• jueves, 21 de octubre de 2021
  • Actualizado 13:15

 

 
 

SOCIEDAD

La falta de atención presencial y las listas de espera copan las quejas en Navarra

El Informe Anual del Defensor del Pueblo de Navarra correspondiente al ejercicio 2020 contempla 3.393 actuaciones, 505 más (+17,5 %) que en 2019.

El Presidente del Parlamento de Navarra Unai Hualde junto al Defensor del pueblo navarra Francisco Javier Enériz momentos antes del comienzo de la sesión. MIGUEL OSÉS
El Presidente del Parlamento de Navarra Unai Hualde junto al Defensor del pueblo navarra Francisco Javier Enériz momentos antes del comienzo de la sesión. MIGUEL OSÉS

El defensor del Pueblo de Navarra, Javier Enériz, ha visto respaldado por el pleno del Parlamento foral el informe de la institución referido a 2020, cuando "la pandemia lo marcó todo, golpeó prácticamente todo", como revela su contenido.

Lo ha dicho en referencia a los motivos de muchas de las 3.400 actuaciones acumuladas por su oficina el pasado año, con 1.740 consultas y 1.400 quejas, como las referidas a las de funcionamiento de residencias de mayores o las de recepción de prestaciones.

La falta de atención presencial en distintos servicios, el aumento de las listas de espera en Salud, la suspensión de clases presenciales, las medidas sanitarias para la vuelta a las aulas, las restricciones a la movilidad, el ocio y el deporte, o el orden de vacunación, son asuntos que copan las demandas de los 5.700 ciudadanos que el pasado año se acercaron a la institución.

"Prácticamente todas las administraciones colaboran", ha reconocido Enériz, quien sin embargo ha recordado su demanda de apoyo al Parlamento "para establecer algún sistema de multas coercitivas, no para recaudar sino como medio de disuasión para que se colabore cuanto antes", ya que la otra alternativa es el código penal al que ha desestimado recurrir.

También ha agradecido la "sensibilidad" del Parlamento para atender a su demanda de poner en marcha el servicio de mediación.

El Informe Anual correspondiente al ejercicio 2020, es un dossier que contempla 3.393 actuaciones, 505 más que en 2019, lo que supone un aumento del 17,5 %.

La labor de supervisión desplegada en 2020 ha permitido hacer llegar a las Administraciones Públicas de Navarra 77 sugerencias (otras 27 de índole normativo), 226 recomendaciones y 77 recordatorios de deberes legales (en total 407 decisiones).

Todo ello fruto de los 5.706 ciudadanos que se han dirigido a la institución para, entre otros, realizar 2.582 consultas y presentar 1.416 quejas (han gestionado 1.602, incluidas los pendientes de 2019), el 65,5 % admitidas a trámite. Se han practicado 866 investigaciones, 839 de ellas con motivo de las quejas recibidas, 18 de oficio y 9 a propuestas ciudadanas.

Las diez materias en las que más quejas se han recibido han sido, por este orden, bienestar social (327), covid-19 (294), función pública (71), vivienda (68), acceso a un empleo público (63), tráfico y seguridad vial (56), educación (49), Hacienda (49), medio ambiente (49) y sanidad (49).

Con intervenciones en orden de menor a mayor representación, Marisa de Simón (I-E) ha considerado que el informe pone de manifiesto el "importante mecanismo de participación ciudadana" que supone la existencia del defensor del Pueblo de Navarra, y que los asuntos que recibe de la ciudadanía ofrecen "una información valiosa" sobre los problemas sociales.

En la misma línea, Mikel Buil (Podemos) ha considerado que el informe revela el "año muy especial, durísimo" transcurrido, dados los "malestares" exteriorizados por la ciudadanía, especialmente en dos campos, "covid y Bienestar Social", ha dicho para respaldar él también a una institución que "necesita más herramientas" y que demuestra "ambición por mejorar" con la propuesta de establecer sanciones.

A ese punto se ha referido por EH Bildu Adolfo Araiz para mostrar su "acuerdo" y anunciar un inminente impulso a la proposición de Ley "sencilla pero que da respuesta a una problemática, la del creciente aumento de administraciones y entidades no colaboradoras" con el defensor del Pueblo, cuya "lista negra" ha pedido hacer pública y ha advertido de que los incumplidores pertenecen a diferentes partidos.

María Solana, de Geroa Bai, ha valorado el trabajo y la "figura de hombre justo" de Enériz, a quien ha mostrado su "agradecimiento infinito", además de respaldar su demanda de articular "medidas que obliguen o ayuden a que las instituciones cumplan con su deber" y su función de "árbitro" entre la ciudadanía y la administración.

La socialista Inmaculada Jurío también ha valorado la existencia de la oficina del Defensor del Pueblo y los "términos de eficacia y eficiencia", además de la "austeridad" en los que lo hace, y ha llamado la atención de que el euskera "no está en el foco de los ciudadanos", por lo que ha pedido "sacarlo de este debate partidista".

Finalmente, Juan Luis Sánchez de Muniáin (Navarra Suma) ha mostrado su "preocupación por el deterioro" que en la atención de los servicios públicos revela el informe, y ha reclamado especialmente la recuperación en salud y vivienda, donde existe "un problema muy grave".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La falta de atención presencial y las listas de espera copan las quejas en Navarra