SOCIEDAD

Denuncian que la empresa responsable de las villavesas vierte residuos peligrosos para la salud de los pamploneses

La empresa dice que "no ha recibido ninguna denuncia sobre el tema y dejar patente la falsedad de las graves acusaciones lanzadas por Gurelur".

Imagen de la denuncia que ha interpuesto Gurelur, donde una trabajadora echa al suelo anticongelante. GURELUR
Imagen de la denuncia que ha interpuesto Gurelur, donde una trabajadora echa al suelo anticongelante. GURELUR  

El colectivo ecologista Gurelur ha puesto en conocimiento de la Fiscalía que la empresa TCC, que gestiona el servicio del transporte urbano comarcal por concesión de la Mancomunidad de Pamplona, puede estar realizando vertidos de residuos peligrosos.

Según Gurelur, TCC no gestiona conforme a la ley los líquidos anticongelantes que utilizan los más de 150 autobuses que según sus cálculos componen la flota de la empresa ya que se trata de "residuos peligrosos que están siendo vertidos a un sumidero, sin tratamiento alguno, acabando en los conductos de aguas pluviales que vierten al río Arga".

Tras precisar que los vertidos que "son ordenados a los trabajadores por parte de los responsables" de la empresa, puntualiza que TCC usa "unos 2.000 litros mensuales" de líquido anticongelante, por lo que al cabo de los años las cantidades resultan "muy preocupantes".

En este sentido Gurelur indica que el anticongelante es un compuesto orgánico (agua+mono-etilenglicol) y una inadecuada gestión del mismo como vertido incontrolado en aguas de saneamiento permite su llegada a los cursos de agua superficial o subterránea, lo que ocasiona un aumento de la DOO que determina la disminución del oxígeno disponible para los organismos aerobios.

Además, añade, estos líquidos suelen llevar asociados diversos metales pesados, entre ellos el plomo (debido a la oxidación de los conductos de refrigeración), lo que multiplican la toxicidad del residuo.

Subraya además que TCC "también consume grandes cantidades de otros tipos de líquidos peligrosos" que si se gestionan como los anticongelantes pueden estar produciendo "una afección importante al medio ambiente y a la salud de las personas".

Sin embargo la Consejería de Medio Ambiente y la empresa pública GANASA "no disponen de la documentación que debe acompañar el uso y gestión de los mismos, incluidos los referentes a las inspecciones que deben hacer de las empresas que utilizan y/o generan residuos peligrosos, como es el caso".

En todo caso Gurelur sostiene que "los suelos donde se ubica la empresa TCC, donde se aparcan las villavesas y donde se procede a llevar a cabo las labores de reparación y mantenimiento de los vehículos, están contaminados por los vertidos intencionados o no que se han venido produciendo desde que se construyeron estas instalaciones para las villavesas".

Unos hechos que "podrían ser constitutivos de un delito contra los recursos naturales, la salud de las personas y el medio ambiente, motivo por el cual se ha puesto en conocimiento de la Fiscalía" a la vez que "se está investigando si ha habido dejación y/o ocultación de estos hechos por parte de los responsables de la administración foral, con responsabilidad en la correcta gestión de los residuos peligrosos". 

LA EMPRESA DICE QUE ES FALSO Y "NO HA RECIBIDO NINGUNA DENUNCIA"

Ante las acusaciones lanzadas por Gurelur, la empresa ha enviado un comunicado en el que dice que "quiere dejar claro que TCC Pamplona realiza un riguroso y satisfactorio control de la recogida del líquido anticongelante de su flota".

TCC Pamplona quiere destacar que "gestiona la eliminación de residuos peligrosos a través del gestor autorizado, ante las graves acusaciones realizadas por Gurelur en una nota de prensa, dejando patente la falsedad de dicha información. La empresa quiere dejar constancia de que no ha recibido ninguna denuncia sobre este tema".

"El sistema de alcantarillado en todas las instalaciones de TCC Pamplona cuenta, a excepción de las aguas fecales, con decantadores, cuyas aguas son recogidas varias veces al año por otro gestor autorizado. Además, todos los meses se recogen muestras de agua del alcantarillado por parte de MCP, obteniendo parámetros dentro de la normalidad", expresan.

El Ayuntamiento de Pamplona, en 2013, y el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA), en 2019, efectuaron sendas inspecciones sorpresa para analizar la calidad y el correcto desempeño medioambiental en las instalaciones de TCC Pamplona, con resultado satisfactorio.

"Hay que destacar que el líquido anticongelante no se sustituye en los vehículos como puede ocurrir en el caso del aceite, sino que únicamente se rellena la cantidad que falte por evaporación o por determinadas averías".

"Con todas estas inspecciones y análisis que TCC Pamplona lleva a cabo para eliminar el anticongelante usado en su flota se desmonta la información aportada por Gurelur, basada en falsedades y mentiras. Por ese motivo, la empresa se reserva el derecho a tomar las acciones legales que considere oportunas antes tan graves acusaciones", concluyen.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Denuncian que la empresa responsable de las villavesas vierte residuos peligrosos para la salud de los pamploneses