PREMIUM  EMPLEO

El director de TRW no ofrece opción: "Los despidos son necesarios para salvaguardar la planta"

En su intervención, Parnham ha reiterado en distintas ocasiones que "no hay un plan de cierre" para la planta de Landaben.

Sesión de trabajo para que el Plant Manager de ZF TRW Automotive España, Paul Henry Parn, explique el ERE en la compañía. PABLO LASAOSA
Sesión de trabajo para que el Plant Manager de ZF TRW Automotive España, Paul Henry Parn, explique el ERE en la compañía. PABLO LASAOSA  

El director de la fábrica de ZF-TRW en Landaben, Paul Henry Parnham, ha asegurado que el grupo "no quiere cerrar la planta" de Landaben, pero ha remarcado que los despidos son "necesarios" para "salvaguardar la planta". "Es una decisión dura, pero no nos queda otra", ha asegurado.

Así lo ha señalado el Plan Manager de ZF-TRW en una comisión en el Parlamento foral, pedida por todos los grupos parlamentarios, tras la solicitud realizada por el propio Parnham, para informar sobre el conflicto laboral de la fábrica de Landaben ante los 250 despidos planteados por la dirección.

Coincidiendo con la comparecencia del responsable de la planta, la plantilla se ha concentrado a las puertas de la Cámara, tras la pancarta 'Gobierno: de las palabras a los hechos. ZF-TRW solución', para mostrar su rechazo al ERE.

En su intervención, Parnham ha reiterado en distintas ocasiones que "no hay un plan de cierre" para la planta de Landaben y que la empresa "no quiere cerrar la planta", algo para lo que, según ha dicho, "necesitamos que nos ayuden los trabajadores, que estén dispuestos a cambiar". "Y eso no es una amenaza", ha subrayado.

De este modo, ha incidido en la idea de que "para salvaguardar la planta se necesitan de estas decisiones en un sector tan competitivo como el de la automoción" y ha advertido de que si la fábrica de Landaben "sigue como está, cerrará". "No es una amenaza, es la realidad", ha remarcado.

En este sentido, Parnham ha afirmado que la planta de Pamplona "se ha ido quedando aislada del resto del sector, se ha quedado anticuada" y ha destacado, además, que es la fábrica "con el coste más alto por hora" de todo el grupo, de 37,21 euros.

"Tenemos más de 50 días inhábiles al año, el dato más alto del grupo; también tenemos el número de horas de trabajo más bajo del grupo, 1.695, y la tasa de absentismo más alta, del 8 por ciento". "No es algo que diga contento y orgulloso, pero hay que decirlo, son cuestiones que hay que resolver", ha asegurado.

Ha detallado, además, que "en estos últimos tres años se han perdido 43,7 millones de euros" en la planta de Pamplona y en los últimos cinco años las pérdidas han sido de "más de 63 millones de euros". "Es una hemorragia incontenible, tenemos que hacer algo, no podemos seguir en esta situación", ha advertido, para agregar que desde el año 2009 "no hemos conseguido un cliente nuevo importante para la planta de Pamplona".

 "No estamos jugando a cosas raras, no es mi estilo en absoluto, soy muy consciente de que estoy aquí porque hay un problema tremendo y nos estamos quedando sin tiempo, el tiempo es fundamental para garantizar que la planta no cierre, algo que no quiero que ocurra", ha expuesto Parnham, para señalar que para lograrlo se debe "implicar a las personas en la empresa, que sean ellos los que hagan los cambios, que ya están en otras empresas del sector". "La planta de Pamplona se tiene que montar en ese tren", ha argumentado.

Según ha continuado, "para eso tenemos que tomar decisiones complejas, duras, desagradables, pero lo estamos haciendo por las razones adecuadas". "Si no hacemos lo que tenemos que hacer ahora, esa cifra (la de los despidos) no será de una centena sino de más de 600", ha alertado.

Ha señalado, además, que "va a ser una etapa difícil, pero fundamental" y ha advertido de que el grupo "no puede seguir trayendo volumen de negocio a esta planta con pérdidas". "Tenemos que reconocer cuáles son las causas raíz y hacer algo al respecto, quiero que cobren un buen sueldo, pero que también trabajen con efectividad, alguna hora más, pero no más que en otras plantas", ha relatado.

En su opinión, "el planteamiento es justo, equitativo y todo ello por problemas reales a los que nos enfrentamos". "No es un plan de cierre de planta, tengo esa reputación sin razón, he cerrado alguna planta pero he ayudado a que salgan a flote muchas más", ha destacado Parnham.

Sobre la posibilidad de que la planta de Landaben asuma la fabricación de las direcciones del nuevo Polo, ha asegurado que "estamos haciendo todo lo posible para que esa carga de trabajo venga a Pamplona" y ha señalado que tiene "expectativas" de que "sea así". Ha recordado, además, que si finalmente se logra "se minimizarían" las extinciones de contratos de forma que "no estaríamos hablando de una pérdida de 250 puestos de trabajo, sino 183".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El director de TRW no ofrece opción: "Los despidos son necesarios para salvaguardar la planta"