PREMIUM  SOCIEDAD

Un nuevo concepto de 'candy bar' llega a la cuenca de Pamplona para recuperar la repostería estadounidense

El establecimiento ofrece una amplia gama de dulces, desde crepes y cup cakes hasta tartas de diseño, combinados con una ambientación al estilo 'rockabilly'.

Inauguración de Mi Dulce Pasión, un candy bar que ha abierto sus puertas en Burlada para combinar la repostería casera y el rock and roll estadounidense de los años 50. IMAGEN CEDIDA
Inauguración de Mi Dulce Pasión, un candy bar que ha abierto sus puertas en Burlada para combinar la repostería casera y el rock and roll estadounidense de los años 50. IMAGEN CEDIDA  

Un nuevo local inaugurado en Burlada propone un viaje en el tiempo hasta la década de los años 50 en Estados Unidos para disfrutar de sus tartas, batidos y bebidas.

'Mi Dulce Pasión', el nuevo concepto de 'candy bar' que acaba de llegar a la cuenca de Pamplona inauguró este sábado su local, ubicado en la calle Las Maestras de Burlada, y para la puesta de largo se transformó en un concierto de rockabilly.

El local se ha inspirado en los años 50 y todo en su mobiliario se ha dispuesto siguiendo esta línea de los antiguas cafeterías de Estados Unidos. El decorador Juan Carlos Llivi se ha encargado de hacer realidad este "viaje en el tiempo".

El reclamo del nuevo 'candy bar' es su amplia gama de dulces con la que busca deleitar el paladar de sus clientes. La carta incluye crepes, gofres, cup cakes, batidas y tartas de diseño bajo encargo. Para completarlo, se añaden perritos calientes, cerveza, café..., como una manera de completar la oferta de repostería con bocados salados.

Los propietarios del establecimiento, Silvana López y Rubén Medrano, han conjugado sus pasiones por la repostería y por la música rock & roll para lanzarse a emprender este nuevo tipo de oferta hostelera.

El nuevo local también pone a disposición de sus clientes un servicio a domicilio para repartir tartas, magdalenas y otros productos de repostería casera elaborados en el propio establecimiento.

Mi dulce pasión, tal y como enfatizan sus gerentes, busca trascender el concepto de una pastelería-cafetería y ofrecer también un local donde el que celebrar cumpleaños, despedidas y fiestas de todo tipo en un ambiente que permite contar con un karaoke y actuaciones en directo.

De hecho, la inauguración de este pasado sábado contó con un concierto del grupo de rockabilly, "Risky Bet", que hizo bailar a todos los presentes a ritmo de los grandes éxitos del rock & roll yanqui.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un nuevo concepto de 'candy bar' llega a la cuenca de Pamplona para recuperar la repostería estadounidense