SOCIEDAD

El derribo de las naves de SuperSer para construir un Ikea en Pamplona podría comenzar en un mes

Se ha autorizado el proyecto de derribo, que ahora deberá ser adjudicado a una empresa para iniciarse defintivamente la demolición.

Antigua Superser en Cordovilla, Pamplona. ARCHIVO
Antigua Superser en Cordovilla, Pamplona. ARCHIVO

El derribo del edificio de la antigua fábrica de SuperSer, en el polígono de Cordovilla a las afueras de Pamplona, para la construcción de una nueva gran superficie de Ikea podría comenzar en unos treinta días.

Así lo ha afirmado el director gerente de Nasuvinsa, José María Aierdi al ser preguntado sobre este asunto tras una conferencia de prensa.

Aierdi ha informado de que el Ayuntamiento de Galar ya ha autorizado el proyecto de derribo. De hecho, la pasada semana se publicó en el Portal de Contratación el correspondiente concurso público.

El concurso tiene un plazo de treinta días y después se procederá a la adjudicación y al inicio de los trabajos de derribo.

Antes de que se conocieran las fechas definitivas, desde las asociaciones de comerciantes del Casco Antiguo y Ensanche ya criticaron la implantación de Ikea en Pamplona y reaccionaron con "perpejlidad e indignación".

Las asociaciones denunciaron que el derribo de la actual fábrica "tendrá un coste de 3,5 millones de euros y correrá a costas de las arcas públicas", además de que "se pondrá a disposición de la firma sueca 30.000 metros cuadrados a un precio irrisorio, sobre todo si lo comparamos con el coste medio del m2 comercial en nuestra ciudad", reclaman.

Otra de las demandas de Ikea es la construcción de un vial que una su centro comercial con la avenida de Zaragoza y el parque comercial Galaria. La tercera condición de la corporación es la habilitación de un acceso directo a su tienda desde la PA-31.

"No podemos aceptar que desde el actual Gobierno de Navarra se esté poniendo la alfombra a un gran operador comercial, como Ikea, plegándose a sus exigencias y contribuyendo, con dinero público, a su desembarco, al tiempo que se pone de perfil o mira hacia otro lado, en un tema como es el de las consecuencias derivadas del plan de amabilización que está comprometiendo gravemente el futuro del comercio del centro de Pamplona", criticaron los comerciantes.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El derribo de las naves de SuperSer para construir un Ikea en Pamplona podría comenzar en un mes