PREMIUM  SOCIEDAD

Diversión sobre la nieve del Pirineo: estos son los mejores planes para disfrutar de una Navarra teñida de blanco

Los impresionantes paisajes invernales en el Roncal, Salazar o Urbasa se convierten en el escenario perfecto durante todo el invierno.

Una familia camina por la nieve con sus raquetas.
Una familia camina por la nieve con sus raquetas.  

Desde los valles de Roncal y Salazar, donde se ubican las estaciones de esquí de fondo de Larra-Belagua y Abodi, respectivamente, hasta los relieves más suaves de las sierras de Aralar y Urbasa, en el Pirineo oriental, el invierno ofrece en todo el Pirineo navarro planes para divertirse en la nieve para los más aventureros y para aquellos que prefieren opciones más tranquilas.

La poca dificultad que entrañan, por ejemplo, las raquetas de nieve, ha hecho que este deporte haya ganado multitud de adeptos en los últimos años. Un deporte seguro, fácil de aprender y, sobre todo, apto para todos los públicos. Caminar sobre la nieve abriendo huella con raquetas permite un contacto directo con el impresionante paisaje invernal así como acceder a parajes a los que no se podría llegar de otra manera.

Las rutas de raquetas de nieve pueden realizarse por libre, si se tienen raquetas propias. Existe la posibilidad de realizar circuitos marcados tanto en el Centro de esquí de fondo Larra-Belagua como en el Centro de esquí nórdico Abodi-Irati. Si no se dispone de raquetas propias se pueden alquilar para realizar una ruta por su cuenta  o, por otro lado, para disfrutar con recorridos guiados. 

Además de raquetas de nieve, el Centro de esquí de fondo Larra-Belagua (Roncalia) cuenta con más de 20 kilómetros de pistas esquiables entre El Ferial y La Contienda. Las pistas de esquí del valle de Roncal acogen varias pruebas deportivas a lo largo del invierno. La próxima, el VII Triatlón de Invierno se celebrará el próximos 12 de marzo.

También el cercano Centro de esquí Abodi-Irati, en el valle de Salazar, ofrece parajes incomparables para la práctica del esquí de fondo. Dispone de 22 kilómetros de pistas esquiables repartidos en cuatro recorridos: Zumakadoia (5,5 kilómetros), Cruz de Osaba (8 kilómetros), Cerrillar (5 kilómetros) y Camino de Koista (3,5 kilómetros).


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Diversión sobre la nieve del Pirineo: estos son los mejores planes para disfrutar de una Navarra teñida de blanco