SALUD

El Servicio Navarro de Salud asume la revisión y el seguimiento de los trasplantados renales que antes controlaba la CUN

Al finalizar 2016 había en Navarra 542 pacientes trasplantados de riñón en seguimiento, de los que alrededor de 500 eran controlados ambulatoriamente en la CUN.

Complejo Hospitalario de Navarra.
Complejo Hospitalario de Navarra.  

El consejero Fernando Domínguez ha anunciado este miércoles que el Servicio Navarro de Salud comienza en mayo a asumir de manera progresiva las revisiones y el seguimiento de los pacientes con trasplante renal controlados actualmente en la Clínica Universidad de Navarra (CUN).

Domínguez ha indicado en conferencia de prensa tras la sesión semanal del Gobierno que ahora el Complejo Hospitalario de Navarra efectúa el seguimiento de personas trasplantadas en otras comunidades y de pacientes con doble trasplante riñón-páncreas

Por su parte la CUN se ocupa de la revisión y el seguimiento de aquellos pacientes que han sido trasplantados de riñón en sus instalaciones.

A partir de ahora este control se hará de forma compartida mientas progresivamente lo asume el Servicio Navarro de Salud, que en mayo comenzará con los pacientes que fueron trasplantados en 2015 y espera concluir el proceso para 2020.

DOMÍNGUEZ DICE QUE LA CALIDAD ESTÁ GARANTIZADA

Con ello, ha dicho Domínguez, "se persigue normalizar la continuidad asistencial" de estas personas, al tiempo que ha recordado el carácter subsidiario de los convenios sanitarios y la obligación legal del sistema público de "realizar todos los procedimientos que pueda", por lo que no ha descartado que el SNS asuma en el futuro la realización de los trasplantes renales.

Y ha añadido que, por lo general, es el centro de origen, el que hace diagnostica la enfermedad renal crónica y la posible necesidad de un trasplante, el que se ocupa del seguimiento postrasplante.

En todo caso los controles durante los seis meses siguientes al trasplante se mantendrán en la CUN, que también hará una visita anual a todos los trasplantados en este centro, y se encargará igualmente del control de pacientes con doble trasplante hepático-renal o cardíaco-renal.

"La calidad técnica de este procedimiento está plenamente garantizada", ha asegurado el consejero, quien ha precisado que al finalizar 2016 había en Navarra 542 pacientes trasplantados de riñón en seguimiento, de los que alrededor de 500 eran controlados ambulatoriamente en la CUN, para lo que se realizaron, entre otros procedimientos, más de 1.700 consultas de revisión.

Y es que la mayor parte de los casos de enfermedad renal crónica en la Comunidad Foral se diagnostican en el CHN pero, en caso de que el paciente precise un trasplante, éste se efectúa en la CUN en virtud de un acuerdo marco, renovado el año pasado y que Domínguez dice que no se va a modificar por este cambio en los controles.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Servicio Navarro de Salud asume la revisión y el seguimiento de los trasplantados renales que antes controlaba la CUN