• domingo, 03 de julio de 2022
  • Actualizado 14:22
 
 

SOCIEDAD

El delegado de AEMET en Navarra dice que "la predicción funcionó en las últimas crecidas"

A nivel global "vamos a ciclos hidrológicos cada vez más extremos" tanto en sequía como de precipitaciones.

Vista aérea de las inundaciones ocasionadas por el desbordamiento río Arga a su paso por Huarte, villava y Burlada en Navarra, este viernes. Los ríos Arga, Ega, Larraun, Ezkurra, Urederra y Baztán han alcanzado en las últimas horas el nivel de alerta por inundaciones en Navarra, donde han comenzado a producirse incendias en diversas zonas con calles y garajes anegados y carreteras cortadas. Las intensas lluvias de los últimos días, que continúan esta mañana, junto al deshielo han contribuido a la crecida de los ríos de la Comunidad Foral que a estas horas se han desbordado en zonas como la comarca de Pamplona impidiendo ya en algunos casos a los vecinos salir de sus casas. EFE/ Jesús Diges
Vista aérea de las inundaciones ocasionadas por el desbordamiento río Arga a su paso por Huarte, villava y Burlada en Navarra, este viernes. Los ríos Arga, Ega, Larraun, Ezkurra, Urederra y Baztán han alcanzado en las últimas horas el nivel de alerta por inundaciones en Navarra, donde han comenzado a producirse incendias en diversas zonas con calles y garajes anegados y carreteras cortadas. Las intensas lluvias de los últimos días, que continúan esta mañana, junto al deshielo han contribuido a la crecida de los ríos de la Comunidad Foral que a estas horas se han desbordado en zonas como la comarca de Pamplona impidiendo ya en algunos casos a los vecinos salir de sus casas. EFE/ Jesús Diges

El delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología en Navarra, Pedro Oria, ha opinado que la predicción meteorológica ante las últimas crecidas en la Comunidad foral fueron "bastante bien" y ha opinado que hay un "margen de mejora" en cuanto a los pronósticos sobre el caudal de los ríos.

Así, ha considerado que, "para ser un fenómeno extremo pensamos que nuestro modelo fue bueno" pero hubo "pequeños errores" a nivel local que hace que el nivel de los ríos "suba mucho más rápido de golpe", lo que "nos obliga a ir a un nivel de detalle que no solemos cubrir".

En una rueda de prensa con motivo del cambio de estación de otoño a invierno, Oria ha indicado que el 9 y 10 de diciembre cayeron más de 200 l/m2 en la zona del Pirineos y Vertiente Cantábrica, llegando a los 250 l/m2 en algunos puntos. Según ha explicado que "veníamos de días muy lluviosos, los suelos estaban completamente saturados" a lo que se suma la presencia de nieve, "lo que ha dado lugar a este episodio tan impactante de crecidas extraordinarias en los ríos sin precedentes en las últimas décadas".

Preguntado si se podrían producir un episodio similar, Oria ha subrayado que "a corto plazo queda totalmente descartado" y ha señalado que las precipitaciones previstas para las próximas semanas son "mínimas" y "nada parecido a lo que acabamos de vivir".

En su opinión, los pronósticos meteorológicos "en general han ido bastante bien" con la salvedad de las comarcas cantábricas donde la predicción "era inferior a lo que al final se ha registrado". En este sentido, ha destacado que los días anteriores a la crecida "sí que comunicamos con especial insistencia que las lluvias iban a ser extraordinarias" y se activaron los "avisos correspondientes", en este caso por lluvias, por deshielos y aludes. "De ahí hay una serie de impactos a trasladar hasta la predicción de caudal que no es nuestra competencia sino de los organismos de cuenca", ha apuntado.

En este sentido, ha manifestado que "tenemos que seguir trabajando pero muy especialmente en cómo esas lluvias pronosticadas llegan a toda la cadena de impactos, cómo el modelo de la CHE esta pronosticando caudales". Ha opinado que en la Cuenca de Pamplona "hay una clara mejoría, nadie se puede esconder que las predicciones iniciales de caudal en el Arga fueron mucho menor a lo que finalmente acabó pasando".

A este respecto, ha puesto a disposición de la CHE "todos los datos de nuestro modelo" y ha mostrado la "disponibilidad total" de la AEMET para que "mejoren sus predicciones de caudal porque sabemos que lo que nos compete es crítico para ellos".

De la misma manera, ha reconocido que "hay que mejorar mucho en el tema del deshielo, para eso tienes que tener una buena caracterización de cuánta nieve hay tanto en cobertura como en espesor, contenido de agua líquida, etc., y ahí las cuencas, cabeceras del Arga, Ulzama, Arakil, Larráun, hay un claro margen de mejora".

Ha considerado que "tenemos que poner todos nuestro granito de arena, juntarnos en una mesa y definir acciones de mejora, pero desde el punto de vista técnico no es fácil y es posible que nos encontremos en el futuro situaciones similares".

Igualmente, ha llamado a "trabajar con la ciudadanía para que esté más pendiente de actualización y modelos" y sensibilizar de que "tenemos que ir a que la cultura de un pronóstico no sea determinista sino que se mueva en un rango y que el ciudadano se ponga en el papel de qué puede ser lo peor aunque finalmente no pase".

"VAMOS A CICLOS HIDROLÓGICOS CADA VEZ MÁS EXTREMOS"

Pedro Oria ha resaltado que, a nivel global, "las tendencias son claras, vamos a ciclos hidrológicos cada vez más extremos en los dos sentidos", tanto en cantidad como ausencia de precipitaciones. Al respecto, ha subrayado que "si no fuera por las ultimas lluvias estaríamos batiendo récords de muy seco" en Navarra.

El delegado de Aemet en Navarra ha destacado que "llevamos diez años desde 2013 con inundaciones que corresponderían a periodos de retorno de los últimos cinco o diez años; lo normal sería que hubiera una única situación pero es que encontramos siete u ocho en los últimos años, como colofón esta última que supera a cualquier otra". "El cambio climático está empujando a que cada vez tengamos un clima cada vez más variable", ha remarcado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El delegado de AEMET en Navarra dice que "la predicción funcionó en las últimas crecidas"