PREMIUM  SOCIEDAD

Las diez claves para afrontar la cuesta de enero y el nuevo año

Comprar marcas blancas, utilizar el transporte público o revisar los contratos de luz y gas puede suponer un ahorro de 2.500 euros.

Las diez claves para afrontar la cuesta de enero y el nuevo año.
Las diez claves para afrontar la cuesta de enero y el nuevo año.  

La Asociación de Consumidores de Navarra Irache propone una serie de medidas que pueden ayudar a las familias a disminuir los gastos de cara al año que comienza. Se ha calculado que, en el mejor de los casos, se podrían conseguir ahorros superiores a 2.500 euros, si bien hay que tener en cuenta que son pautas generales, cuya validez y eficacia depende exclusivamente de las circunstancias concretas de cada hogar.

MARCAS BLANCAS

Según un reciente estudio de Irache, adquirir productos de marca blanca en la cesta de la compra puede suponer un ahorro del 44%. Esto disminuiría el gasto anual en 1.772 euros, basándonos en el último dato en gasto de alimentación por hogar publicado por el Instituto Nacional de Estadística. El ahorro es generalizado, como ha podido comprobar esta Asociación, ya que en las cuatro superficies analizadas el ahorro con la marca blanca era del 48%, 47%, 42% y 41%. En cualquier caso, lo más importante es comprar lo necesario, para lo que puede ayudar hacer una lista de la compra adecuada a la situación del hogar.

UTILIZAR EL TRANSPORTE PÚBLICO

Otra fórmula para ahorrar consiste en utilizar el transporte público especialmente cuando nos desplazamos en ciudad. La reciente implantación de los bonos mensuales que permiten a los usuarios más asiduos viajar de forma más económica puede ser un buen sistema para ahorrar en el transporte. El 92% de los ciudadanos consideran que este sistema es muy positivo con importante acogida tras su implantación. Por ejemplo una persona que realiza 4 viajes diarios en coche de 5 kms durante los días laborables terminará realizando 5.800 kms anuales que se le pueden suponer más de 1.160 euros de desgaste de vehículo y gasolina. Estos desplazamientos en autobús con el bono mensual sumarían un gasto anual de 360 euros, lo que supone una diferencia de 800 euros. Además esta forma de desplazarse es más ecológica y más respetuosa con el medio ambiente.

LA LUZ Y EL GAS

Otro factor en el que se puede ahorrar es en el recibo eléctrico y el suministro de gas, un gasto que puede superar los mil euros al año. En primer lugar, puede convenir revisar la factura eléctrica y asegurarse de que su contrato es el que mejor se adecúa a su consumo. Según el comparador de la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia, para un contrato combinado de luz y gas, con 4,6 kW de potencia, 3.000 kWh/año de consumo eléctrico y 6.000 de consumo de gas, y con servicios adicionales, la diferencia entre la oferta más cara y la más barata puede suponer un ahorro de 215 euros, de 1.327 a 1.112 euros anuales.

Otro factor es asegurarse de que no se tiene contratada una potencia mayor a la necesaria para el consumo habitual. Así, un hogar que pasase de tener 5,75 kW de potencia a 3,3 kW podría conseguir un ahorro anual de algo más de 100 euros.  Los pensionistas, familias numerosas, con todos sus miembros en desempleo o los hogares con una potencia inferior a 3 kilovatios pueden solicitar el bono social.

LOS SEGUROS

Las pólizas contratadas es otro gasto importante de los hogares. En muchos casos, los consumidores ignoran las condiciones o coberturas que contienen sus seguros. En muchas ocasiones, valorar simplemente si es necesario tener el coche asegurado a todo riesgo o vale con tenerlo a terceros o revisar que las coberturas del seguro del hogar no dupliquen las de la comunidad puede suponer un ahorro de más de quinientos euros. Además, un cambio de compañía puede suponer también una notable reducción del coste: por ejemplo, para un seguro a todo riesgo para el coche se puede conseguir diferencias de 876 euros, desde 1.578 a 702 euros; o para un seguro de hogar, de una casa de 110 metros cuadrados, la diferencia entre pólizas podría ser de 207 euros, desde 333 a 126 euros, por ejemplo.

EL COCHE 

Supone uno de los mayores gastos familiares. A la gasolina hay que unirle la ITV, los impuestos y el mantenimiento del vehículo. Este último concepto puede suponer un gasto aproximado de 500 euros al año, teniendo en cuenta las reparaciones que se efectúan y las piezas de recambio que se utilizan a lo largo de la vida del vehículo. Por ello, es importante, conocer el estado del vehículo y elegir talleres donde la calidad y el precio sean satisfactorios. Un estudio de Irache indica que entre talleres puede haber diferencias cercanas al 30%, lo que podría conllevar aproximadamente un ahorro de 150 euros.

ROPA 

Según los últimos datos del INE, cada hogar gasta 1.376 euros al año en ropa y calzado. Para reducir el gasto, un primer paso es repasar el armario y decidir qué ropa es necesario comprar realmente. A partir de ahí, una opción interesante puede ser esperar a las rebajas, donde se encuentran descuentos de hasta el 65%. En todo momento, también conviene visitar distintos comercios y comparar precios. Otra alternativa es buscar renovar el vestuario en tiendas de segunda mano o ‘outlet’.

GASTOS BANCARIOS

Las diferencias entre entidades pueden suponer un ahorro para el consumidor. Así, la diferencia de coste por mantener una cuenta corriente, tener una tarjeta de débito, otra de crédito y un préstamo personal puede ser, entre un banco u otro, de 84 euros anuales. Evidentemente, si el consumidor tiene un préstamo hipotecario la diferencia puede crecer notablemente.

Otras opciones, además de cambiar de banco, es reconsiderar el uso de algunos productos bancarios. En ocasiones, hay tarjetas que ni siquiera usamos pero por las que estamos pagando comisión, también pasa con cuentas que no utilizamos u otros productos.

TELEFONÍA 

Actualmente es muy habitual que muchos hogares cuenten con servicio de ADSL y telefonía fija además de varias líneas móviles. Estos servicios pueden suponer un gasto considerable, que en algunos casos puede acercarse a los cien euros al mes. Sin embargo, comparar la multitud de ofertas en el mercado puede hacer posible un ahorro superior a los 420 euros anuales.

En cualquier caso, lo más importante es conocer las condiciones de contratación -es conveniente conservarlas en papel- y confirmar que el precio pactado incluye todos los servicios ofrecidos. Asimismo, conviene asegurarse de que no hay que pagar ninguna penalización si queremos cambiar de compañía.

En cuanto a la línea fija, los pensionistas con bajos ingresos pueden solicitar el abono social, que puede suponer un ahorro mensual de unos catorce euros.

PREPARAR LOS VIAJES CON ANTELACIÓN

Según una encuesta de Irache, cada navarro gasta de media en sus vacaciones 568 euros. Sin embargo, hay fórmulas para que las vacaciones y los viajes salgan más baratos. Así, el precio de los vuelos varía en función del mes e incluso del día. Por ello, planificar con tiempo el viaje, elegir la compañía o hacerlo en miércoles en lugar de viernes puede resultar más económico. Junto a ello, optar por alojamientos a particulares en lugar de los hoteles más conocidos y cocinar o reducir las comidas en restaurantes puede suponer, tranquilamente, un ahorro de más de un 30% en el coste total.

PLANIFICACIÓN

En ocasiones, es muy útil llevar actualizada una hoja de cálculo del gasto doméstico en la que apuntar todos los gastos que se llevan a cabo en el hogar, por pequeños que sean y separar los fijos, variables y los imprevistos. Este seguimiento puede alertar sobre los gastos superfluos y ayudar a llevar a cabo estrategias para reducir el impacto económico en el hogar. Una correcta planificación puede hacer posible un ahorro de más de 1.200 euros.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las diez claves para afrontar la cuesta de enero y el nuevo año