen en tasa interanual en el trimestre un 2,5%, lo que arroja una mejora del saldo comercial del 16,5%, 367,4 millones de euros.

Por su parte, el Índice de Comercio al por Menor sin estaciones de servicio del mes de abril de 2021 repunta el 22,1% en relación al mismo mes del año anterior pero aun es un 7,3% inferior al nivel conseguido en abril de 2019.

El turismo también recupera actividad con un aumento del 7,2% de las pernoctaciones en comparación con el mes de marzo.

Mejoran así mismo los datos de empleo, con 38.560 desempleados, 3.185 menso que en abril y 2.577 menos que un año antes, un 6,3%, aunque todavía es un 23,3% superior al de mayo de 2019.

Por sectores, Servicios refleja el descenso interanual más pronunciado con un 10,2% menos de prados, seguido de Industria y Construcción con el -9,3% y el 8,9%, respectivamente, mientras que en la Agricultura, Ganadería y Pesca crece el paro un 5,3% sobre mayo de 2020.

Los datos de afiliación a la Seguridad Social reflejan igualmente un incremento de 3.624 afiliados en mayo, un 1,3% respecto al mes de abril, y de 8.317 en comparación a mayo del año pasado, un 2,9%, e incluso crece el 1,6% en relación a mayo de 2019.

Se observa además desde enero una tendencia descendente en el número de personas en situación de ERTE, en total 6.867 el último día de marzo.

Por su parte el sector público, afectado de forma importante en su presupuesto por la pandemia, tanto por el aumento de gastos como por el descenso de la recaudación al caer la actividad, refleja en los cuatro primeros meses de 2021 una ejecución presupuestaria del 25,6%, un 19,6% menos que un año antes.

En términos fiscales, la Hacienda Foral recaudó en abril 291,2 millones de euros, 272 más que en el mismo mes de 2020, mientras que la recaudación líquida hasta abril queda en 1.332,2 millones, un 31,7% más que en el mismo periodo de 2020.

Con estos datos, las expectativas mejoran las previsiones de crecimiento respecto a meses anteriores ya que el fin del estado de alarma ha supuesto iniciar un periodo de desescalada que implica levantar muchas de las medidas restrictivas de la actividad, y además la vacunación también está avanzando más rápido de lo inicialmente previsto.

Todo ello hace prever una mejora de la movilidad y del turismo que dinamice la actividad económica, aunque todavía existe la incertidumbre sobre la evolución de la pandemia en los próximos meses.

La Comisión Europea también ha mejora sus previsiones económicas y calcula un crecimiento para el conjunto de la UE, este año del 4,2% y del 4,4% en 2022, y el Banco de España por su parte habla de un 3,2% en 2021 y un 4,6% en 2022 en el escenario más severo y hasta el 7,5% y el 5,5%, respectivamente, en el más optimista.

El departamento de Economía y Hacienda del Gobierno de Navarra mantiene por su parte la previsión de crecimiento del PIB para ese año en un 6,5%, con un segundo trimestre de transición y un fuerte repunte de la actividad en la segunda mitad del año, impulsado por el avance de la vacunación y la flexibilización de las restricciones.

El Indicador del Clima Industrial (ICI), que mide la confianza empresarial sobre la actividad de la industria en Navarra, ofrece igualmente una tendencia positiva y opiniones optimistas.

Las buenas expectativas también se pueden ver reforzadas por la política fiscal si se actúa con celeridad a la hora de tramitar las ayudas probadas para las empresas, igual que con los fondos Next Generation.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El fin del estado de alarma y la vacunación impulsan la economía navarra