• jueves, 08 de diciembre de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

SOCIEDAD

Aumentan las ayudas a dependientes para la contratación de profesionales en Navarra

1.208 personas percibían una ayuda para la contratación de personas cuidadoras profesionales en su domicilio, lo que supone un aumento del 25,5 respecto al año anterior.

Una cuidadora ayuda a una anciana. ARCHIVO
Una cuidadora ayuda a una anciana. ARCHIVO

El Gobierno de Navarra ha aprobado actualizar con el IPC interanual de Navarra, esto es, un 6,6%, las ayudas a personas en situación de dependencia para la contratación de profesionales en el domicilio.

A finales de diciembre de 2021, un total de 1.208 personas percibían una ayuda para la contratación de personas cuidadoras profesionales en su domicilio, lo que supone un aumento del 25,5 respecto al año anterior.

En el año 2020, dentro de las medidas extraordinarias aprobadas para hacer frente a la crisis originada por el coronavirus y acordadas en el seno del Consejo de Diálogo Social, estas ayudas se incrementaron un 20%, subida que se consolidó para 2021, lo que ha supuesto que en dos años el incremento de personas beneficiarias supere el 50%, ha informado en un comunicado el Gobierno de Navarra.

Gracias a un cambio en la normativa fiscal, las personas en situación de dependencia que contratasen a otra cuidadora en domicilio comenzaron a aplicarse unas deducciones del 100% de las cantidades abonadas a la Seguridad Social por el profesional contratada. La medida se centraba en la atención en las casas de menores de 16 años y personas con discapacidad o dependencia. Una decisión del Ejecutivo foral enmarcada en su día, primavera de 2020, en el contexto de las medidas anti COVID. La deducción se prorrogó durante el año 2021 y, recientemente, el Gobierno ha decido mantenerla para el año 2022, además de aumentar su cuantía.

HASTA 1.000 EUROS DE DEDUCCIÓN EN 2022

En concreto, en 2022 las deducciones en 2022 por la contratación de un cuidador a domicilio alcanzan los 1.005 euros, en caso de personas en situación de gran dependencia, que si alcanzan el tope de ingresos se aplicarán deducciones de 462 euros. Las personas que tengan reconocida una dependencia severa accederán a deducciones máximas de 759 euros y un mínimo de 351 euros. Por su parte, las que padezcan una dependencia moderada se beneficiarán de una deducción máxima de 399 euros y una mínima de 184 euros.

La consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, ha destacado que las mejoras que proporciona esta prestación buscan "contribuir a que las personas dependientes puedan permanecer en sus domicilios el mayor tiempo posible de acuerdo a sus deseos, a la par que se genera empleo en el sector y se contribuye a aflorar una mano de obra, en ocasiones contratada irregularmente".

Por regla general, para acceder a estos empleos, las personas cuidadoras tienen que estar acreditadas profesionalmente para ello. Sin embargo, debido a la crisis del COVID-19, y para facilitar las contrataciones de estos empleados y el cuidado de las personas menores y dependientes, se estableció que, si no hubiese profesionales con acreditación en desempleo en la oficina del Servicio Navarro de Empleo correspondiente, se pueda contratar a quien no lo esté, como ya ocurre en municipios por debajo de los 5.000 habitantes. Esta excepción, en estos momentos, se extiende a municipios mayores de 5.000 habitantes siempre que la situación general de la pandemia se sitúe en el nivel de alerta 3 o superior, en relación a la pandemia.

La Orden Foral 476/2018, de 19 de diciembre, regula las condiciones y precisa los requisitos a los que está condicionada la ayuda, tanto de la persona beneficiaria como de la cuidadora profesional. Las cuantías máximas y mínimas de estas ayudas ya se incrementaron entonces entre un 45% y un 140% respecto a las que había con anterioridad.

Según esta norma, las personas contratadas deberán al menos percibir el Salario Mínimo Interprofesional, y disponer de un contrato por un mínimo de 80 horas mensuales, para la atención de personas con grado de gran dependencia y dependencia severa; y de 60 horas mensuales para el grado de dependencia moderada, en la modalidad de contrato mercantil con una entidad de servicios de atención domiciliaria o bien personal autónomo; y por otro lado, mediante un contrato laboral con la cuidadora o cuidador profesional.

Cabe recordar que esta ayuda es compatible, en la cuantía que le corresponda según su valoración económica, con la estancia temporal en residencias durante un mes al año de manera continuada o discontinua, servicios de atención diurna, servicios de prevención y promoción de la autonomía personal y el servicio de atención a domicilio municipal.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Aumentan las ayudas a dependientes para la contratación de profesionales en Navarra