PAMPLONA

Acuerdo por el paso de la Dolorosa: Ayuntamiento y Arzobispado firman un convenio para regular la cesión de su uso

El convenio administrativo, de cuatro años de duración, inventaría los elementos del paso procesional y aclara derechos y deberes de las partes.

La Dolorosa se prepara para su traslado desde la iglesia de San Lorenzo hasta la Catedral de Pamplona JAVIER LEOZ
La Dolorosa se prepara para su traslado desde la iglesia de San Lorenzo hasta la Catedral de Pamplona JAVIER LEOZ

El Ayuntamiento de Pamplona y el Arzobispado han firmado esta mañana un convenio para regular el uso del paso de Nuestra Señora de la Soledad, único paso procesional de propiedad municipal y perteneciente al patrimonio histórico-artístico del Consistorio.

Así, hoy han quedado por primera vez reguladas las condiciones de esa cesión de uso, y las facultades y obligaciones de las partes en un convenio de carácter administrativo que deroga cualquier otra resolución o acuerdo anterior en ese sentido. El convenio ha sido firmado esta mañana por el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, y el arzobispo de Pamplona y Tudela, Francisco Pérez González.

El texto tiene como horizonte una duración de cuatro años y recoge, entre otros asuntos, la propiedad de los elementos y los lugares tanto de exposición de la imagen, como de guardia y custodia del conjunto. El documento ha sido consignado tras un proceso de estudio y recopilación de toda la información municipal disponible relativa a la imagen de Nuestra Señora de la Soledad, así como su uso y cesión de este.

El convenio establece los requisitos para su modificación y las causas de resolución. La existencia de una comisión mixta permitirá dirimir posibles divergencias en su interpretación.

USOS TRADICIONALES

En el convenio se consigna que el Consistorio es propietario tanto de la imagen, como de las andas en las que se porta y todos los elementos accesorios debidamente inventariados (desde las vestimentas, hasta una detallada lista de elementos que se especifican en un anexo). También que el Ayuntamiento cederá cada año su utilización al Arzobispado para usos tradicionales.

Hay dos categorías de usos tradicionales. Cuatro momentos durante la Semana Santa pamplonesa que se definen como ’El traslado’ de san Lorenzo a la Catedral, e incluye el vestido de la imagen en la misma parroquia; ‘la celebración del Septenario’ en el interior de ese templo; ‘La procesión de Viernes Santo’ por las calles de Pamplona y el recorrido conocido como ‘El retorno’, por el cual la imagen vuelve a san Lorenzo.

Fuera de ese periodo también se recogen otros dos usos tradicionales: los ensayos previos a la Semana Santa y la celebración del ‘Triduo’, una conmemoración que se realiza del 13 al 15 de septiembre y que consiste en el traslado de la imagen en el interior de la iglesia de San Lorenzo, desde la capilla en la está durante el año, hasta el altar mayor del templo.

El texto establece que cualquier otro uso diferente a los consignados (“extraordinario”) deberá ser autorizado expresamente por el Ayuntamiento de Pamplona y que
las condiciones de esa cesión se establecerán en el documento de autorización.

DERECHOS Y OBLIGACIONES 

El Ayuntamiento de Pamplona autoriza de forma genérica la utilización de imagen y andas para los usos tradicionales. Exclusivamente para esos actos, deberá contratar un seguro de accidentes para las Hermanas de la Soledad y los portadores de la Hermandad de Paz y Caridad, una asociación secular dependiente de la Diócesis de Pamplona y Tudela desde¡ finales del XIX.

Asimismo el Consistorio aportará el personal municipal necesario para el ‘vestido de la imagen’ y costeará los gastos de traslado y retorno de las andas (que se guardan en la sede de la Hermandad de la Pasión) y sus elementos accesorios. El Consistorio abonara 6000 euros + IVA o la cantidad que determine el responsable del área para gastos  de preparación y elementos ornamentales, además del abono de las baterías para su iluminación.

Por su parte el Arzobispado procesionará el paso y sus elementos conforme a los usos tradicionales recogidos en el convenio y se encargará de la guardia y custodia de estos durante esas fechas. Además, colaborará en los actos preparatorios del paso y comunicará al Consistorio las fechas y circunstancias de cada traslado. El Arzobispado se compromete a cumplir las instrucciones municipales en la realización de todos los actos de manipulación de la imagen y sus elementos, que se verificarán bajo la supervisión de personal municipal.

El Arzobispado, por su parte, contratará una póliza de seguros que cubra los posibles desperfectos en la imagen y sus accesorias que se deriven de uso, depósito y custodia. Será esta misma institución la que realice las operaciones de limpieza o mantenimiento básico del paso. También el Arzobispado tendrá la responsabilidad de informar al Ayuntamiento del estado de conservación de todos los elementos, además de comunicar cualquier desperfecto o incidencia.

En ese supuesto, como propietario del paso procesional, el Ayuntamiento se encargará de las posibles reparaciones o reposiciones de elementos del paso, siempre bajo la supervisión de personal técnico propio. Cualquier modificación o intervención en los elementos del paso deberá ser autorizada por el Consistorio.

Respecto de la guarda y custodia, La Dolorosa reside durante el año en la parroquia de San Lorenzo y sus andas y elementos auxiliares en la sede de la Hermandad de la Pasión. El convenio firmado hoy establece que será obligación del Arzobispado la custodia de la imagen cuando no está en un uso tradicional, así como el depósito y custodia del manto, vestimenta, andas y demás elementos para procesionar.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Acuerdo por el paso de la Dolorosa: Ayuntamiento y Arzobispado firman un convenio para regular la cesión de su uso