• sábado, 26 de noviembre de 2022
  • Actualizado 20:56
 
 

SOCIEDAD

El innovador sistema de secado solar de lodos que estrena la depuradora de Arazuri

La estación depura las aguas residuales para su vertido en el río Arga, y además obtiene recursos a partir de la materia orgánica que procesa en esta instalación.

Presentación nuevas infraestructuras de secado de lodos y digestor primario. MCP
Presentación nuevas infraestructuras de secado de lodos y digestor primario. MCP

La Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Arazuri cuenta con nuevas instalaciones, una planta piloto de secado solar de lodos, puesta en marcha el pasado mes de julio, a la que se sumará un nuevo digestor primario de lodos que se construirá a lo largo de este año.

En un acto, organizado por la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, se ha presentado el nuevo digestor primario y la planta piloto de secado solar de lodos, un invernadero de vidrio que está en funcionamiento desde julio y en la que el Ejecutivo foral invirtió 762.592,29 euros.

El departamento de Cohesión Territorial, a través de la sociedad pública NILSA, financiará con 2.178.685,05 millones de euros, un nuevo digestor primario, una infraestructura para calentar, mezclar, y romper el lodo que tendrá una capacidad de tratamiento de 4.000 m3 de fango, y permitirá obtener el máximo aprovechamiento de recursos.

Así lo ha detallado el Gobierno Foral con motivo de la visita a la planta piloto que han realizado el consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, el director gerente de la empresa pública NILSA, Fernando Mendoza, el presidente de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, David Campión, el alcalde de la Cendea de Olza, Moises Garjón, y la presidenta del Concejo de Arazuri, Mª Alicia García Esparza.

En la planta piloto de secado los lodos se deshidratan por la acción del sol, reduciendo así su volumen lo que permite optimizar costes, ahorrando en el transporte de los lodos a los campos para su aplicación en agricultura, así como consiguiendo una mayor capacidad de compostaje.

Cada lote de lodo obtenido en el proceso de depuración de las aguas residuales (aproximadamente 140 t) se dispone sobre los 1.024 m2 de superficie de la planta de secado de forma que no supere una altura máxima de 25 cm.

La radiación solar y una eficaz ventilación permite incrementar la deshidratación del lodo, según la citada fuente que indica que para favorecer la evaporación del agua, existe un sistema autónomo de volteo de los lodos: un robot que mediante la acción de unas “paletas” remueve el material de forma que la capa superior en contacto con el aire (más seca) se mezcle con la parte inferior (más húmeda) para lograr un secado homogéneo.

El agua evaporada es sacada de la instalación mediante la acción de unos extractores y ventiladores que además crean corrientes de aire caliente dirigidas al lodo para maximizar el secado.

El proceso es automático y tanto del robot de volteo de lodos como los ventiladores están controlados por un ordenador que evalúa las condiciones de temperatura, humedad y radiación solar dentro y fuera del invernadero, optimizando así el tiempo de acción.

La instalación es 100% eléctrica y está alimentada por la energía verde de la EDAR obtenida a partir del biogás generado en la digestión previa de lodos, por lo que la Huella de Carbono de la instalación es nula.

El propósito de esta planta es conocer el comportamiento del lodo de Arazuri con este sistema de secado solar que permite minimizar notablemente la cantidad de lodo a gestionar. Tras los seis primeros meses de experiencia los resultados han sido "positivos", ya que, según han informado, entre julio y diciembre se han tratado 7 lotes de lodo húmedo que en conjunto sumaban 961 toneladas.

Tras el proceso de secado se han obtenido 485 toneladas de lodo “seco” y se han evaporado 475 toneladas de agua.

No obstante, apuntan, habrá que esperar a ensayar el proceso durante un año completo para conocer los rendimientos con diferentes condiciones climatológicas (horas de sol, temperatura, nivel de humedad…).

La Depuradora de Arazuri, inaugurada en 1990, trata las aguas residuales generadas en la Comarca de Pamplona –aguas urbanas e industriales asimilables a urbanas–, así como los fangos de gran número de sistemas de depuración locales del Norte y parte del centro de Navarra. En 2020 se trataron 35,82 hm3 de aguas residuales que llegaron por la red de colectores y los fangos de 3.191 camiones cisterna de diferentes puntos de la Comunidad.

La estación depura las aguas residuales para su vertido en el río Arga, y además obtiene recursos a partir de la materia orgánica que procesa en esta instalación: energías renovables (biogás) y fertilizantes (biosólidos).


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El innovador sistema de secado solar de lodos que estrena la depuradora de Arazuri