ECONOMÍA

Nuevo batacazo: un estudio considera que Navarra podría recuperar su economía a finales de 2022

Un estudio de una entidad bancaria estima una caída del 8,6 % para este año y un aumento del paro del 7,1 %.

Un trabajador de la construcción trabaja en una obra durante la crisis del coronavirus. EUROPA PRESS
Un trabajador de la construcción trabaja en una obra durante la crisis del coronavirus. EUROPA PRESS

Una entidad bancaria con presencia en la Comunidad foral de Navarra prevé que la economía navarra caiga un 8,6% en 2020 como consecuencia de los efectos de la crisis del coronavirus y estima que en 2021, "si no se materializa ningún escenario de estrés", podría crecer un 6,8%.

Laboral Kutxa, que ha presentado en Pamplona un informe relativo a la economía navarra en el año 2019, considera que Navarra podría volver a la situación previa a la crisis a finales de 2022, en un escenario en el que no se produjeran rebrotes que obligaran a adoptar nuevamente medidas de confinamiento o paralización de la actividad económica.

El director de Estudios de Laboral Kutxa, Joseba Madariaga, ha afirmado en rueda de prensa que "la reciente crisis sanitaria del Covid-19 ha supuesto un shock sin precedentes para la economía global que deja las magnitudes de 2019 completamente fuera de lugar".

Madariaga ha señalado que "los daños son muy relevantes" y ha explicado, en referencia al confinamiento y a la paralización de la actividad económica, que "apagar una economía resulta relativamente sencillo, pero ponerla en marcha requiere tiempo y se produce de forma desigual entre empresas y negocios". "El encendido en otros países puede condicionar la vuelta a la actividad en el sector industrial y la etapa de nueva normalidad con la distancia social puede condicionar el sector servicios", ha indicado.

No obstante, ha valorado que los datos sobre la capacidad financiera de Navarra son "positivos". "Pensamos que tiene suficiente muelle para afrontar su plan de choque contra esta crisis y poder realizar un impulso fiscal que llevará a deteriorar su cuentas, pero no es preocupante el ratio de deuda respecto al PIB", ha apuntado.

Sobre una posible subida de impuestos, Joseba Madariaga ha señalado que "el deterioro de las cuentas públicas a medio plazo va a tener que llevar a una reflexión, porque habrá que consolidar esas cuentas", pero ha afirmado que "ahora no es el momento de subir impuestos" porque ello contribuiría a "profundizar en esa recesión". "Cuando la economía esté en fase de crecimiento habrá que hacer una reflexión acerca de las cuentas públicas", ha planteado.

Según los datos que maneja Laboral Kutxa, la economía navarra caería un 8,6% en 2020, frente a una caída del 9,4% en el conjunto nacional. Ya en 2021, ambas economías crecerían en el entorno del 7%, un 6,8% la economía navarra y un 6,9% la nacional.

El empleo retrocedería este año 2020 un 7,1 por ciento en Navarra y crecería un 5,4 por ciento en Navarra, de forma que la tasa de paro sería del 13,2 en 2020 y del 11,8 en 2021.

Joseba Madariaga ha explicado que durante la crisis sanitaria ha habido un incremento de 10.000 personas paradas en Navarra y una pérdida de 8.000 afiliados a la Seguridad Social. "El deterioro del mercado laboral es un hecho", ha asegurado.

Además, el director de Estudios de la entidad ha precisado que las previsiones con las que trabaja Laboral Kutxa están pensadas en que no haya rebrote. "Si hay que ir a medidas como las adoptadas en marzo y abril, empeoraríamos muchos las magnitudes", ha asegurado.

En esta línea, el director del área de Desarrollo de Negocio de Laboral Kutxa, Ibon Urgoiti, ha afirmado que "a diferencia de la crisis financiera de 2008, las autoridades económicas han actuado con contundencia y rapidez", pero ha advertido de que "la incertidumbre asociada a la pandemia no ha desaparecido por el momento y la amenaza de un rebrote pende como una espada de Damocles hasta que se consiga una vacuna".

CRECIMIENTO DEL 2,6 EN 2019

El informe sobre la economía navarra correspondiente al año 2019 elaborado por Laboral Kutxa refleja que el PIB de la Comunidad foral creció un 2,6% el año pasado, frente al incremento del 3,2% que registró en 2018.

Además, el empleo creció un 2,4% en Navarra, frente al 1,2% del año anterior. Así, la tasa de paro se situó en el 8,2%, mejor que el 10% de 2018. En el conjunto nacional, la economía creció un 2% y el empleo un 2,3%, dejando la tasa de paro en el 14,1%.

DECLARACIONES DE LA RENTA, RECOGIENDO DOCUMENTACIÓN

A la presentación del informe ha asistido también Javier Cortajarena, director territorial de Laboral Kutxa en Navarra, quien ha explicado, a preguntas de los periodistas, que este año la entidad no ha realizado de forma presencial declaraciones de la renta con el cliente, pero sí ha recogido físicamente la documentación necesaria, entregada por el cliente, para realizarle la declaración.

Cortajarena ha señalado que, aunque comenzaron con este procedimiento con "unos días de retraso", está yendo "bien para la situación que hemos vivido, no estamos teniendo ningún problema".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Nuevo batacazo: un estudio considera que Navarra podría recuperar su economía a finales de 2022