• domingo, 25 de julio de 2021
  • Actualizado 09:45

SALUD

Desplome de las urgencias en Navarra: el número de pacientes cae un 52% desde la aparición del coronavirus

El 17 de febrero, acudieron al servicio de Urgencias del Complejo Hospitalario de Navarra 370 personas. Un mes después, esa cifra ha bajado a 176.

Sala de espera vacía en Urgencias del Complejo Hospitalario de Navarra ARCHIVO
Sala de espera vacía en Urgencias del Complejo Hospitalario de Navarra. ARCHIVO

El coronavirus está dejando también lecciones que aprender en los servicios públicos. En Navarra, por ejemplo, las cifras que maneja el departamento de Salud sobre las personas que acudían a Urgencias del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) son demoledoras.

Hace un mes, el 17 de febrero, 370 pacientes llegaron a Urgencias por diferentes motivos, un número dentro de la media habitual de este servicio en la Comunidad foral, que diariamente se solía mover entre las 350 y las 400 personas.

Sin embargo, un mes después, este martes, 17 de marzo, la cifra de pacientes en Urgencias fue de 176, es decir, un 52% menos y un número muy por debajo de la media habitual que solía registrarse en Urgencias del CHN.

La tendencia a la baja se ha ido notando durante este último mes, con algunos picos representativos. Por ejemplo, el 29 de febrero, el día en el que el Gobierno foral anunció el primer positivo por COVID-19 en la región, la asistencia a Urgencias se redujo en 42 personas, comparado con solo una jornada anterior, el 28 de febrero.

El descenso más acusado y prolongado, sin embargo, se produjo a partir del lunes 9 de marzo. Durante el fin de semana previo se había detectado en al Comunidad foral el cuarto caso positivo, y la enfermedad comenzaba a tomar tintes drásticos.

Las decisiones políticas, obviamente, afectaron sobremanera a esta circunstancia, ya que no se quiso desatar la alarma hasta que hubiera pasado el 8-M y todas sus manifestaciones del colectivo feminista.

ERROR DE BULTO

Visto con posterioridad, los hechos revelan que fue un error de bulto y que el confinamiento de la ciudadanía debería haber comenzado antes, con el propósito de reducir el crecimiento tan extraordinario de los contagios.

El comportamiento de la ciudadanía en Navarra con respecto a las Urgencias una vez desatada la pandemia del coronavirus revela la poca educación que demostraba la población en el uso racional sanitario, acudiendo al hospital por casos que deberían haber sido examinados en los médicos de cabecera.

El número de ingresos de quienes entraron en Urgencias avala esta tesis, puesto que esta cifra solo ha descendido un 23% en el mismo período de tiempo, desde el 17 de febrero (cuando fueron ingresadas 76 personas) hasta el 17 de marzo (58 pacientes ingresados).

La dirección del Complejo Hospitalario de Navarra lleva un mes organizando la asistencia sanitaria frente a la nueva situación de la pandemia del coronavirus, aunque avisa que el escenario cambia prácticamente todos los días, por lo que los planes son flexibles, con el objetivo de que se puedan articular en función de las diferentes necesidades que se presenten.

Actualmente, existen dos circuitos diferentes en Urgencias. Por un lado, está el reservado para atender a las personas que muestran síntomas respiratorios (y que, automáticamente, pasan a ser sospechosos de estar infectados con el COVID-19), mientras que hay otro circuito para atender a los pacientes que acuden con otro tipo de patologías.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Desplome de las urgencias en Navarra: el número de pacientes cae un 52% desde la aparición del coronavirus