SOCIEDAD

Denuncian la "mala gestión" y el gran número de agresiones en un centro pamplonés para personas con discapacidad

El sindicato ELA culpa a la dirección del centro de no realizar un seguimiento adecuado con las agresiones.

Una protesta anterior en el centro San José. NAVARRA.COM
Una protesta anterior en el centro San José. NAVARRA.COM  

El sindicato ELA ha recibido "muchas quejas sobre la mala gestión y la actuación arbitraria que está llevando la dirección del centro San José" tras denunciar "imposición de cambios de jornada, horarios y funciones".

Un aspecto que para el sindicato abertzale suponen "un aumento de la precariedad en las condiciones de trabajo y un alto coste personal para los trabajadores afectados". Además, sostiene que "todo se hace de forma injustificada y sin previa notificación a la Comisión de Personal".

A día de hoy, señala ELA en un comunicado, existen cuatro trabajadores de Servicios Generales a los que se les notificó el cambio de su jornada laboral con fecha a efectos de 17 de septiembre.

Además de las modificaciones destacadas por el sindicato, la dirección ha tomado "otro tipo de decisiones arbitrarias como la modificación de la jornada de una plaza funcionarial del Trabajador Social aprovechando el traslado de la actual funcionaria, el cambio de horarios a otros trabajadores del centro, la creación de plazas con jornadas que hasta ahora no existían, contrataciones de personal externo privado, etc".

Asimismo, denuncian que en materia de seguridad laboral, el centro "no está realizando un seguimiento adecuado con las agresiones desde el centro" y señalan que el número de estos hechos es "elevado".

Por ello, ELA ha exigido a la dirección del Centro San José que "ponga fin a las actuaciones arbitrarias que está llevando a cabo y solucione la problemática de Salud Laboral que están sufriendo la plantilla".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Denuncian la "mala gestión" y el gran número de agresiones en un centro pamplonés para personas con discapacidad