PREMIUM  SOCIEDAD

La Clínica Universidad de Navarra brinda un emotivo adiós a su última promoción de MIR

Los 35 médicos residentes han podido completar su especialización en centros pioneros internacionales, investigar y recibir e impartir cursos de formación.

La última promoción de médicos residentes de la Clínica Universidad de Navarra junto al Consejo de Dirección de la Clínica y al decano de la Facultad de Medicina, el Dr Secundino Fernández. Foto: CUN
La última promoción de médicos residentes de la Clínica Universidad de Navarra junto al Consejo de Dirección de la Clínica y al decano de la Facultad de Medicina, el Dr Secundino Fernández. Foto: CUN  

Después de cuatro, y en algunos casos cinco años de formación, 35 médicos celebraron este pasado jueves el final de su período de residencia en la Clínica Universidad de Navarra, con un acto de despedida en el que recibieron los certificados que les acreditan como especialistas.

El doctor Nicolás García, presidente de la Comisión de Docencia de la Clínica, señaló que “termina una promoción de residentes muy bien formados, han demostrado tener miras más allá del punto de vista profesional, y eso nos ha exigido esforzarnos para que crezcan al máximo”.

El acto de despedida de la XXXIV promoción se celebró en el salón de actos del edificio de Ciencias de la Universidad de Navarra. En él estuvieron presentes el director general de la Clínica, José Andrés Gómez Cantero; el presidente de la Comisión de Docencia, el Dr. Nicolás García; el decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra, el Dr. Secundino Fernández, y el director de Medicina Clínica y Traslacional de la Universidad de Navarra, el Dr. Jesús San Miguel. La lección magistral corrió a cargo del Dr. y catedrático en Estética, Ricardo Piñero, que abordó ‘Personas que cuidan personas’.

Durante el tiempo que ha durado la residencia, los nuevos especialistas han tenido la oportunidad de realizar cursos de doctorado y la tesis, así como colaborar en la publicación de trabajos en revistas especializadas y participar en docencia e investigación.

Siempre recordaremos y agradeceremos a nuestros maestros por toda la formación que nos han dado. Y espero que nunca olvidemos aquello por lo que iniciamos esta gran carrera hace más de diez años: la pasión por ayudar a los demás”, apuntó Jesús Olivas, hasta ahora residente del Departamento de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora.

Buena parte de los residentes ha completado su formación en centros internacionales de prestigio. “Salir fuera me parece una experiencia enriquecedora desde el punto de vista profesional y personal, que te permite conocer cómo se trabaja en otros centros hospitalarios y tener la oportunidad de implementar aquellos conocimientos que has adquirido”, afirmó Maribel Morales, especialista en Medicina Nuclear, que realizó una estancia en el Universitätsklinikum Würzburg (Alemania).


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La Clínica Universidad de Navarra brinda un emotivo adiós a su última promoción de MIR