• viernes, 24 de septiembre de 2021
  • Actualizado 02:07

 

 
 

SOCIEDAD

Finaliza la construcción de la nueva depuradora que dará servicio a dos pueblos de la Comarca de Pamplona

El sistema de depuración ejecutado está dimensionado para una población de 372 habitantes.

La nueva depuradora de aguas residuales de Izu. MCP
La nueva depuradora de aguas residuales de Izu. MCP

Este miércoles ha sido presentada la nueva depuradora de aguas residuales (EDAR) que ya presta servicio a Izu y Asiáin, y que ha contado con una inversión de 880.000 euros por parte de la sociedad pública NILSA, dependiente del Gobierno de Navarra.

El consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, ha visitado este miércoles la instalación, que será gestionada por la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona. En el acto ha estado acompañado por el presidente de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, David Campión, y por Moisés Garjón, alcalde de la Cendea de Olza, municipio donde se ubica la infraestructura.

Situada a 150 metros del núcleo urbano de Izu, en la margen derecha del río Arakil, ocupa una superficie de 1.700 metros cuadrados. El sistema de depuración ejecutado está dimensionado para una población de 372 habitantes y un caudal medio de 84 m3/día, ha informado el Gobierno de Navarra.

La nueva EDAR biológica sustituye las dos fosas sépticas existentes hasta la fecha. La obra ha incluido la creación de una estación de bombeo en Asiáin que impulsa los vertidos de esta localidad, en la margen izquierda del río Arakil, hasta la nueva estación de tratamiento de aguas residuales de Izu, que se sitúa en la margen derecha. Además, se ha incluido la conducción por gravedad de los vertidos de la localidad de Izu.

Cabe señalar que la estación de bombeo de Asiáin ha sido construida elevada para evitar su inundabilidad. La impulsión de Asiáin para salvar un desnivel de 15 m y cruzar el río Arakil es de fundición nodular de 100 mm de diámetro con una longitud de 288 m. El motor de bombeo tiene una potencia de 11,3 kW.

La instalación de tratamiento de aguas residuales presentada este miércoles cuenta con una obra de entrada en la que se recogen los vertidos de cada localidad, un tanque decantador digestor Imhoff, una estación de bombeo a lecho bacteriano, un decantador secundario, un bombeo de fangos y una obra de salida de efluente. Asimismo, la instalación dispone de medida de control y toma de muestras. La potencia instalada en la EDAR es de 9,5 kW.

La obra ha implicado el cruce del cauce del río Arakil a una profundidad de 1,50 m del lecho con la consiguiente restitución del fondo fluvial. La subida a la margen derecha, para superar los 15 m de desnivel, ha requerido la rehabilitación de la orilla mediante técnicas de bioingeniería con la construcción de un muro krainer. Además, para la integración de la infraestructura se han realizado una serie de plantaciones y siembras en la zona.

Hay que destacar que la ejecución de esta obra, que se llevó a cabo en el segundo semestre de 2020, se enmarca en las actuaciones previstas en el II Plan de Saneamiento de la Comarca de Pamplona (2017-2020).

La red de depuradoras que gestiona la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona está constituida por la EDAR comarcal de Arazuri y las depuradoras locales de Ibero, Izu, Etxauri, Monreal y Zubiri. Las localidades que no están cubiertas por un colector comarcal que canalice sus aguas residuales hasta la EDAR Arazuri disponen de pequeños sistemas locales de depuración (filtros percoladores, tanques Imhoff y fosas sépticas), lo que supone unas 120 infraestructuras de saneamiento local. La nueva instalación presentada hoy ha permitido prescindir de las fosas sépticas existentes hasta la fecha en Izu y Asiáin.

TRES OBRAS DE DEPURACIÓN LOCAL

También dentro de las actuaciones previstas en el II Plan de Saneamiento de la Comarca de Pamplona en 2020 se han ejecutado las obras de depuración en las localidades de Arguiñáriz (Guirguillano), Sarasate (Iza) y Ustárroz (Valle de Egües).

Las tres actuaciones son similares y han sido financiadas por NILSA. En cada caso se incluye un colector-emisario (en PVC y con 315 mm de diámetro) que recoge las aguas residuales de la localidad antes del punto de vertido o de la fosa séptica actual, la construcción de un área de tratamiento consistente en una arqueta de reparto y alivio, un tanque Imhoff de 3 m de diámetro y profundidad entre 6 y 7 m construido en fibra de vidrio; un colector-efluente de PVC 315 mm de diámetro y una zona de infiltración antes del punto de vertido. Cada una de las tres instalaciones dispone de by-pass para poder realizar labores de vaciado y mantenimiento.

En la instalación de Arguiñáriz el tanque Imhoff está dimensionado para una población de 30 habitantes y un caudal medio de 7 m3/día. El presupuesto para conocimiento de la administración contemplado en el proyecto ascendió a 202.000 € (IVA excluido).

En el caso de Sarasate el tanque Imhoff está dimensionado para una población de 99 habitantes y un caudal medio de 22 m3/día. El presupuesto para conocimiento de la administración contemplado en el proyecto ascendió a 201.000 € (IVA excluido).

Finalmente, en la instalación de Ustárroz el tanque Imhoff está dimensionado para una población de 30 habitantes y un caudal medio de 7 m3/día. El presupuesto para conocimiento de la administración contemplado en el proyecto ascendió a 174.000 € (IVA excluido).


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Finaliza la construcción de la nueva depuradora que dará servicio a dos pueblos de la Comarca de Pamplona