PREMIUM  SOCIEDAD

Un médico del Hospital de Navarra recorrerá 244 kilómetros en bicicleta para agradecer la labor de los donantes

Fue diagnosticado con una aplasia medular a los 23 años y recibió 244 transfusiones sanguíneas y un trasplante de médula a lo largo de los más de dos años que estuvo enfermo. 

El médico del CHN Blai Signes Fort, durante una prueba deportiva. CEDIDA
El médico del CHN Blai Signes Fort, durante una prueba deportiva. CEDIDA  

Un médico de 36 años que pudo haber muerto a los 23 por una aplasia medular, una dolencia caracterizada como muy grave, de no ser por la solidaridad de unos padres de California que autorizaron un trasplante de Médula Ósea de células madre provenientes del cordón umbilical de su hija recién nacida. 

Blai Signes Fort, médico hematólogo del Complejo Hospitalario de Navarra, quiere rendir ahora su particular homenaje a los donantes de sangre y médula ósea que le salvaron la vida mediante un reto deportivo que consistirá en recorrer en menos de 24 horas la distancia entre Pamplona y el refugio de Linza en bicicleta, subir la Mesa de los Tres Reyes y regresar en bicicleta a Pamplona.

"Estuve muy enfermo durante más de 2 años y para poder curarme precisé de muchos ingresos hospitalarios para combatir infecciones muy graves, una cirugía pulmonar y, sobre todo, precisé de la generosidad de los donantes ya que durante ese tiempo recibí 244 transfusiones sanguíneas y un trasplante de Médula Ósea", explica en un comunicado. 

"Sin la profesionalidad y humanidad de los médicos que me trataron, de las enfermeras que me cuidaron, de los compañeros de lucha que me enseñaron a saber afrontar la enfermedad y, sobre todo, sin la generosidad de  todos esos donantes, yo habría muerto a la edad de 23 años", añade. 

"Este reto es un reto deportivo personal en el que trato, a mi manera, de homenajear a todos esos donantes de sangre y de médula ósea que hacen que personas como yo, niños, adolescentes, padres y madres de familia, puedan tener una segunda oportunidad de disfrutar de la vida, puedan tener una oportunidad de no morirse", informa Signes. 

Con este reto busca también promocionar las donaciones. "En España somos muy solidarios en donaciones de sangre, una sangre que es inmensamente necesaria a diario en todos los hospitales del país. Pero estamos a la cola en personas registradas como donantes de médula ósea, una donación, la de la médula ósea, que es muy sencilla pero, a su vez, muy desconocida", añade. 

Además, busca también transmitir "esperanza" a aquellas personas que, como él, están pasando actualmente por una enfermedad grave o se encuentran a la espera de someterse a un trasplante. 

"La enfermedad nos puede arrebatar muchas cosas, pero jamás debemos permitir que nos arrebate las ganas de vivir. Yo aprendí mucho cuando estuve enfermo. Aprendí a luchar, a soñar, a luchar por esos sueños, a vivir. Mi gran sueño cuando estaba postrado en la cama del hospital era curarme y llegar a ser médico, a ser hematólogo, y una vez curado luché por ese sueño", rememora. 

 De aquel tiempo recuerda cómo aprendió a "disfrutar de la vida": "De esas pequeñas cosas que hacen que la vida sea muy grande: pasear, soñar, sonreír, viajar, enamorarse… y todos estos aprendizajes y vivencias no serian posibles sin los donantes de sangre y de médula ósea, así que desde estas palabras y desde cada kilómetro y paso de mi reto les doy las gracias a los donantes y animo a que la gente se haga donante y permita que el sueño de la vida continúe para muchas personas". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un médico del Hospital de Navarra recorrerá 244 kilómetros en bicicleta para agradecer la labor de los donantes